¿Sabes lo que vale tu casa realmente? Comprueba el precio más allá de la tasación

Dibujo sobre plano de una vivienda de dos dormitorios.
Dibujo sobre plano de una vivienda de dos dormitorios.
ARCHIVO

Una de las grandes dificultades a las que se enfrentan los propietarios de una vivienda al tratar de venderla es determinar su precio. ¿Cuánto vale realmente el inmueble? ¿Es mayor su precio que el que marcan las tasaciones? 

"Los precios de las viviendas en venta en los portales inmobiliarios son altos. Así lo perciben los compradores que, de manera general, hacen ofertas por los inmuebles que son hasta un 20% más bajas de lo que piden sus propietarios", explican desde el comparador financiero HelpMyCash.

¿Cómo comprobar el precio del mercado?

Una vivienda que se publica con un precio muy alto tardará bastante en encontrar un comprador y, además, mientras se espera se incrementan los costes del mantenimiento. En este sentido, los expertos de HelpMyCash.com detallan que, en muchos casos, "los propietarios depositan en la vivienda un valor emocional".

"Es un componente habitual, pero subjetivo. Guardamos recuerdos de nuestra vivienda y, naturalmente, la ambientamos y preparamos según nuestros gustos. Pero los compradores no comparten esta percepción y, por tanto, no están dispuestos a pagar más por ello", indican desde el comparador.

Pero, ¿cómo podemos saber si existe un sobreprecio? Actualmente disponemos de diversas herramientas de tasación 'online' que son gratuitas y que nos pueden ayudar a estimar el valor de la vivienda en el mercado. "Lo ideal es hacer tantas tasaciones como sea posible", sugieren, por lo que es recomendable obtener dos valoraciones presenciales de expertos del sector.

"Si el resultado de estas tasaciones es muy bajo en comparación con la expectativa de precio que tiene el propietario, entonces podría contratar una tasación oficial para tener otro punto de vista", subrayan. El coste de este tipo de servicios suele oscilar entre los 150 y 500 euros.

¿Qué otras opciones existen?

Otra opción si el propietario sigue sin estar convencido por las tasaciones es probar el mercado. "Si está dispuesto a esperar, puede mantener el anuncio hasta que aparezca un comprador. Pero si quiere vender en un tiempo prudente, entonces lo mejor será que evalúe cómo responden los compradores", indican.

No obstante, los expertos aconsejan esta opción cuando haya mucha discrepancia. "Lo mejor es publicar la vivienda a precio de mercado desde el principio", aseveran. De hecho, bajar demasiadas veces el precio puede provocar una penalización del anuncio en los portales inmobiliarios, lo que reduce la visibilidad y las posibilidades de encontrar un comprador.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento