Las familias madrileñas podrán adoptar y educar a los cachorros de futuros perros guías

Futuros perros guía.
Futuros perros guía.
Twitter / @AntonianosVal

La Fundación ONCE está buscando familias de la Comunidad de Madrid que les gusten los perros y el voluntariado, con el objetivo de que puedan adoptar y educar un cachorro de futuro perro guía, aportando así su granito de arena en la mejora de la autonomía de las personas con una discapacidad visual grave.

Las familias que acepten las condiciones para criar a uno de estos cachorros deberán asumir la responsabilidad de atender todas sus necesidades durante los 12 meses que dura el programa, tanto las físicas como las afectivas, deberán ayudarle a socializar y tendrán la obligación de educarle, enseñándole las órdenes básicas de obediencia.

Además, los solicitantes deben de tener disponibilidad para desplazarse a la sede de la Fundación, ubicada en Boadilla del Monte, para los controles y vacunaciones; y tendrán que comprometerse a que el perro no esté solo más de dos horas diarias.

Lo que se pretende con estos requisitos es que los cuidadores se lleven al cachorro a todos lados consigo, para que -de esta forma- se habitúe desde pequeño a estar tranquilo y a portarse bien en todo tipo de situaciones, sobre todo en los espacios públicos

Los educadores de cachorros de perros guía tienen reconocido el mismo derecho de acceso que los propios usuarios de perros guía. Es decir, que el perro estará autorizado a entrar en todo tipo de establecimientos y transportes de la Comunidad de Madrid.

Cómo registrarse 

Las personas que cumplan estos requisitos y que tengan interés en participar en el programa, solo tendrán que acceder a la página web de la Fundación ONCE del Perro Guía y rellenar un formulario; donde deberán responder a unas cuantas preguntas sobre la unidad familiar, sobre los hábitos de los miembros de la familia y sobre sus planes de futuro en el corto plazo. Una vez rellenado este cuestionario, deberá enviarse a la Fundación a través del correo electrónico cachorros@once.es.

Las familias nunca estarán solas, desde los dos hasta los 14 meses de edad del animal, y tendrán el apoyo y asesoramiento de un supervisor cuando sea necesario.

Una vez completado este periodo, el perro será sometido a diferentes controles sanitarios de cadera, codo y hombro. Tras lo cual, comenzará su adiestramiento técnico como perro guía en las instalaciones de la Fundación. Sin embargo, si el animal no supera este filtro, será declarado "no apto" para pasar a la fase de adiestramiento. En este caso, se ofrecerá la opción de la adoptación a sus educadores.

En sus 30 años de historia, la Fundación ONCE del Perro Guía ha facilitado más de 3.000 perros a las personas ciegas o con discapacidad visual para mejorar su autonomía, desplazamientos y seguridad, convirtiendo a estos animales en un vecino más al lado de los ciudadanos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento