Mercè Perea  Diputada del PSC en el Congreso y portavoz de la Comisión del Pacto de Toledo del GPS

La tijera del PP cuestiona las pensiones

Feijóo afirma estar esperando explicaciones del 'Caso Pegasus' por parte del Gobierno
Feijóo afirma estar esperando explicaciones del 'Caso Pegasus' por parte del Gobierno
Europa Press

El Partido Popular (PP) vuelve a cuestionar el poder adquisitivo de los pensionistas. El PP juega de nuevo con la tranquilidad y sosiego de los mayores que dependen de una pensión.

El cambio de Casado a Feijóo pocas novedades ha traído al respecto. Ya Casado advirtió que, de gobernar algún día, recuperaría la reforma del PP del 2013, a pesar de saber que iba a suponer un recorte del 40% de las pensiones en 20 años. Feijóo, nada nuevo bajo el sol. No ha dado ni cien días de gracia a los pensionistas y ya está pensando en un recorte en las pensiones más altas.

Así que ya estamos a vueltas con las pensiones. El PP, consciente e ideológicamente, yerra en el concepto. Cuestionar el poder adquisitivo es cuestionar la esencia de las pensiones, ya que se condena a las personas, al no tener capacidad de maniobra, a un empobrecimiento seguro.

Un error ideológico, que no nos quepa ninguna duda: al PP le molesta el gasto en pensiones.

Los socialistas no vamos a entrar a debatir si se congelan las pensiones más altas o no. Este es el error de base que comete el PP. Un error ideológico, que no nos quepa ninguna duda: al PP le molesta el gasto en pensiones.

Las pensiones son una prestación que perciben aquellas personas que dejan de percibir sus ingresos al finalizar su etapa laboral. Si se pretende gravar las rentas más altas será a través del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que es un impuesto progresivo que grava en función de la renta que se percibe, pero no atacar el poder adquisitivo de las pensiones.

Habrá que repetírselo al PP hasta la saciedad. El PP no aprende ni quiere aprender. Para los populares las pensiones son un gasto y no una inversión. Por ello, cuestionan y cuestionarán garantizar el poder adquisitivo de las pensiones.

Habrá que recordarles que el PP llegó a rastras en la comisión del Pacto de Toledo para garantizar el poder adquisitivo con el IPC. No fue hasta septiembre de 2018, cuando Pedro Sánchez accedió a la presidencia del Gobierno, que se consiguió plasmar en la Recomendación número 2. La misma que garantiza el poder adquisitivo de las pensiones conforme al IPC.

Y habrá que hacerles memoria, porque PP y VOX presentaron sendas enmiendas a la totalidad a la reforma de las pensiones oponiéndose a garantizar el poder adquisitivo de las mismas. Utilizaron argumentos surrealistas y peregrinos, como que la reforma ponía en riesgo el futuro de las pensiones. Todo ello, con el objetivo de mantener su reforma en pensiones del 2013, a pesar de las consecuencias terribles que tuvo para millones de personas -de hoy y del futuro- que les avocaba a la pobreza.

Una vez más, el PP quiere imponer su ideología neoliberal desnortada en materia de pensiones. Como siempre. Hay que recordar que Rajoy impuso su reforma unilateral en pensiones de 2013 y en 2018 amagó con votar en contra Del Real Decreto Ley 28/2018 que recuperaba el IPC para revalorizar las pensiones. Sólo la mayoría en el Congreso de los Diputados le ha parado los pies.

Una vez más, el PP quiere imponer su ideología neoliberal desnortada en materia de pensiones

Ahora, lanza un aviso. Y lo hace de nuevo con anuncios populistas como lo propuesto en el plan presentado al Gobierno el pasado viernes, con una propuesta de rebaja fiscal del IRPF para aquellos que perciben ingresos por debajo de 40.000€. Es una medida populista. Se miente cuando se dice que la bajada fiscal es para los que están por debajo de 40.000 euros al año, porque se sabe que cuando se tocan los tramos bajos del IRPF repercute en una bajada «para rentas altas por encima de 100.000 euros». Con esta presunta bajada de impuestos se enmascara el recorte en pensiones. Todo ello, confirma que, de gobernar, el PP lo volvería a hacer: recortarían las pensiones.

El Gobierno quiere generar seguridad y confianza y, por ello, ya ha anunciado que el poder adquisitivo está garantizado por ley y se va a cumplir.

Y es que garantizar el poder adquisitivo por ley es garantizar el estado del bienestar. Las pensiones son una de las cuatro columnas, haciendo un símil con la cúpula de la Basílica De San Pedro, del Estado del Bienestar. Recuperar el IPC es un símbolo para los pensionistas porque les genera seguridad y confianza. Como lo es garantizar la solvencia del sistema público de pensiones y así en 2023 se acabará con el déficit provocado en 2018, época de Rajoy, y que llegó a tener máximos históricos. Más de 18.000 millones de euros.

El Gobierno ha adoptado y está adoptando medidas para proteger a las personas en salud, a nivel económico; a las empresas; también protegiendo a las instituciones, como lo son las pensiones, para fortalecer aquello que nos ha mantenido cohesionados a lo largo de nuestra historia democrática y que ha demostrado ser en las crisis financieras y sanitarias un instrumento clave para la cohesión social. Y todo ello para que nadie se quede atrás.

Volver a cuestionar otra vez las pensiones por parte del PP son anuncios oportunistas de su ideario neoliberal. Y es injusto y desleal con la ciudadanía, en general, y, en particular, con los mayores y los jóvenes que quieren para su futuro contar con unas pensiones dignas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento