El analista ruso Dmitry Suslov: "Existe el riesgo de una guerra sin fin. Un año de baja intensidad y luego una explosión violenta"

Dos soldados ucranianos inspeccionan un enorme agujero abierto por un ataque aéreo ruso en Donetsk.
Dos soldados ucranianos inspeccionan un enorme agujero abierto por un ataque aéreo ruso en Donetsk.
EP / Daniel Ceng Shou-Yi

Cuando casi se cumplen tres meses del inicio de la invasión rusa en Ucrania, la situación bélica sigue siendo intensa y preocupante. Muchos analistas tratan de descifrar cuales serán los próximos pasos del Ejército ruso y el devenir del conflicto en las próximas semanas, meses o incluso años. Según afirma en una entrevista con el medio italiano Corriere della Sera Dmitry Suslov, director del Centro de Estudios Europeos e Internacionales de la Escuela Superior de Economía de Moscú, un think tanks ruso: "Occidente quiere una derrota rusa y no está dispuesto a entrar en un acuerdo que sea aceptable para nosotros".

"Rusia pedirá el reconocimiento de Crimea como parte de la Federación Rusa y que el Donbás no sea parte de Ucrania. Lo más probable es que también plantee el problema de Jersón y otras áreas controladas por las tropas rusas. Si esta es la posición occidental, no puede haber acuerdo. Esto significa que el La guerra continuará y Rusia probablemente lanzará un ataque contra Odesa para separar a Ucrania del Mar Negro".

Para Suslov, el ritmo del avance no es tan rápido como le gustaría al Kremlin, pero se debe a múltiples razones: "Primero, el liderazgo político ruso duda en aumentar el nivel de tropas. El gobierno está comprometido a continuar la lucha con un número limitado de fuerzas y, hasta donde yo sé, la razón detrás de esta elección es que queremos preservar una percepción de la vida normal en Rusia. Quieren que la gente piense que hay una operación especial en algún lugar, pero que no tiene impacto en la vida cotidiana. Y de hecho, desde un punto de vista económico, cultural y de ocio, la vida en Rusia continúa como antes". 

"No hay sentido de movilización y si no ves la televisión no tienes la impresión de que estamos librando una guerra en Ucrania. Esto se considera muy importante para preservar la estabilidad política y por lo tanto no habrá incremento en el esfuerzo bélico", afirma.

Sobre la situación de aislamiento internacional también se ha pronunciado Suslov, afirmando que no existe esa sensación en el país: "Occidente ha demostrado ser casi incapaz de movilizar a los países no occidentales. Y también hay fricciones internas dentro de Occidente: fíjate por ejemplo en el sexto paquete de sanciones contra Rusia, aún bloqueado por el embargo petrolero. También se ven divisiones sobre las tropas a desplegar en los países fronterizos de la OTAN, que querrían un número muy superior al realmente decidido".

Si finalmente se conquista todo el Donbás, el analista ruso considera que se plantearían dos hipótesis de cara al futuro, pero que la de la guerra sin fin "se ha incrementado mucho". "Tras haber cortado el acceso de Ucrania al Mar Negro, podría producirse una desescalada por agotamiento de todas las partes. Y cuando digo partes agotadas me refiero no solo a Rusia y Ucrania sino también a Occidente, cuyo potencial de suministro de armas ya está al límite, especialmente en Europa. Es diferente para Estados Unidos, donde, sin embargo, los factores políticos internos ya comienzan a pesar. Será un hecho fisiológico, pero la guerra podría continuar a menor intensidad durante al menos un año. Entonces podría haber una reanudación violenta de las hostilidades".

"En reversa. Personalmente, me gustaría mucho tener una solución negociada y saludo la iniciativa del gobierno italiano, que acaba de proponer un plan. Puede que no estemos de acuerdo con algunas ideas, pero la iniciativa es digna de elogio y es útil. Hay países y líderes en Europa que quieren terminar esta guerra sin una derrota para ninguno de los bandos, pero con un compromiso: entre ellos están Draghi, Macron y Scholz. Pero lamentablemente el Reino Unido, Polonia, los países bálticos junto con los estadounidenses quieren una guerra de desgaste y la derrota estratégica de Rusia", reconoce Dmitry Suslov.

Así mismo, la entrada de Finalndia y Suecia en la OTAN también podría traer nuevas tensiones en la zona y Suslov considera que sería "una violación deliberada y deliberada de las líneas rojas indicadas por Rusia, otra prueba de la intención de humillarnos". "La frontera ruso-finlandesa dejará de ser una frontera amistosa y Finlandia será un potencial escenario de guerra, aunque solo sea una ciberguerra .. En el caso de tropas o bases de la OTAN en Finlandia, entonces no tengo dudas de que Rusia explicaría y apuntaría armas nucleares tácticas contra Finlandia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento