Manu Tenorio, tras la controversia con Rosa: "Nuestra relación está a prueba de declaraciones y de manipulaciones"

  • "Al final cada uno cuenta la película según le ha ido", dijo el artista sobre las declaraciones de López en 'Lo de Évole'.
Rosa López, en 'Lo de Évole'.
Rosa López, en 'Lo de Évole'.
ATRESMEDIA

La íntima entrevista de Rosa López con Jordi Évole enterneció a los espectadores por su crudeza y sinceridad.

La artista granadina habló de lo que influyó su físico, tanto en OT 1 como en su carrera; su victoria en el talent, que considera que fue por "pena"; o sus malos momentos en la profesión, como el problema que tuvo con Hacienda "porque no había justificado 80 millones de pesetas".

Unas palabras que comentó Manu Tenorio, compañero de edición, días después. Aunque quiso mostrarse "políticamente correcto", el cantante aseguró que los problemas con Hacienda de Rosa eran un caso aislado: "Su verdad es, por supuesto, completamente cierta, pero eso se hubiese evitado con un gestor en condiciones".

"A mí me pilló con otra edad, y al final cada uno cuenta la película según le ha ido", comentó sobre la ayuda y asesoramiento que les dieron al salir de Operación Triunfo. "A mí, personalmente, me fue muy bien, y no puedo negarlo".

"Yo tengo compañeros que salieron de allí con un pequeño patrimonio", declaró. "Tampoco puedes pretender ganar un concurso y que a partir de ahí ya tengas un carné vitalicio de cantante y de artista".

Ahora, el andaluz ha sido preguntado por estas palabras y si se ha puesto en contacto con Rosa. "No ha hecho falta hablar con ella. Nosotros hablamos muchas veces, tenemos un trato fantástico y evidentemente no ha habido ningún problema, faltaría más", comenta Tenorio ante los reporteros de GTRES.

Además, habla de su amistad con la granadina, más fuerte que cualquier rumor que pueda surgir. "Tenemos una relación que está a prueba de entrevistas y declaraciones, y sobre todo de manipulaciones", sentenciaba Manu, dejando claro que, de enemistad, nada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento