El Gobierno autoriza al CNI a dar información al juez que investiga el espionaje a Sánchez, Robles y Marlaska con Pegasus

Pedro Sánchez, a su llegada al Congreso de los Diputados el pasado miércoles.
Pedro Sánchez, a su llegada al Congreso de los Diputados el pasado miércoles.
EFE

El Gobierno autoriza al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a compartir con el juez que investiga el espionaje al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a varios de sus ministros toda la información al respecto. Así lo ha aprobado este martes el Consejo de Ministros en su reunión semanal, en la que se ha tratado dicho punto, que desde el Ejecutivo aclaran que no se trata de una "desclasificación" al uso porque, en este caso, "no hay documentos que desclasificar".

"Lo que hemos acordado es un trámite dentro del procedimiento judicial, un formalismo", ha señalado la ministra portavoz, Isabel Rodríguez. La responsable de la cartera de Política Territorial ha añadido que "no se desclasifica nada" y que el movimiento se enmarca "dentro de las actuaciones" de la Audiencia Nacional en el marco que de la denuncia presentó el Gobierno tras conocer, a través del Centro Criptológico Nacional (CCN) que los terminales móviles de Sánchez y de los ministros de Defensa e Interior, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska, fueron infectados con el malware Pegasus. Fuentes gubernamentales han clarificado después que lo aprobado en el Consejo es permitir que los funcionarios que hicieron el examen de dichos teléfonos puedan testificar si son requeridos por la autoridad judicial.

El Ejecutivo denunció ante la Audiencia Nacional el espionaje de los móviles a comienzos de este mes. Lo comunicó el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, el 2 de mayo en una rueda de prensa en Moncloa que fue convocada con apenas dos horas de antelación en un día que era festivo en la Comunidad de Madrid y que llegó unos días después de que se revelase el supuesto espionaje a más de 60 dirigentes independentistas entre 2017 y 2020. Con semblante serio, Bolaños denunció dos intromisiones al terminal del presidente en mayo y en junio del pasado año. 

En concreto, a Sánchez le sustrajeron 2,6 gigabytes de información en la primera incursión y 130 megabytes en la segunda, mientras del móvil de Robles se extrajeron 9 megabytes de datos. Tras conocerse esta información, el CCN realizó un análisis pormenorizado del móvil del resto de ministros y descubrió que el terminal del ministro del Interior también había sido infectado con el virus espía Pegasus en junio de 2021 -le fueron extraídos 6,3 gb de información- y que se produjo un intento en el móvil del responsable de Agricultura, Luis Planas, que terminó siendo fallido.

Tras una polémica entre Bolaños y Robles sobre de quién era la responsabilidad de la seguridad del móvil de Sánchez, el jefe del Ejecutivo decidió cesar a la que hasta hace días era la directora del CNI, Paz Esteban, en lo que también se interpretó como un pago político a ERC, socio indispensable para el Ejecutivo que pedía dimisiones por las escuchas -que se han demostrado legales- a varios de sus líderes. "Es evidente que ha habido un fallo en la seguridad de las comunicaciones del Gobierno de España. Y lo que ha hecho el Gobierno ha sido lo que hemos hecho siempre: cumplir con la ley, poner en conocimiento de la Justicia estos hechos delictivos y actuar con absoluta transparencia", lanzó el presidente en el Congreso para justificar el "relevo" de Esteban.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento