Tres años de prisión para un 'okupa' por agredir a un mosso

  • El joven participó en mayo de 2007 en una manifestación para protestar por el desalojo de espacios 'okupados'.
  • En dicha manifestación propinó un fuerte puñetazo al agente.
  • Además, el acusado deberá pagar una indemnización de 4.000 euros.

El Juzgado de lo Penal número 5 de Barcelona ha condenado a tres años de prisión a un 'okupa' acusado de agredir a un mosso d'Esquadra que llevaba un 'kubotan' durante una manifestación en Barcelona en mayo de 2007 y una indemnización de 4.000 euros, según confirmaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El juez condena a Alfonso H.C. como responsable de un delito de atentado a agente de la autoridad en concurso con un delito de lesiones. El abogado del joven ha anunciado que recurrirá la sentencia, según publica este jueves El País.

La sentencia considera probado que el joven participó el 19 de mayo de 2007 en una manifestación para protestar por el desalojo de espacios 'okupados', en el que se había dispuesto un cordón de seguridad policial. En ella, Alfonso H.C., propinó un fuerte puñetazo en la cara al agente, que sufrió una fractura abierta de los huesos nasales, con desviación del septo e hipertrofia de los cornetes, por lo que tuvo que ser operado.

La condena coincide con la petición del Ministerio Público, que había solicitado tres años de prisión y 4.000 euros de indemnización. Durante el juicio, celebrado el pasado mes de julio, Alfonso H.C. negó los hechos y su abogado aseguró que el 'kubotan' era un arma "antireglamentaria" en el momento de los hechos, por lo que el agente estaba llevando a cabo una actuación "ilegítima y desproporcionada".

Esta especie de pequeño punzón, procedente de artes marciales de Asia Oriental, fue prohibido expresamente casi un año después de los hechos por una instrucción interna de la Conselleria de Interior, y su uso originó una fuerte polémica.

De 14 centímetros de longitud y con una punta redondeada, se puede llevar colgado como un llavero y usado sobre puntos de dolor en el cuerpo es útil para inmovilizar a personas en medio de tumultos, aunque es necesario un cursillo para su usarlo correctamente.

La sentencia señala que el hecho de que el agente llevara un elemento no reglamentariamente previsto procedería, como mucho, a la imposición de alguna corrección disciplinaria por la autoridad gubernativa correspondiente, pero en ningún caso con la pérdida de su condición de agente público.

Manifestación ilegal y tensa

La manifestación fue convocada por el colectivo 'okupa' en favor de los llamados espacios liberados, y reunió a unas 500 personas, aunque Interior no la había autorizado. Varios colectivos salieron desde distintos barrios para reunirse a media tarde en el Portal de l'Àngel.

Desde el primer momento hubo tensión con los centenares de mossos y urbanos, que llegaron a cargar hasta en ocho ocasiones, según los 'okupas', para rodear al colectivo. Los manifestantes fueron por la calle Fontanella, donde hubo la agresión al agente, la plaza Urquinaona y la Via Laietana. Debido a los enfrentamientos hubo lesionados en ambos bandos y el condenado fue detenido horas después en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento