Los casos de hepatitis de origen desconocido en niños, plagados de incógnitas: "El porcentaje de trasplantes es muy alto"

Ciclo de vida del virus de la hepatitis C
Ciclo de vida del virus de la hepatitis C.
ALIX POULOT - Archivo
Los casos de hepatitis de origen desconocido en niños
Wochit

No se conocen las causas, pero ha afectado ya a 82 niños desde el pasado enero. Son los casos de hepatitis de origen desconocido registrados desde inicios de año en Reino Unido, Irlanda y España, que se encuentran bajo investigación para descubrir el origen de la enfermedad. Los expertos barajan diferentes virus, agentes tóxicos o químicos o incluso un motivo autoinmune como responsables, pero son todavía muchas las incógnitas por desentrañar sobre esta patología.

"La mayoría de las hepatitis agudas, una inflamación significativa del hígado, son provocadas por uno de estos cinco virus: A, B, C, D y E. También pueden estar causadas por un agente tóxico, uno químico o por autoinmunidad, que es otra forma muy agresiva de esta enfermedad, cuando tus propias defensas atacan este órgano", explica a 20minutos el doctor Vicente Carreño, presidente de la Fundación para el estudio de las hepatitis virales (FEHV). 

Hasta el momento, las pruebas de laboratorio no han identificado ninguno de estos detonantes en estos casos, pero sí han detectado "un tipo de adenovirus e incluso el coronavirus" tras la enfermedad de algunos de estos niños. Sin embargo, suponen solo un pequeño porcentaje del total. "No representan ni mucho menos todos los enfermos. En la mayoría de los afectados, el origen sigue siendo un misterio y conllevará mucho trabajo descifrarlo. No sabemos realmente qué es", añade.

Los médicos están estudiando la relación de estos casos de hepatitis aguda grave de origen desconocido con la infección por coronavirus, al tiempo que la Organización Mundial de la Salud revela que Reino Unido ha observado recientemente "un aumento en la actividad de los adenovirus, que circulan junto con el SARS-CoV-2". En cuanto a su relación con la vacuna de la COVID, las autoridades británicas han descartado cualquier vínculo, ya que "ninguno de los casos confirmados" en su territorio había recibido el suero.

Ante esta incertidumbre, no deja de manifestar su perplejidad. "Si fuera un virus transmisible, que puede ser, hay una cosa curiosa. Debemos tener en cuenta que se ha diagnosticado en tres países distintos con mucha distancia y se ha descartado que los niños afectados hubieran hecho viajes entre estos territorios", subraya, pues se han registrado "72 casos en Reino Unido, 5 en Irlanda y 3 en España".

"Hay una cosa curiosa. Se ha diagnosticado en tres países distintos muy distantes y se ha descartado que los niños afectados hubieran hecho viajes entre estos territorios"

Asimismo, dado que los especialistas no han logrado identificar el responsable de estas hepatitis, podría ocurrir que no todos estos casos tuvieran el mismo origen, sino que obedecieran a diferentes motivos. "Es posible que haya diversas causas, que haya coincidido que algunos niños tuvieran una toxicidad por un fármaco. Pueden pasar distintas cosas, porque el cuadro clínico final es común a todo lo que agrede bruscamente el hígado", resalta el presidente de la FEHV.

Síntomas y tratamiento

En cuanto a los síntomas sufridos por estos pequeños, son esencialmente los mismos que en las hepatitis con cualquier otro origen. "El cuadro clínico de la enfermedad en sí es común a todas las causas, no hay ninguna diferencia, ese es el problema que tenemos. Lo producen muchos agentes y no puedes saber exactamente cuál", detalla Carreño.

"Han comenzado con un cuadro gastrointestinal, esencialmente con diarrea, náuseas, y dolor abdominal. Posterior o simultáneamente aparece la hepatitis"

Sin embargo, sí señala una característica particular en el caso de estos menores, aunque no se ha demostrado definitorio hasta ahora en la identificación del detonante. "Quizás lo que puede ser un rasgo diferencial es que estos niños han comenzado con un cuadro gastrointestinal, esencialmente con diarrea, náuseas, y dolor abdominal. Posterior o simultáneamente aparece la hepatitis, con un aumento muy importante en los análisis de las transaminasas", agrega.

Además, presentan "mucho cansancio" e ictericia -coloración amarilla de la conjuntiva del ojo- y pueden tener orina muy oscura, así como deposiciones acólicas (blanquecinas). Son síntomas que los padres deben observar para, en caso de aparecer, llevar a su hijo al pediatra.

Respecto al tratamiento, la mayoría de las hepatitis agudas por virus se curan solas, "entre el 80 o el 90%", apunta Carreño. No obstante, sí se pueden emplear fármacos para paliar los síntomas, como analgésicos para el dolor, y también existen antivirales específicos para cada tipo, en función de qué provoque la enfermedad. En este caso, en el que se desconoce la causa, se utilizan medicamentos que sirvan para todos, como el interferón alfa. "Para encontrar uno concreto, hay que tantear, y va a llevar su tiempo", afirma.

"El porcentaje de trasplantes es probablemente demasiado alto para ser una hepatitis aguda vírica normal y no hay una explicación para ello"

En el caso de estos pequeños, seis de los 74 afectados en Reino Unido y uno en España han requerido incluso un trasplante, lo que supone un 8% en tierras británicas. "Es un porcentaje probablemente demasiado alto para ser una hepatitis aguda vírica normal y no hay una explicación para ello. Por ejemplo, con virus A, para necesitar un trasplante, tiene que tratarse de una hepatitis fulminante y solo se da en un caso de cada mil", destaca.

¿Por qué solo niños?

Hasta el momento, estas hepatitis solo han afectado a menores, la mayoría de ellos por debajo de los 10 años, aunque los pacientes van de los 11 meses a los 16 años. Ahora bien, es difícil decir por qué. "Desde luego, si es un virus lo que está provocándolo, puede darse en adultos o niños. Lo que pasa es que, como ignoramos lo que es, no sabemos si puede afectar a adultos o no", remarca.

"Si lo está provocando un virus, puede darse en adultos o niños. Lo que pasa es que, como ignoramos lo que es, no sabemos si puede afectar a adultos o no"

Entre los pequeños, según cuáles terminen siendo las causas de estas hepatitis, hay algunos más susceptibles de padecerla que otros. "Los niños con déficit inmunológico, con algún problema en su sistema defensivo, en tratamiento oncológico... pueden sufrir la enfermedad de manera más grave o adquirirla con mayor facilidad", afirma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento