Human Rights Watch denuncia torturas y asesinatos contra homosexuales en Irak

  • La organización cifra en varios centenares los gays asesinados.
  • Los autores de los crímenes entran en las casas y se llevan a personas a las que interrogan para obtener nombres de víctimas potenciales.
  • Algunos de los castigos que imponen, según HRW,  son mutilar partes del cuerpo o aplicar pegamento en el ano para cerrarlo.
Milicianos iraquíes llevan a cabo desde principios de año una campaña de torturas y asesinatos contra hombres sospechosos de ser homosexuales o de tener un comportamiento "poco masculino". Así lo denuncia un informe publicado este lunes por la organización Human Rights Watch (HRW), que acusa también a las fuerzas de seguridad de haberse sumado a esta campaña de torturas.

Los asesinatos comenzaron en el barrio bagdadí de Ciudad Sadr y luego se extendieron a numerosas ciudades de todo el país, según denuncia HRW, que cifra en varios centenares los hombres asesinados. Según los testigos y los supervivientes, los autores de los crímenes entran en domicilios y se llevan a personas a las que luego interrogan con el fin de que les faciliten los nombres de víctimas potenciales. Algunos de los castigos que imponen son mutilar partes del cuerpo o aplicar pegamento en el ano para cerrarlo.

Uno de los hombres cuyo testimonio recoge el informe, titulado "Quieren exterminarnos": Asesinato, tortura, orientación sexual y género en Irak, relata cómo varios milicianos secuestraron y mataron a su pareja. Otro cuenta las humillaciones y torturas que sufrió a manos de responsables del Ministerio del Interior iraquí, que le colgaron del techo, le pegaron y lo violaron 25 veces en tres días.

·"Quieren exterminarnos"

Hamid, otro de los hombres entrevistados por la organización defensora de los Derechos Humanos, afirma que "lo más barato en Irak es una vida humana". "Especialmente si se trata de personas como nosotros (...) No entiendo qué hemos hecho para merecer esto. Quieren exterminarnos", añade.

En las recomendaciones finales, HRW insta al Gobierno iraquí a "actuar urgentemente para poner freno a los abusos de las milicias y castigar a los perpetradores". El director del Programa de Derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales de HRW, Scott Long, subrayó que "hacer la vista gorda ante las torturas y los abusos pone en peligro los derechos y la vida de todos los iraquíes".

Además, la organizacion recuerda que las leyes iraquíes no consideran delito penal la conducta homosexual voluntaria entre adultos y que, aunque muchos milicianos dicen estar aplicando la 'sharia' cuando castigan a los gays, la ley islámica exige que se respeten la legalidad, las pruebas y la intimidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento