Giro en el crimen de Esther López: una mujer, nueva implicada en su desaparición

Cuando este lunes la autopsia ha revelado la muerte violenta de Esther López de la Rosa, los nombres de sus amigos Carlos y Óscar y un supuesto amante, apodado 'El Manitas', han resonado con fuerza encima de la mesa de los investigadores.
Esther López de la Rosa.

Nuevo giro en las investigaciones para esclarecer la muerte de Esther López, de 35 años, encontrada sin vida en una cuneta el pasado 5 de febrero en Traspinedo (Valladolid) tras su desaparición el 13 de enero. 

Los investigadores de la Guardia Civil han encontrado en la goma del maletero del Volkswagen T-Roc gris de Óscar, principal sospechoso, la huella de una tercera persona junto a la de él y a la de la fallecida. Se trataría de la de una mujer, según ha revelado el análisis de ADN realizado y ha adelantado Caso Abierto. 

Dicha muestra de ADN presenta "un enorme estado de deterioro" y todo apunta que esa zona del maletero haya sido tratada con agentes químicos "como lejía o amoniaco" en un intento de borrar cualquier rastro. 

Al parecer, Óscar no habría sabido explicar cómo ha llegado a su maletero la huella de Esther mezclado con la suya y con la de otra persona y sigue manteniendo su versión de los hechos. 

Según este investigado, tras ver el partido de la Supercopa entre el Barcelona y el Real Madrid la noche del pasado 13 de enero, Esther y él se montaron en su coche junto con otro investigado, Carlos, quien se bajó en el restaurante La Maña. Fue entonces cuando Óscar discutió con la víctima porque ella quería seguir de fiesta y él no. Esther se bajó del coche y fue la última vez que la vio con vida. 

La familia de Esther López pidiendo justicia.

Las contradicciones de Óscar

Esto se produjo poco después de las 2.45 horas en un cruce de la urbanización El Romeral de esta población, en la que residía la víctima.

Las investigaciones han constatado, sin embargo, que el teléfono móvil de Esther estaba en la casa de Óscar sobre las 3.26 horas y que registró una actividad de más de 300 pasos durante la madrugada cuando él ha asegurado que se encontraba durmiendo.

Los investigadores también han revelado que entre las 6.00 y las 9.00 horas los móviles de ambos se pusieron en modo avión. Óscar aseguró que tras levantarse se fue a Valladolid, pero, gracias al sistema de geolocalización que tiene su coche, se ha descubierto que en realidad sale de Valladolid y se va a Traspinedo por la mañana con el teléfono en modo avión. Posteriormente, regresa a Valladolid, donde está un cuarto de hora lavando su coche, como han demostrado las cámaras de seguridad.

Hay otros dos indicios que socavan la credibilidad de Óscar. Por un lado, los investigadores han hallado un pequeño golpe en un faro y un intermitente del coche tras desmontar el parachoques delantero. Por otro lado, se ha encontrado ADN del sospechoso en la goma de cierre del maletero mezclado con el de la víctima.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento