El PSOE vuelve a aliarse con PP, Vox y Cs para impedir una comisión de investigación en el Congreso sobre el 'caso Pegasus'

  • Es la segunda vez en unas semanas que los socialistas impiden que la Cámara Baja investigue el espionaje.
  • El presidente Pedro Sánchez comparecerá este jueves ante el Pleno del Congreso para dar explicaciones.
El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez.
El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez.
EFE

Definitivamente, no habrá comisión de investigación en el Congreso en relación al supuesto espionaje a dirigentes independentistas catalanes y vascos con el programa Pegasus. Este martes, el PSOE volvió a unir sus votos a los de PP, Vox y Cs para bloquear una solicitud en este sentido registrada por Unidas Podemos y los habituales socios independentistas y progresistas del Gobierno, que exigían que la Cámara Baja indagase en "la vinculación de diversos estamentos oficiales del Estado y un entramado mediático, empresarial y 'parapolicial'".

Se trata de la segunda vez en apenas unas semanas que los socialistas se unen a la derecha para rechazar una comisión de investigación sobre Pegasus. Ya lo hicieron así el pasado día 4 de mayo, cuando sí se aprobó -pese a que el PSOE también votó en contra, en este caso junto a Unidas Podemos- la comparecencia del presidente Pedro Sánchez ante el Congreso. Esa comparecencia tendrá lugar el jueves, y este martes el portavoz del PSOE en la Cámara Baja, Héctor Gómez, prometió que Sánchez actuará "con transparencia" y dará "toda la información que se requiera".

Gómez, además, justificó el voto contrario del PSOE a abrir una comisión de investigación sobre Pegasus argumentando que el único sitio donde los diputados pueden debatir en relación a las actividades de inteligencia es la comisión de gastos reservados, más comúnmente conocida como comisión de secretos oficiales. "Nos remitimos a esa comisión", zanjó el portavoz. Hace unos días, la por entonces directora del CNI, Paz Esteban, compareció en ese órgano a puerta cerrada, aunque sus explicaciones no satisficieron a ERC, PNV o EH Bildu y, de hecho, fue cesada unos días después por el Gobierno.

Estos grupos, junto a Unidas Podemos y a otros como Más País, Compromís, BNG o la CUP, registraron esta segunda solicitud de abrir una comisión de investigación después de que la primera fuera rechazada, e intentaron sortear el bloqueo del PSOE ampliando el alcance de la iniciativa y apenas mencionando expresamente el caso Pegasus en unas pocas ocasiones. En concreto, los grupos firmantes de la solicitud planteaban la necesidad de investigar las relaciones del Estado con "un entramado mediático, empresarial y 'parapolicial'" que, a su juicio, empleó fondos reservados con fines "espurios" y ajenos al interés general. 

Estas formaciones acusaban en su iniciativa a Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior en el primer gobierno de Mariano Rajoy, de tener una estrecha relación con este entramado. Y recordaban que la existencia del "sistema institucionalizado" y "al margen de la ley" de investigación que Fernández Díaz promovió -la conocida como policía patriótica- quedó acreditado en unas conclusiones aprobadas por "una mayoría amplísima de representantes" en una comisión de investigación del año 2017. 

Con la idea de no centrar la comisión de investigación en Pegasus para tratar de sortear las reticencias del PSOE, las formaciones que presentaron la iniciativa tan solo dedicaban dos párrafos de un total de 7 páginas a esas escuchas, y además recordaban que el presidente Sánchez, también ha sido víctima de la intervención de su teléfono. Eso sí: Unidas Podemos, ERC, EH Bildu y el resto de los partidos avisaban de que investigar lo ocurrido era únicamente un paso previo a la "asunción de responsabilidades pertinentes y la depuración de responsabilidades", dado que el cese de Paz Esteban como directora del CNI ha servido para que los independentistas dejen de exigir más cabezas, aunque sí para que rebajen el tono.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento