Las reacciones de los socios al plan del Gobierno contra la guerra: críticas por las formas y por la "poca ambición"

El portavoz del PNV, Aitor Esteban (i); y el portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián.
El portavoz del PNV, Aitor Esteban (i); y el portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián.
Europa Press
El portavoz del PNV, Aitor Esteban (i); y el portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián.

Decían en la mañana de este lunes fuentes cercanas al Gobierno que las primeras espadas del Ejecutivo estuvieron hasta la madrugada del domingo cerrando los flecos del Plan nacional de respuesta a las consecuencias económicas derivadas de la guerra en Ucrania, cuyas principales medidas ha avanzado hoy el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Eso sí, la coalición, que ha recuperado salud con esta propuesta conjunta, deberá seguir remangándose estas semanas para conseguir convalidar en el Congreso el decreto, pues la oposición ha recibido con escepticismo las propuestas y también con alguna ligera crítica a las formas. 

El plan, que incluye límites del 2% a la subida del alquiler o ayudas directas para pagar la gasolina, se aprobará este martes en el Consejo de Ministros bajo la fórmula del decreto-ley, que provoca que entre en vigor de manera casi inmediata (normalmente al día siguiente) y da al Ejecutivo un plazo de un mes para que sea aprobado en el Congreso, donde se puede convalidar tal y como está o puede terminar tramitándose como proyecto de ley, una figura en la que los partidos de la oposición pueden introducir sus enmiendas. Así, el Gobierno vuelve a la dicotomía que también rodeó la aprobación de la reforma laboral: o socios de investidura o formaciones conservadoras.

Y es que, pese a que Sánchez ha insistido una y otra vez en la necesidad de que el plan se aprobase con los mayores apoyos posibles, las posturas de quienes convirtieron en jefe del Ejecutivo al presidente (véase ERC, PNV o Más País) parecen incompatibles con las posiciones de Partido Popular, Vox y Ciudadanos, que también chocan con el socio minoritario de la coalición: Unidas Podemos. Más que nada, porque la principal petición de los 'populares' es que se lleve una gran rebaja de impuestos que los de Díaz niegan. 

El primero que ha criticado al Ejecutivo ha sido el PNV. En este caso, por las formas. El portavoz parlamentario de la formación vasca, Aitor Esteban, ha afeado públicamente que haya tenido que enterarse de las propuestas por los medios de comunicación tras haber recibido una llamada del Gobierno que apenas ha superado los cinco minutos de duración. Desde el PSOE defienden que los detalles se estuvieron cerrando hasta la madrugada de este domingo y que este lunes proseguirán las llamadas.

"Contactar. Estrictamente eso: contactar", ha señalado Esteban en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter en la que ha desvelado que la comunicación que ha tenido con el Gobierno se ha limitado a una "conversación telefónica de cinco minutos" que no le ha valido para saber qué va a aprobar el Consejo de Ministros de este martes. "Ahora estoy informándome a través de los medios sobre lo que ha explicado el presidente en su conferencia", ha concluido.

Más País, ERC y Bildu piden ir más allá

Más benévolos con las medidas anunciadas han sido ERC, Bildu y Más País, que han valorado las "medidas de choque" del Ejecutivo, aunque sí han sido prudentes hasta esperar a conocer el decreto al completo. Esta ha sido la versión de los republicanos catalanes, cuya portavoz Marta Vilalta ha insistido en la necesidad de afrontar un cambio de modelo energético, aunque ha reconocido que algunas de las propuestas de la coalición coinciden con las suyas, sin concretar cuáles. 

También Íñigo Errejón, líder de Más País, ve con buenos ojos el plan del Ejecutivo, aunque ha preferido esperar para dar una valoración a leer más en profundidad el decreto, que se publicará en los próximos días. "Nos gusta la melodía, pero la letra no la conocemos", ha declarado antes de insistir en que deben "pagar más los más fuertes": "Los trabajadores, los autónomos, los pensionistas y las pequeñas empresas han pagado suficiente. Toca que sean los millonarios quienes esta vez se aprieten un poco el cinturón".

Desde EH Bildu consideran positivo que no se haya optado por una bajada de los impuestos y se han mostrado a favor de algunas medidas, como es el caso del aumento de un 15% del Ingreso Mínimo Vital. Eso sí, su coordinador general, Arnaldo Otegi, ha pedido, como ERC, medidas "estructurales" cuya fecha de caducidad no sea el 30 de junio, como es el caso. En este sentido, han pedido al Ejecutivo "ir más allá" y aplicar "medidas más ambiciosas" para que, al igual que ha defendido Errejón, las consecuencias de la crisis económica no recaigan sobre los sectores "más vulnerables".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento