Ingrid García-Jonsson confiesa los problemas económicos que atraviesa: "Estoy ahora mismo fatal"

Ingrid García-Jonsson cumple 29 años
Ingrid García-Jonsson.
Europa Press

Vivir de la interpretación es un reto para muchas personas que quieren cumplir su gran sueño. No es nada fácil conseguirlo. Hay infinidad de obstáculos en el camino, incluso cuando ya tienes una carrera consolidada. Precisamente de esto habla Ingrid García-Jonsson en una entrevista para El mundo.

La actriz, que pasó cuatro años estudiando arquitectura para acabar trabajando en el mundo de la interpretación, acaba de estrenar su último trabajo. Junto a Silvia Alonso, la joven forma parte del elenco protagonista de Veneciafrenia, de Álex de la Iglesia. Sin embargo, aprovechando una entrevista promocional, ha confesado cómo se encuentra económicamente. 

La joven relata que su profesión es complicada, no sigue la misma línea que el resto. "El dinero se me acaba, no hay nómina a fin de mes", dice entre lamentaciones. Además, admite que muchas veces se dice a sí misma: "O me viene un trabajo de aquí a dos meses o ya me tengo que plantear en serio hacer otra cosa".

Tal y como dice, se encuentra en un momento de agobio constante. "Estoy ahora mismo fatal. Ahora porque del cielo me cayó un curro y he estado rodando 10 días en Budapest. Tengo en la cuenta como para tirar dos meses, pero en nada voy a estar otra vez tirándome de los pelos a ver qué sale".

Esta inestabilidad económica que le provoca la interpretación es totalmente contraria al bienestar emocional que obtiene cuando se encuentra trabajando. "Me gusta demasiado este trabajo y el cine, tener la posibilidad de contar historias y que la gente las vea, de trabajar en equipo con tanta gente apasionada por lo que le gusta", dice García-Jonsson, confesando también que no sabe si podrá "encontrar eso en muchas otras profesiones".

La situación le ha llevado incluso a pensar en dejar la profesión, porque cree que ya ha demostrado "muchas cosas de las que pensaba que tenía que demostrar". No cierra las puertas a otros trabajos: "He sido camarera y he sido feliz, he cuidado de niños y he sido feliz, he dado clases y he sido feliz. Hay muchas profesiones en las que me puedo sentir realizada y bien".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento