Cerca de 90.000 andaluces solicitaron la Tarjeta Joven de Transporte en sus primeros tres meses

Estación Puerta de Jerez del metro de Sevilla.
La movilidad en transporte público se empieza a recuperar tras la pandemia.
Manuel Olmedo

Una de las múltiples consecuencias de la pandemia de coronavirus fue la caída drástica del uso de transporte público, ya sea por los confinamientos y la menor movilidad como por el miedo a compartir espacio con otros viajeros. Ese desplome fue hasta del 95% en los primeros meses de 2020, pero a finales del año pasado la situación seguía siendo mala para el transporte público en Andalucía: en octubre de 2021, por ejemplo, la demanda era un 75% menor que en el mismo mes de 2019, antes de la pandemia.

La necesidad de reflotar el transporte público, incentivando su uso y al mismo tiempo ofreciendo beneficios en la maltrecha economía familiar de los andaluces, llevó a la Junta a lanzar la Tarjeta Joven de Transporte, con rebajas de entre el 50 y el 100% en el precio del billete. La acogida, desde su puesta en marcha el 1 de enero, ha sido un éxito según la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio.

Según datos facilitados por la Junta a 20minutos, un total de 86.500 jóvenes andaluces menores de 30 años habían solicitado la Tarjeta Joven de Transporte al final del primer trimestre del año. «A pesar de que en el trimestre pasado se ha convivido con la sexta ola del Covid-19, las cifras han demostrado la buena aceptación de la tarjeta», señala la Consejería. Así, se han cursado más de 900 solicitudes diarias, resueltas en un plazo medio de siete días.

La Tarjeta se puede utilizar en los nueve consorcios metropolitanos (las ocho capitales de provincia andaluzas más el Campo de Gibraltar), en autobuses urbanos y metropolitanos, tranvías, metros (Málaga, Sevilla y Granada) y el catamarán de la Bahía, que conecta Cádiz con El Puerto de Santa María y Rota. Se contemplan bonificaciones en recarga que suponen rebajas de entre el 50% y el 100% en el precio del billete. Este último caso es el de los jóvenes de familias numerosas de categoría especial.

La Tarjeta Joven de Transporte entró en vigor el 1 de enero y la pueden solicitar las personas menores de 30 años que estén empadronadas en Andalucía. La solicitud de la tarjeta puede hacer online en este enlace o también de forma presencial en las oficinas de los consorcios de transporte. Tanto en solicitudes presenciales como online, se avisará a los interesados por correo electrónico o vía SMS cuando esté listo el título. Una vez el usuario tenga la tarjeta en su poder, deberá dirigirse a cualquier punto de venta de su consorcio metropolitano para activarla y recargarla con el saldo que desee. En ese momento se descontará 1,5 euros como gastos de gestión.

La Junta cifra en tres millones los jóvenes que podrían beneficiarse de la medida y dispuso a principios de año 5,3 millones de euros para lanzar esta Tarjeta que pretende fidelizar a un sector de la población más necesitado de transporte público.

Los datos una vez pasadas las Navidades y relajados los efectos de la sexta ola de Covid invitan a pensar en que la recuperación del transporte público ha comenzado. Sin ir más lejos, el uso de autobús público se incrementó en Andalucía en febrero un 52,2% respecto al mismo periodo del pasado, 14,5 puntos por encima de la media nacional. Se registraron 13,13 millones de viajeros.

Junto con ello, el repunte de viajeros en los metros andaluces está siendo notable: los usuarios del Metro de Sevilla aumentaron en un 85,5% durante el primer trimestre respecto a 2021, mientras que el de Málaga experimentó un alza del 84% en ese mismo período.

Estas cifras se han visto revalidadas además por el regreso de la normalidad a las Fiestas de Primavera. Así, los viajeros de los metros andaluces aumentaron un 7,7% respecto a la Semana Santa de 2019. Los tres metropolitanos transportaron a 1,2 millones de pasajeros entre el Viernes de Dolores y el Domingo de Resurrección de 2022.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento