Las fiestas populares de los barrios madrileños vuelven a celebrarse este 2022: Malasaña y San Isidro serán las primeras

El barrio madrileño de Malasaña finaliza sus fiestas
Fiestas en el barrio madrileño de Malasaña
Europa Press

Han pasado dos años desde que la Covid y las restricciones comenzaron a formar parte del día a día de los ciudadanos, limitando actividades como festividades, ocio, reuniones y aglomeraciones tanto al aire libre como en espacios cerrados.

Aunque se han limitado aforos, las restricciones han ido desapareciendo con el paso del tiempo haciendo que este 2022 sea posible la celebración de las fiestas populares los barrios madrileños. "Estamos entusiasmados, nos hacía falta volver a tener fiestas en nuestros barrios. Se agradece poder hablar con más gente, reunirse con familia y amigos para celebrar", comenta Lara, vecina del barrio de Malasaña. Los vecinos están ilusionados con la vuelta de las fiestas, tienen ganas de socializar en un ambiente festivo y disfrutar de su barrio. 

No son los únicos que están deseosos de esta decisión, las asociaciones vecinales pueden volver a instalar sus casetas en las fiestas populares de los barrios madrileños. Los ingresos de las asociaciones vecinales se han visto mermados en los dos últimos años al no poder tener esa representación en las fiestas, les servía de apoyo económico para pagar el alquiler de locales donde se reúnen y organizar otras iniciativas que sin esta ayuda económica no se podrían realizar.

En Malasaña-Conde Duque, también conocido como el barrio de las Maravillas, llevan desde 2009 organizando las fiestas del barrio. Fiestas autogestionadas desde la Plataforma Maravillas, con apoyo del ayuntamiento, que aportan a los vecinos y a quienes se quieran acercar actividades gratuitas, talleres, teatros y conciertos. La pandemia interrumpió estas actividades pero los vecinos y asociaciones del barrio madrileño decidieron organizarse desde sus casas y celebrar pequeñas "fiestas confinadas". Se asomaban a los balcones después de los aplausos y compartían música con sus vecinos colindantes.

El año pasado pudieron celebrar las fiestas con restricciones más severas, pero este año 2022 vuelven a sus orígenes. "Desde la asociación preferimos que no haya un recinto ferial, así evitaremos aglomeraciones, eso no impide que se celebren las fiestas. Hay que seguir siendo responsables" manifiesta Domingo, vecino del barrio y colaborador en la organización de stasfiestas. Este año vecinos y voluntarios han organizado más de 15 actividades aprobadas por el ayuntamiento, destinadas al entretenimiento de todos los públicos. 

Chulapas y Chulapos, rosquillas y "agua del Santo"

Asimismo la verbena más esperada tendrá lugar este 15 de mayo, la Feria de San Isidro. La pradera volverá a estar repleta de chulapos y chulapas bailando chotis, comiendo rosquillas y esperando largas colas para beber "agua del Santo" o para llevarse a la boca un bocadillo de gallinejas. 

La Junta Municipal de Carabanchel ha aprobado todas las actividades de la verbena, recuperando así iniciativas como el famoso cocido madrileño que tendrá lugar en la pequeña fuente del Trébol, ubicada en el parque, este plato tradicional podrán degustarlo al rededor de 4.000 personas. 

Este 2022 se conmemora el Año Santo por el IV Centenario de la Canonización de San Isidro. Tendrán lugar los tradicionales pasacalles de Gigantes y Cabezudos por las calles del barrio madrileño que anunciarán el comienzo de las fiestas antes de la lectura del pregón que protagonizará el actor Antonio Resines.

Las asociaciones vecinales y partidos políticos también tendrán representación en las fiestas con sus casetas. "Este año podemos volver a celebrar la Carrera Popular de San Isidro, para jóvenes y niños, es la carrera más antigua de Madrid", comenta Antonio secretario de la Asociación Vecinal Pradera Tercio Terol. 

Asimismo se celebrarán otros eventos de carácter religioso: la consagración al santo, la misa en la Colegiata de San Isidro y la Eucaristía en la Capilla de la Cuadra, además se expondrá el cuerpo incorrupto de San Isidro, por primera vez desde 1985.

La pradera volverá a ser lugar de reencuentro para miles de madrileños que podrán retomar las tradiciones en honor a San Isidro, ir de romería hasta la ermita, beber "agua del Santo" y terminar la celebración con un picnic en la pradera con la vestimenta tradicional. Tras dos años de espera este 2022 vuelve a ser posible.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento