El registro de la marca 'Sumar' por parte de Yolanda Díaz sin informar antes a Podemos evidencia su distanciamiento

  • Los morados restan importancia a la asociación inscrita por la vicepresidenta: su alejamiento viene de antes.
  • El entorno de Díaz defiende que tampoco informó a IU ni Más País e insiste en que el protagonismo no será de los partidos.
  • 'Sumar' permitirá a la ministra realizar trámites burocráticos, alquilar espacios o contratar personal sin depender de las formaciones.
Las ministras de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (i); Igualdad, Irene Montero (c); y de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra (d), a su llegada a la reunión que el grupo parlamentario confederal de Unidas Podemos.
Yolanda Díaz, Ione Belarra e Irene Montero, hace meses en una imagen de archivo.
EFE

Que el entorno de Yolanda Díaz haya registrado una asociación de nombre 'Sumar' para tener un instrumento jurídico de cara a su "proceso de escucha" -tras el cual decidirá si se presenta a las elecciones generales- no ha molestado en Podemos, pero sí es una señal más del distanciamiento que, desde hace meses, es patente entre la vicepresidenta y el partido morado. En la formación lleva un tiempo existiendo un sentimiento de agravio y hay dirigentes que se quejan de que Díaz ningunea a Podemos y no le informa de los pasos que va dando. La tensión, lejos de disminuir, va en aumento y lo que subyace es una disputa por quién controlará el futuro proyecto en las generales y decidirá la hoja de ruta política.

El nuevo capítulo de este desencuentro se escribió el pasado miércoles, cuando se conoció que personas del círculo cercano de Díaz habían registrado ante el Ministerio del Interior la marca Sumar. Tras unos primeros minutos de confusión, fuentes próximas a la vicepresidenta aclararon que lo que se ha inscrito es únicamente una asociación, no un partido político, y argumentaron que únicamente funcionará como "un instrumento para organizar el proceso de escucha". "No es la plataforma ni un partido político para presentarse a las elecciones, esa decisión no está tomada", insistieron estas fuentes.

La vicepresidenta quería mantener la discreción sobre la marca que ha registrado hasta que Interior confirme que queda inscrita definitivamente, lo que previsiblemente ocurrirá tras las elecciones andaluzas. Y esa discreción era extensiva también a sus propios compañeros de espacio político, ya que el jueves la ministra de Igualdad y número dos de Podemos, Irene Montero, confirmó que el partido morado no conocía las intenciones de Díaz. El entorno de la vicepresidenta asegura, no obstante, que tampoco se informó a IU o Más País de este paso.

Lo cierto es que Podemos resta importancia al registro de una asociación que servirá para poder organizar la gira de Díaz por España sin tener que depender de los partidos políticos, y que le permitirá realizar trámites burocráticos, alquilar espacios o contratar personal. Una vez descartado que Sumar fuera un partido político, los morados consideran incluso positivo que la vicepresidenta comience a mover hilos para iniciar su proceso tras las andaluzas. Los problemas entre ambos son más de fondo y, para Podemos, tienen que ver tanto con el supuesto desapego de Díaz con el partido como con una posición política que algunos sectores morados no consideran suficientemente combativa.

Desde hace meses, al menos una parte de la cúpula de Podemos considera que la vicepresidenta segunda, pese a haber recibido la vara de mando del espacio de Unidas Podemos, no ejerce suficientemente como líder del espacio y actúa de manera demasiado autónoma. En el partido no gustó, por ejemplo, que Díaz no actuara hasta el final para solventar el choque entre Podemos e IU a tenor de quién debía ser el candidato de la lista conjunta para concurrir a las elecciones en Andalucía, una alianza que solo se cerró en el último momento tras la intervención de Díaz y en la que se apuraron tanto los tiempos que Podemos quedó jurídicamente fuera de la coalición Por Andalucía.

La fuerza de cada actor

Las diferencias, no obstante, son más profundas y tienen mucho que ver con cómo entienden Díaz y Podemos que debe configurarse el espacio político de cara al próximo ciclo electoral. Los morados consideran que aún siguen siendo el actor principal a la izquierda del PSOE y, como se vio en la negociación en Andalucía, quieren hacer valer su peso para tener un papel preeminente en la candidatura de la vicepresidenta, si finalmente cristaliza. Pero Díaz lleva meses insistiendo en que los partidos -todos ellos- deben quedar en un segundo plano en su plataforma, y eso implica situar a Podemos al mismo nivel que actores como IU o Más País.

En ese sentido, tanto la dirigente como el partido han sido muy insistentes a la hora de definir lo que, para Podemos, debe ser un "frente amplio" y para Díaz un espacio en el que los partidos giren en torno un liderazgo independiente como el suyo. Hace unas semanas, por ejemplo, toda la cúpula morada insistió en que "el espacio de Yolanda Díaz es Unidas Podemos" después de que el presidente Pedro Sánchez defendiera "un Gobierno de centroizquierda del PSOE con lo que represente el espacio de Yolanda Díaz” tras las próximas elecciones. La dirigente, por el contrario, insiste cada vez que le preguntan en que no pertenece a ningún partido y no rinde cuentas ante la dirección de Podemos.

En esa tensión se mueve un proyecto que aún no ha nacido pero para el que todos los partidos y también la propia Díaz están tomando posiciones. Para la vicepresidenta es fundamental contar con el apoyo de los partidos a la izquierda del PSOE para evitar disonancias y también para utilizar sus aparatos como plataforma para organizar la campaña electoral, nutrirse de cuadros y, en general, tener una base material y de militantes con la que trabajar, aunque tener Sumar a su disposición le da un cierto margen de autonomía. Pero, a cambio, los partidos pedirán puestos, recursos y capacidad de marcar líneas políticas en esa futura plataforma, si finalmente se concreta. De ahí que Podemos y Díaz se necesiten y, a la vez, sus intereses a nivel interno sean contrapuestos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento