La CEV exige al Gobierno que concrete y agilice las "insuficientes" ayudas directas

El comité ejecutivo de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) reclama al Gobierno "concreción y agilidad" en la concesión de las ayudas directas incluidas en el Real Decreto-ley 6/2022, de 29 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes en el marco del plan nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, ya que lamenta que "haya esperado hasta esta semana para presentar medidas que no necesitan la autorización de Europa para aprobarse".
La CEV exige al Gobierno que concrete y agilice las "insuficientes" ayudas directas
La CEV exige al Gobierno que concrete y agilice las "insuficientes" ayudas directas
20M EP

Tras la reunión extraordinaria del 17 de marzo, el máximo órgano de gobierno de la patronal autonómica ha vuelto a reunirse este jueves para analizar el plan de choque diseñado por el Gobierno. Un plan que llega tarde para el presidente de la CEV, Salvador Navarro: "Si bien es cierto que la invasión de Ucrania ha agravado la situación, las empresas llevan meses sufriendo la escalada de los costes energéticos y de las materias primas".

En este escenario, el comité ejecutivo ha valorado las ayudas directas a la industria gas intensiva que contempla la normativa, de las que se pueden beneficiar empresas y autónomos con un límite máximo de 400.000 euros dependiendo del número de trabajadores, aunque considera que son "claramente insuficientes". También ha recogido la preocupación de varias ramas industriales al comprobar que sectores como el de las fritas y esmaltes o el textil no están incluidos entre los sectores beneficiarios.

Respecto a las medidas de liquidez incluidas en el plan estatal, la CEV advierte que "vuelve a ser crédito que hay que devolver" y critica que el Gobierno no haya apostado por un plan más ambicioso ni haya atendido sus propuestas, como retrasar toda modificación tributaria que suponga alzas impositivas, mayores reducciones del IVA o moratorias de derechos de CO2.

"LA ÚLTIMA OPCIÓN ES DESPEDIR"

Rechaza además las medidas que prohíben a las empresas despedir por causas relacionadas con el aumento de costes energéticos o con la invasión de Ucrania y que sean beneficiarias de ayudas directas o apoyo público. "La última opción de los empresarios es despedir, por ello desde el inicio de la crisis apostamos por los ERTE", subraya Navarro al respecto.

En esta línea, reclama "más sensibilidad" con los empresarios y lamenta que esta medida vaya en contra de la flexibilización incluida en la reforma laboral, "precisamente para garantizar la pervivencia de las empresas y de los puestos de trabajo en esta situación excepcional".

En relación a la inflación, la CEV espera que se vaya desacelerando, ante el carácter transitorio de los factores que la han agravado, y pide evitar una retroalimentación de aumentos de precios y salarios para no producir efectos de segunda ronda que lleven a una espiral inflacionista.

Por su parte, el cónsul honorario de Ucrania, Pablo Gil, ha intervenido en la reunión del comité ejecutivo y ha agradecido la colaboración de las empresas valencianas a través de la donación de material humanitario.

El cónsul también ha solicitado al empresariado de la Comunitat que reduzca "al mínimo" su actividad societaria en empresas participadas con capital ruso. Esta petición, trasladada a nivel nacional desde la embajada de Ucrania, pretende evitar las aportaciones de capital que empresas e inversores rusos intentan realizar para hacer frente a la crisis derivada del coste de la invasión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento