El Ayuntamiento de Barcelona condena el espionaje del 'Catalangate' en una declaración institucional sin el apoyo del PSC

  • La proposición prospera con los votos a favor de ERC, 'comuns' y Junts, un total de 25 de los 41 concejales.
La alcaldesa, Ada Colau, en el pleno extraordinario sobre el 'Catalangate' de este viernes.
La alcaldesa, Ada Colau, en el pleno extraordinario sobre el 'Catalangate' de este viernes.
ACN

El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este viernes un texto de condena al supuesto espionaje del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a miembros del independentismo catalán, o 'Catalangate', dentro de un pleno extraordinario a petición de Esquerra (ERC) i de los 'comuns' que ha obtenido el apoyo de BComú, el partido de la alcaldesa, Ada Colau, la propia ERC y Junts per Catalunya (JxCat), es decir, de 25 de los 41 concejales. Precisamente, los líderes municipales de estas dos últimas formaciones soberanistas, Ernest Maragall y Elsa Artadi, se encuentran entre los supuestos espiados. 

Por contra, no han apoyado esta declaración de condena al escándalo de espionaje el socio de gobierno en Barcelona de Colau, el PSC, que es el partido en el Gobierno de Pedro Sánchez. Tampoco han dado su voto favorable el PP, Ciutadans, Barcelona pel Canvi y la regidora no adscrita.

En el documento aprobado, el Ayuntamiento de Barcelona exige al Gobierno que investigue con "celeridad" y "transparencia" este caso de espionaje, expresa su apoyo a los espiados, y pide depurar responsabilidades.

Estamos ante el 'caso Watergate' de Nixon multiplicado por 60" (Ernest Maragall, ERC)

El primer regidor en tomar la palabra en este pleno extraordinario ha sido Maragall (ERC), que ha calificado el 'Catalangate' como el "escándalo democrático más evidente en los muchos años de democracia en España", y que ha recordado que en 2020, cuando presentó una querella junto a Roger Torrent (ERC) por estos hechos, ya hablaban de la existencia del 'Catalangate', aunque sin ser todavía conscientes "de la afectación personal, colectiva y democrática" del mismo. "Estamos ante el 'caso Watergate' de Nixon multiplicado por 60", ha afirmado Maragall.

Ha lamentado que la Fiscalía no haya presentado ninguna denuncia por lo sucedido y que no se haya abierto ningún procedimiento judicial, porque significaría ver "a un Estado protegiendo a los ciudadanos de una violación flagrante de sus derechos". Y ha ido más allá, poniendo sobre la mesa el hecho de que "los teléfonos de dos candidatos a la alcaldía de Barcelona, él mismo y Artadi, ya estuvieran intervenidos en la primavera de 2019, lo que nos situaría ante unas elecciones municipales intervenidas". Y ha afirmado que el CNI, en lugar de defender, "ataca, invade y fabrica acusaciones".

Ernest Maragall, líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, interviniendo en el pleno municipal sobre el 'Catalangate'.
Ernest Maragall, líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, interviniendo en el pleno municipal sobre el 'Catalangate'.
ACN

Y ha pedido al Ayuntamiento que se acoja a una de las dos opciones de las que dispone. O sumarse a la denuncia que prepara el Parlament o a la querella presentada por él mismo y Torrent hace dos años, que "ahora acumularía muchos más casos", y además, "crear una comisión de investigación pública, para aclarar los hechos, porque lo primero que ha de defender el consistorio son los derechos básicos de sus ciudadanos".

Jordi Martí (BComú) ha expuesto que, "en ningún caso se puede aceptar espiar los móviles de adversarios políticos porque estaríamos ante una persecución ideológica", por lo que ha expresado el apoyo de su grupo municipal en la firma de una "respuesta basada en la transparencia absoluta y en asumir responsabilidades, sean quienes sean las personas que hayan contribuido a unos hechos tan graves".

En ningún caso se puede aceptar espiar los móviles de adversarios políticos porque estaríamos ante una persecución ideológica" (Jordi Martí, BComú)

Martí le ha afeado a los republicanos que el pasado jueves votaran en el Congreso de los Diputados "de forma incomprensible", en contra del decreto de medidas anticrisis propuesto por el Gobierno de socialistas y Podemos. "Hasta el diputado de Bildu dijo que aprobaban este decreto por la gente, no por el Gobierno", ha dicho, en alusión directa al partido de Maragall. 

"La izquierda ha de poder perseguir grandes objetivos, pero no ha de olvidar nunca, por afectados que resulten los derechos de sus representantes, que uno de los objetivos es la mejora de la vida de los ciudadanos. Y esta era una respuesta indispensable ante la grave crisis que estamos sufriendo", ha añadido, pidiéndole a ERC que regresen "a la política en mayúsculas".

Junts: "Sánchez es el máximo responsable del 'Catalangate'"

Desde Junts, Elsa Artadi, una de las supuestas espiadas por el programa Pegasus, ha iniciado su intervención diciendo que es "independentista, pero no una terrorista, y a pesar de ello, he sido víctima de Pegasus, y como yo y Maragall, al menos 65 personas". Y ante esto, ha recalcado que, "la ministra de Defensa, Margarita Robles, lo justifica diciendo que es lo que tiene que hacer un Gobierno cuando alguien vulnera la Constitución". 

También ha tachado de "escándalo" que el presidente Pedro Sánchez "no haya dado todavía ninguna explicación y que la Fiscalía tampoco haya actuado" y se ha referido, en primera persona, al primer teniente de alcalde socialista, Jaume Collboni, para instar a su partido que "si no se investiga todo y a todos, si no se depuran todas las responsabilidades políticas y legales, sois responsables de esta vulneración masiva de derechos fundamentales". 

"El CNI depende de vuestro partido y reconoce que utiliza Pegasus, y además, nos amenaza (a los soberanistas catalanes) con información y con cómo la usará", ha añadido en su turno de palabra, concluyendo con contundencia: "Pedro Sánchez es el máximo responsable del 'Catalangate' mientras no se demuestre lo contrario".

"Soy independentista, pero no una terrorista, y a pesar de ello, he sido víctima de Pegasus, y como yo y Maragall, al menos 65 personas más" (Elsa Artadi, Junts)

Entre las formaciones constitucionalistas, desde Ciutadans, Mariluz Guilarte ha apelado a que los plenos extraordinarios se convoquen "para hablar de temas de nuestra ciudad como la inseguridad, la suciedad de las calles a pesar del nuevo contrato de limpieza millonario, el abandono del espacio público, el incivismo o la diferencia de la esperanza de vida entre los habitantes de los diferentes barrios de la ciudad". También ha sugerido realizar un pleno extraordinario "sobre las imputaciones de la alcaldesa". 

"Las malas prácticas campan a sus anchas, pero ustedes vienen aquí a hacer teatro. Esta historia de Mortadelo y Filemón (el espionaje del 'Catalangate') les va bien y les permite poner el foco en otra cosa que no sean los problemas que padecen los barceloneses", ha indicado la regidora del partido naranja. 

Esta historia de Mortadelo y Filemón (el espionaje del 'Catalangate') les va bien y les permite poner el foco en otra cosa que no sean los problemas que padecen los barceloneses" (Mariluz Guilarte, Cs)

Josep Bou, del PP, ha empezado su intervención mostrando la convicción de que "nadie ha de ser víctima de ningún espionaje o persecución por sus ideas. Pero distingo las ideas de las acciones, que pueden ser actos punitivos". Se ha referido directamente a Artadi (Junts) para responderle que ha hecho un "chiste malo" cuando ha hecho referencia al Estado de Derecho, "cuando ustedes aprobaron en el Parlament dos leyes de ruptura con la legalidad democrática, hicieron un referéndum ilegal el 1 de octubre de 2017 y proclamaron una Declaración Unilateral de Independencia (DUI). Y algo peor: que aseguran que lo volverán a hacer". 

La regidora de Valents, Eva Parera, ha hablado de "gran ejercicio de cinismo y de hipocresía de los partidos independentistas al condenar este espionaje "cuando usaron las instituciones catalanas para destruir nuestro Estado de Derecho y apoyaron a los CDR y a Tsunami Democràtic para hacer 'kale borroka' en nuestras calles, delitos muy graves. Evidentemente que se les ha de controlar, porque las democracias también se han de defender desde sus centros de inteligencia". 

Nadie ha de ser víctima de ningún espionaje o persecución por sus ideas. Pero distingo las ideas de las acciones, que pueden ser actos punitivos" (Josep Bou, PPC)

A su vez ha recordado a la bancada independentista que "ordenaron investigar a miembros de la sociedad civil no soberanistas" y que parece ser que "han olvidado las furgonetas con documentación interceptadas en la incineradora de Sant Adrià y que accedieron a datos personales de forma ilegal para hacer un referéndum prohibido". 

El primer teniente de alcalde de Barcelona, el socialista Jaume Collboni, con el regidor de Deportes, David Escudé, en el pleno de este viernes.
El primer teniente de alcalde de Barcelona, el socialista Jaume Collboni, con el regidor de Deportes, David Escudé, en el pleno de este viernes.
ACN

La regidora no adscrita, Marilén Barceló, ha hablado de una propuesta de declaración sobre el 'Catalangate' que utiliza un "independentismo en horas bajas que recurre al victimismo" y que quiere "dar lecciones éticas cuando desestabilizaron nuestro país en 2017 y vetaron la celebración de una comisión de investigación sobre los supuestos espionajes del CESICAT (Centro de Seguridad de la Información de Cataluña)".

Desde el primer momento, los socialistas catalanes han sido clarísimos al pedir una comisión de investigación sobre lo sucedido y exigir responsabilidades si ha habido actuaciones ilegales" (Laia Bonet, PSC)

La última regidora participante ha sido Laia Bonet (PSC), que ha remarcado que, desde el primer momento, los socialistas catalanes han sido "clarísimos" a la hora de "pedir una comisión de investigación sobre lo sucedido y de exigir responsabilidades si ha habido actuaciones ilegales".  Pero, ha avisado a los soberanistas, que "si lo que quieren es marcar distancias o hacer una campaña de victimización y de ataque al Gobierno, no nos encontrarán". 

Maragall le ha respondido que, con la comisión de secretos oficiales, "están tapando sus vergüenzas (los socialistas) y que esta es lo contrario de transparencia". Y ha instado a los socialistas a que "apliquen la amnistía, que hace años que lo deberían haber hecho, y entonces podremos hablar de relaciones de lealtad". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento