Encuesta DYM | El PP sigue al alza y podría alcanzar la Moncloa con un Vox estancado

  • Feijóo sería el líder más votado y aspiraría a sumar mayoría absoluta junto a Abascal.
  • La izquierda se dejaría 19 escaños en el mejor escenario y tendría muy complicado seguir gobernando.
Estimación de voto y escaños.
Estimación de voto y escaños.
Henar de Pedro

El PP ganaría las elecciones generales si se celebrasen hoy y, en el supuesto más favorable para la derecha, podría gobernar con el apoyo de Vox. Así lo refleja la encuesta elaborada por DYM para 20minutos, que estima que la formación liderada por Alberto Núñez Feijóo conseguiría un 28,4% de los votos y entre 118 y 121 escaños, lo cual, sumado a los entre 53 y 57 que obtendría Vox (con un 16% de las papeletas), le permitiría alcanzar 178 actas, dos por encima de la mayoría absoluta.

En el lado opuesto del espectro político, el barómetro de mayo –cuyo trabajo de campo se realizó entre los días 11 y 13 de este mes y ya recoge los efectos de acontecimientos como el caso Pegasus– consolida la tendencia ya iniciada en abril. La encuesta estima que, en unas generales, el PSOE solo podría ser segunda fuerza con un 26,3% de los sufragios y de 103 a 108 diputados, mientras Unidas Podemos quedaría en cuarto lugar con el 11,5% de los votos y entre 24 y 27 parlamentarios. Más País completaría el bloque con dos o tres escaños.

Evolución de la estimación de voto.
Evolución de la estimación de voto.
Henar de Pedro

Eso supone que, en la mejor previsión para ellos, los tres partidos progresistas de implantación nacional únicamente sumarían 138 escaños, 19 menos que actualmente, y tendrían muy complicado gobernar incluso si PP, Vox y Cs (que obtendría una o dos actas) no sumaran mayoría absoluta. Para ello necesitarían del apoyo sin fisuras de prácticamente todo el resto de pequeñas formaciones regionalistas, nacionalistas e independentistas.

El buen momento que vive el PP desde la llegada al liderazgo de Feijóo lo refleja la tendencia ascendente que, por tercer mes consecutivo, le lleva a mejorar sus resultados: en concreto, ocho décimas de punto con respecto a abril. Ese es exactamente el mismo porcentaje de estimación de voto que pierde Vox, que encadena su tercer mes consecutivo a la baja desde el pico del 19,9% de estimación de voto que obtuvo en febrero, a raíz de la crisis interna en el PP que terminó con la dimisión de Pablo Casado como presidente de la formación.

Por el contrario, en la izquierda las transferencias son más moderadas: el PSOE obtiene casi el mismo resultado que el mes pasado (dos décimas menos) y Unidas Podemos crece medio punto, del 11% al 11,5%. Los socialistas no logran recuperarse del bajón que sufrieron en abril, aunque se mantienen en cifras de estimación de voto ligeramente superiores a las que tenían cuando estalló la crisis en el PP, mientras los morados aún siguen lejos del 13,2% que registraron en octubre.

Un electorado mucho más movilizado

Que a la derecha le vaya sensiblemente mejor en el barómetro que a la izquierda se explica, en buena parte, por el hecho de que su electorado está mucho más movilizado. Los datos de fidelidad de voto así lo reflejan. Un mes más, y como ya es habitual, Vox es el partido que retiene más eficazmente a su electorado, ya que un 87% de quienes lo votaron en 2019 asegura que repetiría. Por su parte, un 80% de los votantes del PP de hace tres años escogería ahora la papeleta de Núñez Feijóo.

Esos datos son claramente mejores que los de la izquierda, donde una parte importante del electorado no se muestra fiel al partido al que votó en 2019. En este sentido, solo el 68% de los electores del PSOE dicen que volverían a votar socialista, y la cifra para Unidas Podemos es aún peor: tan solo el 63% elegirían de nuevo la papeleta morada. Eso supone que, si se celebrasen hoy los comicios, morados y socialistas solo tendrían confirmado el apoyo de dos de cada tres de sus votantes de las pasadas elecciones.

No obstante, quien experimenta una auténtica sangría es Cs, que solo retiene a 36 de cada 100 de sus votantes de 2019. De hecho, el 22,6% de quienes eligieron la papeleta naranja votarían ahora por el PP, y otro 24,3% dice no saber qué votará o no quiere contestar a la pregunta. Los populares también recibirían un importante trasvase de votantes socialistas: en concreto, el 10,3% de quienes votaron a Pedro Sánchez dicen ahora que optarían por Feijóo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento