Observan un petrel de mentón blanco en el Atlántico Norte, un registro histórico para la ornitología marina

Archivo - Científicos del IEO observan un ave antártica en aguas del Atlántico Norte durante una campaña oceanográfica - FRANCISCO BALDÓ - Archivo
Archivo - Científicos del IEO observan un ave antártica en aguas del Atlántico Norte durante una campaña oceanográfica - FRANCISCO BALDÓ - Archivo
20minutos

La aparición de un petrel de mentón blanco sorprendió a investigadores de diferentes centros oceanográficos durante una campaña de evaluación de recursos pesqueros en Porcupine.

Un grupo de científicos de Málaga, Cádiz y Baleares del Instituto Español de Oceanografía (IEO, CSIC) y de la Royal Society for the Protection of Birds encontraron este ave perteneciente a aguas de la Antártida que solo se había observado en el Atlántico Norte en tres ocasiones.

La presencia de aves marinas fuera de sus áreas normales de distribución ha sido un tema poco estudiado en todo el mundo debido a la dificultad para acceder a este tipo de registros en alta mar. La falta de infraestructuras, disponibilidad de buques, coste de las campañas o adversidades climatológicas no facilitan este tipo de estudios.

La observación de un petrel de mentón blanco en aguas de Irlanda durante la campaña Porcupine en 2021 supone un registro histórico para la ornitología marina, ya que es el segundo ejemplar conocido en aguas del Paleártico y el cuarto en el Atlántico Norte

Este extraño hallazgo ya se ha publicado en la revista ornitológica Dutch Birding. Se ha llevado a cabo gracias al trabajo de observación de depredadores superiores en campañas oceanográficas de evaluación de recursos pesqueros del IEO.

El artículo describe morfológicamente a esta ave originaria de la región subantártica observada el 15 de septiembre de 2021 durante una operación de pesca desde el buque oceanográfico Vizconde de Eza, a unos 200 kilómetros de la costa oeste irlandesa.

El ave era integrante de un grupo de aves marinas formado por más especies (pardelas sombrías, capirotadas y fulmares, entre otras) propias de esa zona y de esa época del año, que buscaba descartes de un lance de pesca para alimentarse.

Uno de los aspectos más interesantes de la observación radicó en la forma y tamaño del mentón blanco, ya que este rasgo físico puede aportar información sobre el origen geográfico de estas aves

Salvador García-Barcelona, técnico del IEO que observó el petrel explica que uno de los elemento más importantes se situaba en el pico del ave debido al tamaño y la forma del mentón blanco

Tan solo se tienen registros de la aparición de este tipo de aves en la costa norteamericana en 1986 y 2010 y en Scapa Beach, Escocia en 2020. Con lo que esta observación se convierte en la cuarta homologada para el Atlántico Norte.

"A diferencia de las otras, la observación de Porcupine se produjo en alta mar, donde el potencial de observación de aves marinas es mucho más bajo que desde la costa, desde donde se han producido el resto de las observaciones anteriores", menciona García-Barcelona.

El petrel de mentón blanco es una de las cuatro especies de petreles "de color negro" del género Procellaria (Black petrels en inglés), todas distribuidas en los mares del sur. 

Se reproduce en unos pocos archipiélagos en la parte más meridional de los océanos Atlántico e Índico y tiene una población estimada de algo más de un millón de parejas, han comunicado desde el IEO.

Las Islas Georgias del Sur en el Atlántico albergan la mayor colonia, con unas 800 mil parejas. Sin embargo, apunta García-Barcelona, que la mayoría de las colonias apuntan a un grave descenso poblacional debido a la pesca y la depredación por parte de mamíferos introducidos en la isla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento