Barcelona promueve la creación de nueva vivienda asequible para jóvenes, mayores, investigadores y artistas

Panorámica de la ciudad de Barcelona.
Panorámica de la ciudad de Barcelona.
David Zorrakino / Europa Press

El gobierno de Colau prevé aprobar una nueva herramienta para promover las viviendas dotacionales a precios asequibles -que sirven para atender de forma provisional a personas con necesidad habitacional- destinadas a los colectivos que tienen más dificultades para emanciparse, como los jóvenes, y a aquellos que llegan a Barcelona para realizar una actividad concreta, como los investigadores.

La segunda teniente de alcaldía de Urbanismo, Janet Sanz, ha explicado este martes que, con este objetivo, se impulsa la Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) para ordenar las residencias de estudiantes y los alojamientos dotacionales privados situados en suelo destinado a equipamientos, algo que ya se aprobó en noviembre de 2020 y que, tras trabajos de mejora y concreción, se someterá al último trámite municipal en el próximo pleno del 27 de mayo.

Sanz ha apuntado que, con esta modificación, "nos adaptamos a la legislación de Cataluña" que, en 2019, aprobó un decreto para "garantizar que estas viviendas no sólo pudieran hacerse desde lo público, sino también desde lo privado". Así, ha dicho, cabe la posibilidad de que lo actores privados puedan construir equipamientos en este suelo y añadan este tipo de vivienda encima -como ya se hace desde lo público-, en lugar de hacer residencias de estudiantes incompatibles con otros servicios.

Entre 350 y 400 euros

Los objetivos principales de esta modificación son generar alojamientos asequibles e independientes; potenciar este tipo de vivienda evitando la especulación con los suelos de equipamiento y garantizando los servicios básicos y de proximidad; distribuir estos alojamientos por toda la ciudad para evitar la concentración y reducir el impacto de las residencias de estudiantes. Los precios, ha detallado Sanz, oscilarían entre los 350 y los 400 euros aproximadamente.

Estas viviendas dotacionales van destinadas a las personas "que tienen más dificultades de emancipación y para encontrar una vivienda a un precio asequible", como los jóvenes, las personas mayores, las familias monoparentales, las mujeres que han sufrido violencia machista, los adultos en riesgo de exclusión y también investigadores y artistas que llegan a la ciudad para trabajar durante un tiempo determinado.

Los alojamientos podrán ser de tres tipos: completos, es decir, sin compartir espacios más allá de los lugares de paso y con un mínimo de 36 metros cuadrados; con espacios comunitarios que "crean cohesión social" y con un mínimo de 30 metros cuadrados, y residenciales colectivos, lo que se traduce en habitaciones individuales o dobles con baño y espacios tanto comunitarios como colectivos. 

La modificación elimina, además, el límite de superficie de suelo de equipamiento para construir viviendas dotacionales públicas, lo que permite fomentar todas "las que sean necesarias". En cuanto a las de titularidad privada, se establece un límite del 7,5% del suelo de equipamiento, lo que deja un potencial de 10 hectáreas para este tipo de alojamiento que se traducen en unas 3.000 viviendas de este tipo.

Ordenar las residencias de estudiantes

Por otra parte, el gobierno municipal busca dar respuesta al "aumento de residencias de estudiantes privadas en suelos de equipamiento que se ha producido en los últimos años". El Ayuntamiento señala que, actualmente, entre las residencias activas y las previstas, hay un total de 79 con 13.800 plazas, de las cuales 32 son privadas y están ubicadas en suelo de equipamiento. 

Este crecimiento, indican, "ha supuesto la pérdida de una superficie destinada a equipamientos y servicios básicos y han provocado rechazo vecinal por el impacto que generan en el entorno". Así, para evitar que estas residencias se instalen en zonas saturadas y garantizar el descanso de los vecinos, el gobierno de Colau prevé establecer un máximo de 350 plazas por residencia y ratios que determinen su ubicación

La modificación también prevé, por otra parte, que los precios de las residencias sean asequibles, con una rebaja en los precios de entre el 30 y el 50%, de manera que el precio máximo por habitación doble sea de unos 550 euros y la individual, de 600, ha avanzado Sanz.

En cuanto a la garantía de servicios básicos en el suelo de equipamiento en el que se instalen viviendas dotacionales, se regula que, en caso de implantar este alojamiento en suelo destinado a uso docente, sanitario, asistencial, cultural, deportivo, de abastecimiento o de seguridad, será necesario reponerlo o realizar una construcción mixta.

Contacta con el equipo de 20minutos en Barcelona

  • ¿Quieres trasladarnos una queja o una denuncia del barrio o municipio en el que vives de #Barcelona? ¿Quieres denunciar algo de tu zona para que lo cambien, arreglen o mejoren? Mándanos tus reclamaciones a zona20barcelona@20minutos.es o a través del hashtag #MiBarrio20m.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento