¿Debe temer España que Putin le corte el grifo de gas? Ribera dice que no afectará al suministro pero prevé un alza del precio

Dependencia de los países europeos del gas ruso.
Dependencia de los países europeos del gas ruso.
Carlos Gámez

El Gobierno considera que el anuncio por parte de Rusia de que cortará el suministro de gas a Polonia y Bulgaria porque se niegan a pagarlo en rublos es la última "extorsión" por parte de Vladimir Putin a la UE, y aunque prevé que habrá un impacto sobre los precios, descarta que esta nueva decisión de Moscú vaya a afectar a los consumidores españoles gracias a la limitación del precio del gas que este martes terminó de acordar con la Comisión Europea y desde un país, Rusia, del que España es mucho menos dependiente que otros países europeos. Así, mientras Letonia o Chequia le compraron en 2020 todo el gas que consumen y Alemania el 65,2%, las compras por parte de España fueron del 10,4%.

"Afortunadamente, los consumidores españoles y portugueses nos encontramos mejor situados desde el punto de vista de la seguridad de suministro tras haber llegado a un acuerdo con la Comisión sobre cómo reducir el impacto tremendo de los precios del gas en el de la electricidad", ha dicho la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en un debate en el Congreso en el que el portavoz de Energía del PP, Diego Quesada, le ha advertido de que las reservas de gas natural están a 29,5%, lejos del objetivo del 80% que ha marcado la Comisión Europea para el próximo invierno.

"La seguridad de suministro no se verá afectada [por el corte del gas ruso a Polonia y Bulgaria]", ha insistido Ribera, que sí ha reconocido que habrá "impacto sobre los precios", que en España  -y también Portugal- ha asegurado que se verá amortiguado por el límite al precio del gas de 50 euros de media durante el próximo año que el Gobierno prevé aprobar en el Consejo de Ministros del martes que viene. 

"Por eso  hemos tomado medidas de aplicación inmediata", ha indicado Ribera, que ha mostrado su "satisfacción por haber podido asegurar una posición más protectora para España y Portugal" con un límite al precio del gas que supone desacoplarlo del que se paga por las demás tecnologías para producir energía, "que no se han visto afectadas en sus costes y son retribuida al máximo precio del sistema" porque hasta ahora se pagan al mismo precio que la fuente más cara, el gas.

Menor dependencia del gas ruso

A la espera de ver cuál será el efecto real de la limitación del precio del gas y de trasladar un mayor precio en los mercados internacionales a la compensación que los consumidores deberán pagar por la diferencia con le precio ahora regulado, las cifras muestran que España es uno de los países de la UE que menos depende del gas ruso.

En concreto, es el cuarto lugar que menos lo hace, por detrás de Portugal, Eslovenia y Bélgica, según datos de EPData correspondientes  a 2020. Aquel año, España no compró a Rusia más que el 10,4% del gas natural que consumió, mientras que la dependencia fue total en Letonia, Chequia y Hungría dentro de la UE y también en Bosnia Herzegovina y Moldavia.

Entre las grandes economías de la UE, la dependencia de Alemania fue del 65,2% y la de Italia, del 43,2%.

Países proveedores de gas natural a España
Países proveedores de gas natural a España
Carlos Gámez

A pesar de ello, Rusia es el cuarto proveedor de gas natural de España por volumen de importaciones. El primero es Argelia, con mucha diferencia, porque en 2022 España le importó gas natural por 177.990 GWh, de acuerdo las estadísticas de CORES. Ese mismo año, 59.815 llegaron de Estados Unidos; 47.690, de Nigeria, y 37.027 de Rusia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento