El Banco de España critica la postura de los sindicatos y rechaza que los sueldos suban tanto como la inflación

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.
EDUARDO SANZ / EP

El Banco de España le enmienda la plana a los sindicatos. Un día después de que UGT y CC OO amenazaran con tensar la negociación colectiva si los salarios no suben al mismo ritmo que los precios, el supervisor bancario rechaza esta opción y pide que el poder adquisitivo se recupere en varios años. Una idea que se acerca más a lo que pretenden los empresarios, que propusieron a los sindicatos un incremento de los salarios del 8% repartido entre 2022, 2023 y 2024.

En un discurso pronunciado este martes, el gobernador de la institución, Pablo Hernández de Cos, ha defendido que mantener el pleno poder adquisitivo de los trabajadores puede ser "una amenaza" para los procesos de inversión de las empresas y, "en último término, para su supervivencia". Una actualización automática de salarios a precios, arguye de Cos, "se traduciría en pérdidas de empleo y bienestar".

Por ello, ha apuntado el gobernador, "sería deseable que se evitaran fórmulas de indiciación automática de los salarios a la inflación pasada o de cláusulas de salvaguardia". El objetivo sería evitar que desencadene una espiral de precios y salarios que podría enquistar la elevada inflación que sufre España.

Precisamente, tanto CC OO como UGT centran ahora sus reivindicaciones en recuperar estas cláusulas, que antes de la gran recesión de 2008 llegaron a proteger a siete de cada diez trabajadores con convenio, frente apenas el 16% actual. "Las subidas salariales en España tienen que ir acompañadas por cláusulas de revisión y garantía salarial. Son necesarias para que esta inflación no la paguen los salarios", defendió el lunes Unai Sordo, secretario general de CC OO.

Para los sindicatos, no existe "ningún riesgo" de que se produzca la temida espiral inflacionista si se incrementan los sueldos, y denuncian que las empresas están repercutiendo subiendo precios a la vez que congelan salarios. Algo con lo que el Banco de España, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, no están de acuerdo.

El supervisor bancario sostiene que las empresas "no han trasladado plenamente a los precios de sus productos el reciente aumento de sus costes". En concreto, estiman que el 82% de las compañías ha sufrido aumentos de costes, mientras que solo el 40% han subido precios de los productos que venden. 

Esta moderación también se estaría viendo reflejada en los salarios, sostiene Hernández de Cos. Hasta marzo, los sueldos que cobran los trabajadores por convenio se habían revalorizado tan solo un 2,4%, en comparación un una subida interanual de precios en ese mes del 9,8%. No obstante, esta moderación "está dando signos de agotamiento", por lo que De Cos pide "actuaciones explícitas". 

Resucitar el pacto de rentas

El supervisor sostiene que la mejor solución para esta situación sería resucitar las negociaciones para el pacto de rentas, un marco que los sindicatos rechazan. El Banco de España cree que la invasión de Ucrania ha generado pérdidas de renta a toda la economía y que la única forma de afrontar esta situación es que el reparto de las mismas sea justo entre los diferentes agentes.

En el caso de los salarios, el gobernador propone que las subidas salariales para recuperar poder adquisitivo se repartan en varios años y no se concentren en uno solo. Además, cree que estos incrementos deberían inspirarse en la inflación subyacente -el IPC pero sin tener en cuenta los costes de la energía y los alimentos no elaborados- y no en la general, que es mucho más elevada. 

De ser así, de acuerdo con las propias estimaciones de inflación subyacente del Banco de España, los salarios deberían subir un 2,8% este año y un 1,8 y 1,7% respectivamente en 2023 y 2024. Por el contrario, las subidas de precio esperadas para este trienio serían del 7,5, el 2 y el 1,6%.

Para las empresas, De Cos pide "compromisos explícitos de moderación de los márgenes empresariales" para garantizar que las subidas del precio de la energía no se trasladen al resto de la economía. Para garantizar su cumplimiento, el Banco de España hace un llamamiento genérico para articular "un mecanismo para que esta moderación de márgenes sea verificable".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento