Profesores ucranianos darán apoyo en las escuelas de España a los más de 7.100 menores escolarizados

Una maestra de cuarto de primaria del colegio Vistarreal de Molina de Segura, que ha escolarizado a cuatro niños ucranianos que huyeron de la invasión rusa, ayuda en clase a Margot de 10 años, una de las niñas escolarizadas en el colegio.
Una maestra de cuarto de primaria del colegio Vistarreal de Molina de Segura, que ha escolarizado a cuatro niños ucranianos que huyeron de la invasión rusa, ayuda en clase a Margot de 10 años, una de las niñas escolarizadas en el colegio.
EFE/Marcial Guillén

El Gobierno acogerá a profesores ucranianos para que presten apoyo en las aulas de los colegios que están escolarizando a niños y adolescentes que han tenido que huir por la invasión rusa en su país. Además, con el mismo objetivo de facilitar la integración y la acogida de estos estudiantes, se crearán materiales educativos específicos en ucraniano y en español.

Son algunas de las medidas contempladas en el Plan de Contingencia aprobado este miércoles en el seno de la Conferencia Sectorial en la que el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas se reunieron para, entre otras cosas, coordinar la escolarización de los estudiantes ucranianos desplazados.

Según informa el departamento de Pilar Alegría, lo primordial, más allá de la acogida de los refugiados ucranianos y su atención, está siendo escolarizar a los menores. Hasta ahora, este ha sido el caso de por lo menos 7.100 alumnos, siendo la mitad de Primaria, un cuarto de la ESO, el 23% de Educación Infantil y el 2% en educación postobligatoria. Estos están distribuidos actualmente -y debido también a la localización de los puntos de acogida habilitados por el Gobierno- en cuatro comunidades autónomas: Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía. 

"La escolarización de los menores y adolescentes desplazados por la guerra en Ucrania que han llegado a nuestro país ha sido una prioridad absoluta del Ministerio desde los primeros días del conflicto", subraya el ministerio en un comunicado. 

Así, durante la reunión presidida por el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, y a la que acudieron los consejeros de Educación de las comunidades autónomas, se creó un grupo de trabajo cuya función será la de coordinar estas políticas (y otras que prevén impulsar). Servirá también para hacer el seguimiento de la situación, ya que se prevé que España tenga que escolarizar a, por lo menos, 100.000 menores ucranianos. 

De este modo, se recopilará a nivel comunitario toda la información referente al número, nivel, aulas y "otros datos relevantes" sobre los estudiantes desplazados, así como la normativa desplegada y los protocolos desarrollados, en línea con el camino que está siguiendo la Unión Europea para unificar toda la información de los refugiados y agilizar el proceso de acogida, estén donde estén. En ese marco, se ha puesto también en marcha otro grupo de trabajo bautizado como 'Eu Education Solidarity Group of Ukraine', que será el encargado de coordinar los datos y la respuesta de los distintos países miembros.

Homologación de títulos y acreditación de competencias profesionales

Más allá de la escolarización, el acuerdo alcanzado hoy prevé también un asunto que ha estado sobre la mesa en los últimos días. Se agilizarán los procedimientos de homologación de los títulos y la acreditación de competencias profesionales para, una vez más, eliminar cualquier obstáculo en la integración de los ucranianos desplazados. Deberán reforzar para ello el personal que se dedica a homologar los títulos y al que sirve como interlocutor entre la Embajada de Ucrania. Será, eso sí, un refuerzo "temporal" y "extraordinario", según inciden desde Educación. 

Para estas medidas se utilizarán los remanentes de los fondos europeos. Concretamente, el Ministerio de Educación utilizará los fondos de política de cohesión para los refugiados no gastados del periodo 2014.2020. Podrán usarse también fondos de REACT-UE y los del programa Erasmu+, cuyo destino -señala el Ministerio- "podrá reorientarse". 

No han especificado una cantidad concreta, aunque sí a qué se destinará principalmente ese dinero. El grueso de la financiación irá a la contratación de docentes, orientadores y personal de apoyo para facilitar el aprendizaje del idioma y la integración de los menores. Luego también se priorizará el refuerzo de las ayudas educativas a los refugiados y a la adquisición y montaje de posibles "aulas modulares", en caso de resultar necesario. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento