Rossy de Palma recuerda cuando fue maltratada y huyó de París con sus hijos

Rossy de Palma y Jesús Calleja, en 'Planeta Calleja'.
Rossy de Palma y Jesús Calleja, en 'Planeta Calleja'.
Atresmedia

La actriz Rossy de Palma protagonizó la última entrega de Planeta Calleja, que se pudo ver este miércoles 4 de mayo en Cuatro. La actriz recorrió Ruanda junto a Jesús Calleja y habló con él sobre algunos de los momentos más duros de su vida.

Esto incluyó el tóxico vínculo que tuvo con el padre de sus hijos. Según recordó —y como suele ocurrir en las relaciones de maltrato—, al principio esta era idílica, pero poco a poco se convirtió en un calvario para la mallorquina. 

Esta conoció al padre de sus dos hijos mientras trabajaba en París. "En el embarazo, las cosas empezaron a ir mal. Empezó a ser más posesivo y quería tener el don de mando. Me montaba un pollo cuando menos lo esperaba y de forma arbitraria. Mis hijos me daban mucha fuerza y yo quería estar bien para ellos", relató la invitada de Planeta Calleja.

Todo ello desembocó en un episodio de violencia que hizo que la gente le recomendara cambiar la cerradura, coger a sus dos hijos y escapar con ellos a Madrid, tal y como hizo.

"Tuve, miedo porque me vi a mí misma desde arriba. Tuve que ir al hospital", recordó. Cuando Jesús Calleja les pregunta a sus hijos, Luna y Gabriel, por los sentimientos que tienen hacia su padre, la joven declaró:

"Yo no le quiero, aunque mi madre me ha enseñado a no odiarle porque el odio me hace a mí daño. Tampoco es que lo haya conocido. Le dije que me he dado cuenta de que no lo conozco. El que se ha perdido conocerme es él a mí. Estoy rodeada de amor", sentenció Luna.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento