Absuelven a un Guardia Civil que detuvo a una camarera tras servirle mal un café

  • El agente alegó alteración del orden público y desobediencia porque no recibió la hoja de reclamaciones.
Una taza de café con leche.
Una taza de café con leche.
LISA STEVENS / WIKIMEDIA COMMONS

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha decidido la absolución de un Guardia Civil que detuvo a una camarera por servirle mal un café. El tribunal considera que ese arresto era ilegal, aunque el agente no fuese consciente de ello en ese momento porque consideraba que la mujer estaba incurriendo en delitos de alteración del orden público y desobediencia. 

Los hechos sucedieron en julio de 2019 cuando una patrulla de Seguridad Ciudadana paró en un área de servicio en la localidad pamplonesa de Legarda. Al pedir un café, el implicado acabó disconforme con lo que le sirvieron y pidió, según la sentencia, la hoja de reclamaciones. No se le fue entregada y tras una discusión arrestó a la camarera.

También le solicitó el DNI y ella no se lo entregó. Tras seguir discutiendo, el agente acabó deteniéndola y llevándola al calabozo, del que salió unas horas después. Estuvo acusada de alterar el orden público. Es la segunda sentencia sobre este asunto, pues en septiembre de 2021 se anuló la condena impuesta al agende, de seis meses de suspensión de empleo y sueldo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento