ENTREVISTA | Juan Lobato: "La pandemia se ha utilizado para intensificar el desmantelamiento de la sanidad pública"

  • El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid repasa la actualidad de la comunidad y se confiesa ya centrado en preparar las elecciones de 2023.
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato, posa para 20minutos.
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato, posa para 20minutos.
Jorge París
Secretario General del Partido Socialista Obrero Español de la Comunidad de Madrid.

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato, fue nombrado secretario general de los socialistas madrileños el pasado noviembre. No esconde la delicada situación que vivió la organización tras el 4-M, pero se reconoce centrado en la carrera de fondo que es rearmar el partido de cara a las elecciones de 2023. En una entrevista con 20minutos aborda la actualidad autonómica y los retos inmediatos.

Cuál es la medida más urgente que debe adoptar Isabel Díaz Ayuso y no está tomando? 

Lleva tiempo siendo la misma: la sanidad pública, que está en caída libre. Hoy hay más de 800.000 madrileños en listas de espera. La Atención Primaria está dando cita para 15 días cuando a tu hijo le duele la tripa y tiene fiebre. El otro día estuvimos visitando el hospital del Tajo y hay 52 días de espera para una ecografía de estómago para ver si tienes cáncer. Es insostenible.

Estamos en una fase con menos casos y restricciones, ¿cree que va a mejorar esta situación? 

Me gusta ser prudente y educado, pero lo tengo que decir con claridad: se ha utilizado la pandemia para intensificar ese desmantelamiento de la sanidad pública. El cierre de 37 centros de salud que atendían en urgencias a más de 700.000 madrileños, que se hizo con la excusa de la pandemia, continúa y a la vez se despide a 6.000 personas. No cuadra por ningún lado, más que por el de una ideología que lo que pretende es que la mayoría de los madrileños que necesitan de la sanidad pública no la tengan a su disposición con la calidad que merecen.

¿Por qué cree que no se reabren los Servicios de Urgencias de Atención Primaria? 

El PP ha aprovechado esta pandemia para dar un paso más, y demoledor, contra la Atención Primaria porque es el elemento de ventaja clarísima en calidad de la sanidad pública. Es imposible que la sanidad privada tenga centros de salud en cada barrio de Madrid. La pública sí y, si se la cargan, van a generar una situación ideológica muy clara: empujar hacia la sanidad privada a un mayor número de madrileños.

¿Ha entendido que se prescinda de parte del personal de refuerzo que se contrató en la pandemia? 

¿Cómo no van a hacer falta esos 6.000 sanitarios? Somos la región de España con más recursos y la que menos invierte en sanidad pública. Las consecuencias son el destrozo que se ha hecho en la sanidad pública y del que ahora nos estamos dando cuenta porque lo estamos sufriendo en primera persona.

Otro tema acuciante: el precio de la energía. Han hecho propuestas. ¿Qué respuesta han recibido? 

Por ahora ninguna. Hemos propuesto un transporte público de máxima calidad: si no conseguimos que sea alternativa real al privado, tenemos un problema. En Madrid hoy, por desgracia, no lo es y se hace poco o nada para solucionarlo. Segundo, apostamos por la reducción del precio de la gasolina con esos 3,5 céntimos que aumenten los 20 céntimos del Gobierno de España para facilitar a quienes tienen obligación y necesidad de usar el transporte privado. Y la tercera medida, no relacionada con la energía pero sí con este plan de choque, es la subida del 15% de la Renta Mínima de Inserción (RMI).

¿Es asumible el coste? La Comunidad alega que también crece su factura energética. 

Igual que al metro le sube la luz, en la casa de los madrileños sube la luz, el gas y la gasolina. Pedimos que de los 1.200 millones de euros anuales que ingresa Madrid por impuesto de hidrocarburos y de electricidad, se devuelva el 50% del próximo trimestre, que es el horizonte temporal fijado en las medidas del Gobierno de España, a las familias. Son 150 millones para poner en marcha las medidas que proponemos.

El Gobierno de la Comunidad está a favor de bajar impuestos, ¿por qué cree que no aprueba esta bajada que proponen? 

La fiscalidad del PP es para el 1%. Nosotros proponemos ayuda para más del 90% de la población. Esa es la diferencia entre Ayuso y yo. La política del PP es bajar impuestos al 1,2% más rico con ese cheque regalo de 4.500 euros al año, mientras que a más del 90% de la población no le bajan ni 11 euros. Nosotros lo que proponemos es que esa mayoría de población trabajadora, clase media de todas las ideologías, reciban esa ayuda en el abono transporte, con el ahorro en la gasolina y a través de la RMI.

¿No está de acuerdo con la bajada de IRPF que se ha hecho? 

No existe bajada de impuestos. Ayuso trató de engañarnos diciendo que iba a bajar el impuesto a todos los madrileños, pero se estaba refiriendo a ese 1,2%. Estamos totalmente en contra, proponemos que haya unos impuestos suficientes para financiar esa sanidad pública que merecen las familias y que sean unos impuestos justos y moderados. Si no son justos, no pueden ser moderados. Con la fiscalidad de la señora Ayuso la economía no funciona a todo su potencial ni pueden existir unos servicios públicos que den oportunidades, seguridad y tranquilidad a las familias y a las empresas.

Si el PSOE llegara a gobernar en 2023, ¿habría una subida de impuestos?

Habría una bajada de impuestos a quienes realmente necesitan esa ayuda, que es más del 90% de la población, pero desde luego se aumentaría la justicia y, por lo tanto, la moderación de los impuestos, evitando esos cheques regalos de 4.500 euros al año al 1% más rico de la comunidad.

Este jueves comparece la presidenta en la Asamblea. ¿Qué espera? 

Se la pedí para retarle, en el mejor sentido parlamentario, a que por fin hablemos de Madrid. A ella no le gusta nada que la fiscalice un técnico de Hacienda como yo. No le gusta nada que le mande propuestas concretas para mejorar la vida de los madrileños y no le gusta dedicarse a Madrid. Tenía otras aspiraciones... pero ese sueño ya ha acabado y ahora tiene que hacer su trabajo, que es dedicarse a los problemas y a los retos de los madrileños.

¿Qué opina del nombramiento de Alberto Núñez Feijóo como nuevo líder del PP y en qué situación cree que queda Díaz Ayuso?

Todavía no tengo opinión. Ha sido un poco cambiante en sus posiciones en las tres semanas previas al congreso y vamos a ver qué tono tiene a partir del próximo jueves, cuando se reúna con el presidente del Gobierno. Estoy expectante por ver el tono que va a tener el nuevo PP, si va a ser constructivo o no. Y en cuanto a la señora Ayuso, yo creo que en un año ha pasado de ese gran éxito electoral, que no fue tanto porque quedó muy lejos de las mayorías absolutas habituales del PP por desgracia en los últimos años en la Comunidad de Madrid, a una triple decepción.

¿En qué sentido?

La primera, con los dirigentes de su partido, que la han apartado por completo de cualquier puesto de dirección, no solo a ella, sino a todo su gobierno, nombrando incluso como representante de Madrid a alguien que no tiene evidentemente vinculación en la posición política con la propia presidenta. Segunda decepción: con mucha militancia de su partido, a la que de alguna forma alentó ella para dedicarse a hacer oposición al Gobierno de España y a la que ha trasladado un mensaje de cobardía y de falta de coherencia al no haber dado el paso de asumir el liderazgo del partido. Y tercera, una decepción en una mayoría muy clara de madrileños que ven cómo no se dedica ni a sus problemas ni a los retos que tiene Madrid.

¿Qué balance hace de sus primeros meses al frente del PSOE?

Estoy muy contento. En la parte interna hemos conseguido hacer un cambio de estructuras en tiempo récord. La sensación y el ánimo que hay en los compañeros ha sido pasar de una situación complicadísima, fruto de ese resultado electoral horroroso que tuvimos, a una situación de expectativa real, de ilusión, de nuevo proyecto y de nuevos retos que hay que afrontar en Madrid con mucha fuerza y con mucho hambre, que es lo que noto en la organización en esta nueva etapa. Y políticamente también estoy contento. Creo que hemos recuperado y hemos ejercido ese papel de partido referente de gobierno en la Comunidad de Madrid.

¿Dará el paso para ser candidato en 2023? 

En el momento más complicado en la historia del PSOE de Madrid asumí la responsabilidad de echarme el partido encima y de meter ilusión, energía y fuerza para cambiar esta comunidad en 2023. Cuando llegue el momento de designar los candidatos a la presidencia no me voy a esconder y ese liderazgo lo voy a ejercer y vivir hasta las últimas consecuencias con lo que creo que necesita este partido, que es esa fuerza, esa energía y esa ilusión.

Las actuales alcaldesas socialistas de Móstoles y Alcorcón tienen procedimientos judiciales abiertos. No hay sentencia firme pero, ¿cree que estarían inhabilitadas para repetir candidatura?

Lo digo con total claridad: tenemos unas normas que son muy claras y que se hicieron para ejecutarse y yo las voy a ejecutar milimétricamente. Ahora mismo no hay ningún cargo público del PSOE de Madrid con apertura de juicio oral, que es el momento en el que la norma dice que se puede y se debe expulsar del partido a una persona. Si en cualquiera de los casos se produjera la apertura de juicio oral, se producirá la expulsión inmediata del partido. El caso de Alcorcón es particular porque no hay nada de esto, no es un procedimiento penal, sino mercantil de un concurso de acreedores. En este caso el fallo de primera instancia está apelado. Si es la sentencia es absolutoria, como creemos que va a ser, la alcaldesa seguirá ejerciendo sus funciones igual de bien que lo está haciendo. Y si fuera condenatoria, creemos que debe asumir las responsabilidades políticas, que ya sabemos cuáles son.

Sobre el contrato con Priviet Sportive. Ustedes denunciaron a la Fiscalía, ¿saben cómo van las pesquisas?

Nada. De lo único que tenemos traslado desde la Fiscalía es del auto de incoación de actuaciones y de diligencias para investigar ese tema.

Sobre las discrepancias que han surgido entre Anticorrupción y la Fiscalía Europea. ¿Qué opina? ¿Quién prefiere que investigue?

No tengo preferencia, creo que hay muy buenos profesionales tanto en el ámbito europeo como en el español y lo que tienen es que decidir es quién se encarga de este asunto. Evidentemente tienen unos indicios claros y por eso ambas fiscalías están tratando de asumir la investigación. Creo que es fundamental que la Fiscalía continúe con ese trabajo, pero también es importante la vertiente política. Creo que la falta de transparencia de la presidenta va a tener un coste político. Serán los ciudadanos los que tengan que juzgar si esa es la forma en la que un dirigente público y político debe actuar.

"Anticorrupción y la Fiscalía europea evidentemente tienen indicios claros y por eso ambas están tratando de asumir la investigación"

Sobre el pacto de PP y Vox para reducir la Asamblea de Madrid. ¿Ve bien cambiar la fórmula por la que se configura la Asamblea para reducir la Asamblea?

Sí, apostamos por un cambio de fórmula y en todo caso por establecer un límite máximo, porque aunque cambia la fórmula, si sigue creciendo la población, seguiría ampliándose el número de diputados. De todas formas, en este debate lo importante es que los diputados trabajen. Aquí hay diputados que se dedican a su trabajo: cada uno representa a 50.000 habitantes y se patean los territorios, están con las asociaciones, con los colectivos y se implican en conocer qué problemas hay y los trasladan en propuestas a la Asamblea. Y hay otros diputados que no trabajan y que ojalá pudieran estar atentos a todos los problemas que hay.

El PSOE está dispuesto a escuchar si hay una reforma más amplia del Estatuto de Autonomía. ¿Qué modificaciones considera necesarias?

El Estatuto tiene más de 30 años y debe actualizarse. Creo que es el momento para blindar algunos sistemas de designación de órganos muy importantes de la Comunidad, como puede ser el Consejo de Administración de Telemadrid, para que el medio sea realmente plural y transparente; o como puede ser la Cámara de Cuentas, para evitar que el partido en el gobierno la controle. También creo que deben incluirse algunas de las materias que ahora son competencia de la comunidad autónoma o cuestiones como el referirnos a las personas que tienen algún tipo de discapacidad de una forma adecuada.

¿Ve voluntad real de que se fragüe esta reforma en este periodo de sesiones?

Es la típica propuesta titular: detrás no hay nada. Es lo que está acostumbrada a hacer la señora Ayuso: vender humo sin que detrás haya ninguna medida de gestión. No hay ninguna intención real de reducir gastos ni nada similar. Si quisieran ahorrar, en vez de los dos millones de euros que se de esta reducción de diputados que eligen los ciudadanos, reducirían los 22 millones que se gastan en asesores que nombra directamente la señora Ayuso. En el PP se han llevado un susto grande cuando el PSOE ha dicho que por supuesto que está dispuesto a hablar sobre esto y establecer un número máximo de diputados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento