¿Y si no ganamos Eurovisión?

Chanel, durante su ensayo en el festival de Eurovisión.
Chanel, durante su ensayo en el festival de Eurovisión.
RTVE

Esta es, sin lugar a dudas, una de mis semanas favoritas del año. Si te gusta la televisión, el espectáculo y la música… en el mes de mayo tienes una cita ineludible con Eurovisión. Tras unos años de pandemia en los que el evento musical más importante del mundo se ha visto mermado, llega el momento de disfrutar del festival a lo grande. En esta ocasión la suerte (y el tesón) parecen estar dando sus frutos y la propuesta española encabezada por Chanel parte como una de las grandes favoritas para alzarse con la victoria y llevarse el micrófono de cristal a España.

Ensayo tras ensayo, entrevista tras entrevista, Chanel Terrero se perfila internacionalmente como una ganadora pero… ¡Cuidado! Nos estamos emocionando muchísimo y temo a los haters si hay un batacazo.

Lo tenemos todo para triunfar, pero propuestas como las del Reino Unido o Italia son también brillantes. Candidaturas como las de Suecia también son favoritas y Ucrania este año, además de un buen espectáculo, también tiene el respaldo masivo del público europeo.

¿Podemos ganar? Sí. ¿Es difícil? También. Quedar entre los 10 primeros sería bueno. Estar en el top 5, un triunfo. Subirnos al podio es lo justo y ganar sería una recompensa histórica más que merecida.

Pase lo que pase el sábado en la gran final de Eurovisión, todos deberíamos de tener más que claro que ya hemos triunfado: por primera vez en mucho tiempo vamos dispuestos a competir de verdad. Llevamos una representante que es una brillante artista 360, una canción que podría convertirse en un bailable éxito internacional y un espectáculo hipnótico.  

La candidatura española es un ejemplo de mucho esfuerzo, ganas, diversidad y trabajo duro que han hecho que nuestro país, después de años, se haya vuelto a ilusionar (de verdad) con la idea de ganar el festival de Eurovisión. Mis 12 points son para España: para Chanel.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento