Alba Díaz se somete a una reducción de pecho por motivos de salud: "Me limitaba y me hacía sentir incómoda"

Alba Díaz, hija de Vicky Martín Berrocal.
Alba Díaz, hija de Vicky Martín Berrocal.
GTRES

Precisamente hace pocas semanas Alba Díaz era noticia por el uso de un sujetador para las chicas con mucho pecho. Y sin embargo, ha sorprendido a sus seguidores -cerca de 280.000- desde quirófano explicando que se ha sometido a una operación de reducción y colocación de pecho más por los inconvenientes de salud que podría tener que por cualquier otra razón, incluida la estética.

Ya desde casa y a través de sus stories, la joven de 22 años ha explicado todos los detalles que sus followers querían saber, hablando con naturalidad sobre su experiencia, explicando, entre otras cosas, que tomó la decisión hace un año. "Me di cuenta de que lo tenía que hacer sí o sí. No era una cuestión estética, sino de salud", ha aclarado desde el principio la hija de Vicky Martín Berrocal y El Cordobés.

Alba, que lleva todo este tiempo consultando a doctores, ha comentado cada duda que le han hecho llegar. Por ejemplo, que ha pasado de una talla 120 a una 85-90 y aprovecha para asegurar que a ella, aunque todo dependa "del aguante que tengas", no le está doliendo demasiado. "Simplemente molesta y noto presión y pinchacitos", ha matizado.

Tras una operación "de T invertida, la única manera de reducir el pecho", Alba está convencida de que le compensaría "aunque pasase por mucho dolor". "Estoy más que feliz por haber dado el paso", ha agregado, así como ha contestado que la intervención, desde que la recogieron en la habitación de la clínica hasta que volvió duró 3 horas y no se enteró de nada y que el más duro es el posoperatorio del primer día.

Alba Díaz no ha dudado en aclarar que irá dando más detalles conforme le vayan haciendo las curas y quitando las vendas, pero que lo recomienda para quien, como ella, lo ha pasado mal: "He sabido llevarlo siempre, utilizaba prendas que me hacían sentir mejor. Pero llegó un punto en el que me limitaba y me hacía sentir incómoda. Los dolores de espalda aumentaban y operarme no era una opción: tarde o temprano tendría que hacerlo".

Esto se debía a que le molestaba tener tanta talla "a la hora de hacer deporte". "Me pesaba mucho el pecho. Hago mucho boxeo y cuando saltaba a la comba lo pasaba fatal, terminaba con un dolor horrible, lo mismo me pasaba cuando corría y tuve que dejarlo. A la hora de dormir, me costaba encontrar la postura muchas veces y la calidad de mi sueño empeoraba. Me sentaba encorvada y tenía dolores de espalda. Se me había despegado la piel del esternón del peso del pecho…", ha detallado.

Vicky Martín Berrocal visita a su hija, Alba Díaz, tras su reducción de pecho.
Vicky Martín Berrocal visita a su hija, Alba Díaz, tras su reducción de pecho.
Instagram Alba Díaz.

Para acabar, la joven ha aclarado que la mamoplastia de reducción no afecta en el futuro a la hora de dar el pecho, que en su caso había material de sobra para recolocarlo, que "quien no arriesga no gana" o que llevará muy probablemente todos su sujetadores antiguos a donarlos a una iglesia porque en su casa no se tira la ropa. A pesar de que lo que más nerviosa le ponía era "el momento vía", por lo mal que lo pasa con la sangre, Alba ha finalizado diciendo: "A mí me daba respeto, claro que sí, pero más ganas tenía de verme y estar bien".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento