La Junta presiona al Ministerio para cerrar la financiación de la línea 3 del metro de Sevilla

Inicio de las catas geotécnicas para actualizar el proyecto de la línea 3 del metro de Sevilla.
Inicio de las catas geotécnicas para actualizar el proyecto de la línea 3 del metro de Sevilla.
JUNTA

"La pelota está hoy en el tejado del Gobierno de España". Con estas palabras se ha referido este martes la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta, Marifrán Carazo, a la situación en la que se encuentran las negociaciones con el Ministerio de Transportes sobre la financiación de la línea 3 del metro de Sevilla.

Las administraciones llegaron ya a un acuerdo en el que ambas se comprometían a costear las obras al 50%, pero los flecos del convenio, especialmente los referidos a la procedencia de los fondos, mantiene en stand by un acuerdo clave y del todo necesario para poder empezar una obra que, en su tramo norte, tendrán un coste de 1.045 millones de euros.

Tras varias reuniones mantenidas entre la Junta y el Estado, la mayoría de ellas telemáticas, la Consejería de Fomento remitió este pasado lunes un correo electrónico al Ministerio dirigido por Raquel Sánchez para reclamar un nuevo encuentro en el que despejar definitivamente todas las incógnitas de la ecuación, según ha adelantado el diario ABC y han confirmado fuentes de la Consejería a 20minutos. Un mail que, por el momento, no ha obtenido respuesta.

Los pliegos para el inicio del ramal técnico del tramo norte de la línea 3, que es por donde comenzará la obra -y para cuyos trabajos la Junta ya tiene presupuestados más de dos millones de euros de los 7,5 que costará- ya están redactados, según ha confirmado la propia consejera, de forma que en cuanto se liciten las obras podrá comenzar el proceso de contratación.

Y es en este punto donde los plazos, reconocen las mismas fuentes de Fomento a este periódico, están "cada vez más ajustados". En condiciones "normales", si la obra se licita en primavera, que es el objetivo primordial de la Junta, su adjudicación podría llevarse a cabo en otoño. Entre dicha adjudicación y la formalización de la misma suele transcurrir aproximadamente un mes, de forma que las obras de construcción de la línea 3 del metro de Sevilla empezarían antes de que termine el año, tal y como se comprometió la Junta.

De ahí el interés de la Consejería por licitar "cuanto antes" las obras, ya que "Sevilla y su provincia merecen esa inversión". Carazo ni contempla la posibilidad de que el Ministerio se eche atrás. "No lo quiero ni pensar", ha manifestado la consejera, que insiste en recordar la "solución" de los préstamos Next Generation, una "vía de financiación" por la que el Gobierno de España tiene a su disposición 80.000 millones de euros, que se "pueden aprobar de forma urgente y rápida". "El Metro encaja en los objetivos de la UE", ha señalado la consejera, para la que estos fondos podrían ser una "oportunidad", por lo que ha instado a "abrir esta puerta".

En este punto, cabe recordar que el Ministerio se comprometió a "poner un euro por cada euro que ponga la Junta", pero siempre y cuando sean fondos propios y no procedentes de ayudas, europeas o de otro tipo. Y es que la Junta también instó al Gobierno central a modificar la Ley de Desindexación para facilitar la entrada de capital privado en la infraestructura, extremo al que también se ha opuesto el departamento de Sánchez.

"Arma electoral", dice la ministra

Este mismo martes, el candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla y senador, José Luis Sanz, preguntó en el Senado sobre esta infraestructura y el posible uso de los fondos europeos a la ministra Sánchez, a la que pidió que "deje de poner zancadillas" y de "castigar" a la ciudad en materia de "infraestructuras e inversiones que se nos niegan". 

La ministra, que pidió al PP que "deje de usar el metro como arma electoral", aseguró que su departamento "está trabajando en la materialización del compromiso financiero" y deseó que se puedan usar en la línea 3 "cuantos fondos europeos sean posibles", aunque recordó que el Programa de Resiliencia plantea "hitos muy exigentes", como que las obras deben estar terminadas en 2026.

Así las cosas, el reloj corre en contra del inicio de uno de los modos de transporte que más necesita Sevilla, cuyas obras podrían retrasarse hasta 2023 si no hay una pronta respuesta por parte de Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento