Joven, con trabajo y sin ahorros: ¿cómo puedo conseguir una hipoteca?

Varias personas en una terraza del centro de València, este lunes.
Varias personas en una terraza del centro de València.
BIEL ALIÑO / EFE

Los millennials ya no son esos estudiantes universitarios que llenaron las calles y plazas de España en ese lejano 15M del 2011. Los integrantes de esta generación rondan o superan ya la treintena, trabajan desde hace un tiempo y empiezan a plantearse la opción de adquirir una casa. 

Sin embargo, al valorar si se pueden permitir o no la compra de una vivienda, muchos jóvenes se dan de bruces con una dura realidad: no tienen ahorros para pagar el 20% de entrada que la mayoría de los bancos exigen para conceder una hipoteca.

Ahora bien, no tener todo ese dinero ahorrado no siempre impide contratar un préstamo para comprar una vivienda. Según el comparador bancario HelpMyCash.com, existen unos profesionales especializados en conseguir hipotecas de más del 80% habitual para jóvenes con trabajo estable que aún no han tenido tiempo de reunir muchos ahorros: los llamados brókers o intermediarios hipotecarios.

Acompañamiento personalizado

Un bróker hipotecario es un profesional, autónomo o empleado por una agencia de intermediación, que se dedica a conseguir hipotecas para sus clientes. Como conoce todos los entresijos del mercado inmobiliario, sabe qué bancos se adaptan mejor al perfil de cada solicitante. También al de los millennials que tienen poco dinero ahorrado pese a contar con un trabajo estable y solvencia económica.

Al contratar sus servicios, por lo tanto, el joven no tiene que perder su tiempo en visitar las oficinas de decenas de bancos, pues es el bróker el que se encarga de mandar su solicitud a las entidades que se adaptan mejor a su perfil. Además, el intermediario negociará con cada uno de esos bancos para conseguir unas condiciones que se ajusten a la situación del cliente, por ejemplo, una financiación de hasta el 90% o el 100% de la compra.

Esa negociación también permite obtener un interés más bajo que el que el solicitante conseguiría por su cuenta. Eso es especialmente ventajoso si se quiere contratar una hipoteca fija, ya que los bancos están encareciendo estos productos y cada vez es más difícil firmar un interés fijo por debajo del 2%. Según HelpMyCash, el bróker puede encargarse de llegar a un acuerdo con el banco para que ofrezca un tipo fijo de alrededor del 1,50% o incluso por debajo.

Foto de archivo de unas llaves de una vivienda.
Foto de archivo de unas llaves de una vivienda.
GTRES

¿Vale la pena pagar sus honorarios?

Conviene tener en cuenta, eso sí, que la mayoría de estos brókers cobran por su trabajo. Sus honorarios pueden ser más altos o más bajos dependiendo de las tarifas de cada intermediario: algunos aplican una comisión porcentual de entre el 1% y el 5% sobre el importe de la hipoteca obtenida y otros piden que se les pague una cantidad fija de entre 3.000 y 5.000 euros de media. Eso sí, todos tienen en común que solo cobran si el préstamo se contrata con ellos. Es decir, que si el cliente rechaza cualquiera de las ofertas obtenidas, no tiene que pagar nada.

De todos modos, desde el comparador señalan que pagar estos honorarios suele salir a cuenta. En primer lugar, porque el cliente podrá obtener una hipoteca que le resultaría muy complicado contratar en caso de ir por libre y, por lo tanto, podrá comprar la casa que quiere. En segundo lugar, porque los brókers suelen conseguir mejores intereses que los que la banca anuncia y los que ofrece a los clientes que solicitan un préstamo por su cuenta. En consecuencia, su tarifa se termina compensando por el dinero que se ahorra en intereses a lo largo de todo el plazo de devolución del dinero prestado.

También hay intermediarios que no cobran nada al cliente (su comisión la paga el banco con el que se contrata la hipoteca), pero su servicio suele ser menos completo y rara vez consiguen financiación de más del 80% de la compra. Tampoco asesoran al solicitante sobre qué préstamo le conviene más, solo explican las condiciones de las ofertas conseguidas. En la página web del comparador se puede consultar cómo trabajan los brókers gratuitos y los de pago y cuándo conviene más contratar a unos o a otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento