Masacre en una estación de tren ucraniana para la evacuación de civiles del Donbás: al menos hay 50 muertos y casi 100 heridos

Algunos de los muertos tras el impacto de dos cohetes en la estación de Kramatorsk.
Algunos de los muertos tras el impacto de dos cohetes en la estación de Kramatorsk.
TWITTER
Dos cohetes rusos impactan en la estación de tren de Kramatorsk, en el este de Ucrania.
Wochit

La compañía ferroviaria de Ucrania ha informado este viernes de que 50 personas han muerto, en su mayoría mujeres y al menos cuatro niños, y otras 100 han resultado heridas después de que dos cohetes rusos impactaran en la estación de tren de Kramatorsk, en la región del Donbás.

La primera autoridad ucraniana en dar la voz de alarma sobre la tragedia era el gobernador de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, quien explicó en sus redes sociales que miles de civiles estaban en la estación tratando de salir hacia zonas más seguras cuando fue atacada por el Ejército ruso.

El jefe de la administración militar regional de Donetsk, Kirilenko, declaró en su cuenta de Telegram: "Los fascistas rusos atacaron la estación de tren de Kramatorsk con un Iskander. Policías y guardias sobre el terreno informan de decenas de muertos y heridos".

Así era la estación de Kramatorsk antes del ataque.

"Los racistas sabían bien a dónde apuntaban y lo que querían", ha reseñado Kirilenko, que ha agregado que Moscú "quiere destruir todo lo ucraniano. "Rusia es un país de villanos y criminales. El mal debe ser detenido y castigado", ha remachado.

El Gobierno de Rusia ha negado este viernes haber atacado con misiles la estación de tren de la ciudad ucraniana de Kramatorsk

Minutos después el jefe del Servicio de Ferrocarriles de Ucrania, Oleksandr Kamishin, calificaba el ataque como "un golpe deliberado a la infraestructura de pasajeros de tren y a los residentes de Kramatorsk".

El ataque ha sido condenado enseguida por el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, que ha acusado a "los ocupantes" de disparar un misil contra la estación, donde "miles de ucranianos pacíficos esperaban a ser evacuados".  Al tiempo que ha denunciado que "los inhumanos rusos no abandonan sus métodos".

"Al no tener la fuerza y el valor para hacernos frente en el campo de batalla, están destruyendo de forma cínica a la población civil. Es una maldad que no tiene límites y que, si no es castigada, nunca se detendrá", ha resaltado.

Una vía para evacuar a los civiles

Las autoridades ucranianas habían pedido a lo largo de esta semana que los civiles que todavía se encontraban en la región del Donbás salieran de allí lo antes posible. Tras la retirada de las tropas rusas de Kiev, la ofensiva del Kremlin se está centrando en tomar las dos autoproclamadas republicas que componen esa región (Donetsk y Lugansk).

Actualmente cerca de dos tercios del Donbás están ya bajo el control ruso y los combates para terminar de hacerse con este territorio se han intensificado en los últimos días.

Los prorrusos acusan a Kiev

Por su parte, las autoridades de la autoproclamada República Popular de Donetsk, cuya independencia fue reconocida por Moscú días antes del inicio de la invasión, han acusado a las Fuerzas Armadas ucranianas de estar detrás del lanzamiento del misil.

"El Ejército ucraniano ha atacado con cohetes Kramatorsk", dijo la oficina de defensa territorial de las milicias, según la agencia Interfax.

Según los separatistas prorrusos, el ataque fue llevado a cabo con misiles tácticos Tochka-U, cuyos fragmentos cayeron en las inmediaciones de la estación del tren. Kramatorsk es considerada por Rusia la base militar ucraniana en la región de Donetsk.

Varias fuentes progubernamentales rusas en Telegram han afirmado que el Ejército ruso no tiene a su servicio misiles Tochka-U

Rusia también lo niega

El Gobierno de Rusia también ha negado este viernes haber atacado con misiles la estación de Kramatorsk.

"Las Fuerzas Armadas de Rusia no han llevado a cabo ninguna misión el 8 de abril en Kramatorsk y tampoco hay ninguna planeada", ha dicho el Ministerio de Defensa ruso, que ha tildado las acusaciones de Kiev de "provocación que no se corresponde en absoluto con la realidad".

Asimismo, ha señalado que en los alrededores de la estación se han hallado "fragmentos" de misiles Tochka-U, según "fotografías publicadas por testigos", y ha hecho hincapié en que "sólo son usados por las Fuerzas Armadas ucranianas", tal y como ha recogido la agencia Interfax.

La UE, de visita en Kiev, condena el ataque

La Unión Europea ha condenado el ataque. "Es un intento de cerrar las rutas a aquellos que huyen de la guerra injustificada y causa sufrimiento humano", ha denunciado el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, quien ha mostrado su "condena firme" por un ataque "indiscriminado" que tiene lugar coincidiendo con su viaje a Kiev junto a la presidenta, Ursula von der Leyen, donde se reunirán esta misma tarde con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenksi.

Mientras tanto, hoy era noticia que el Kremlin ha reconocido un significante número de bajas entre sus tropas en la invasión de Ucrania, que ha calificado de tragedia. Sin embargo, el servicio británico de Inteligencia, en su último parte, compartido en las redes sociales del Ministerio de Defensa británico, augura que Rusia prepara una reposición de tropas para desplegarse más al este, donde se espera la próxima gran ofensiva rusa, y ve probable que cualquier redespliegue masivo desde el norte "tome al menos una semana".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento