Pablo Urdangarín habla de su buena relación con su padre a pesar de la distancia: "Tengo su ejemplo, me da consejos, me ayuda con todo"

Iñaki Urdangarin y su hijo Pablo.
Iñaki Urdangarin y su hijo Pablo
GTRES

Pablo Urdangarin se ha convertido en uno de los rostros más llamativos en los últimos meses dentro de la monarquía española, pues la noticia de la relación de Iñaki Urdangarin con Ainhoa Armentia le reveló como uno de los hijos de la infanta Cristina más educados, con más soltura frente a las cámaras y que mejor trataba a la prensa.

Al mismo tiempo que su padre ocupaba el foco mediático, el joven de 21 años prosperaba en su carrera profesional al fichar por el Barça B de balonmano.

Precisamente sobre el deporte, su padre le puede ayudar enormemente, pues fue jugador profesional de balonmano hasta el año 2000. Por ello, aunque viven lejos -el joven reside actualmente en La Masía (Barcelona) e Iñaki, en Vitoria-, ambos están muy unidos y son un gran apoyo el uno para el otro.

"Creo que puedo llegar bastante lejos y confío en mí mismo, así que ya veremos", confesó Pablo a Barça TV. "Tengo el ejemplo, tengo muchos consejos cada día, me ayuda con todo. Tenerle ahí cada día para preguntarle cualquier cosa y hablar de balonmano me ayuda mucho y lo aprovecho cuando estoy jugando. Su camiseta colgada en el Palau significa también mucho para mí".

"Jugar tantos minutos y poder aprovechar la experiencia es increíble. Estoy encantado", añade, muy feliz de ganar cada vez más peso en el equipo. "Quiero jugar aquí todo lo posible y hasta donde llegue, estaré contento. Confío en mí mismo".

De hecho, su padre también se deshizo en halagos hacia su hijo en El partidazo de la Cope: "Su aprendizaje es buenísimo. Estoy orgulloso, independientemente de dónde vaya a llegar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento