El anuncio más caro
Anunciarse en Telecinco después de la final del Mundial de fútbol costará 250.000 euros. ARCHIVO

El Consejo de Ministros ha aprobado este jueves el Real Decreto que autoriza la Televisión Digital Terrestre (TDT) de pago en España. La nueva normativa abrirá "nuevas posibilidades de negocio a todos los operadores de televisión y a los telespectadores, que contarán con una mayor oferta", según ha asegurado la vicepresidenta primera del Gobierno,  María Teresa Fernández de la Vega. En la práctica, para los espectadores se traducirá en el pago por visión de determinados contenidos.

La normativa responde a razones técnicas y económicas, en espera de la Ley General Audiovisual

La portavoz del Gobierno ha afirmado que "a menos de 6 meses del
apagón analógico" la aprobación de este Real Decreto era "urgente", ya que "unifica los distintos regímenes y establece la competencia en igualdad de condiciones" y "abre nuevas vías de financiación a los operadores de televisión". De la Vega ha subrayado que la normativa "responde a razones técnicas y económicas" para regular ciertas condiciones, en espera de "la futura Ley General Audiovisual".

A partir de la entrada en vigor de esta norma, todos los operadores estatales podrán explotar como máximo uno de sus canales para la modalidad de pago, aunque el Consejo de Emisiones y Retransmisiones deportivas aprobará un catálogo de acontecimientos deportivos de interés general, que señalará los eventos que deben emitirse obligatoriamente en abierto.

Falta de consenso

La TDT de pago no cuenta con el consenso del sector audiovisual, ya que mientras La Sexta se muestra favorable a su implantación, Sogecable considera que supondría una transformación del actual modelo de explotación de las televisiones privadas.

Son los consumidores los que se están gastando el dinero en televisores y decodificadores cuya utilidad final es incierta

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha pedido al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio que explique cuánto se tendrán que gastar los telespectadores para ver la TDT de pago.

A través de un comunicado, esta organización ha denunciado que no se ha informado a los consumidores de las características, condiciones y circunstancias en que se va a desarrollar este modelo, mientras se siguen vendiendo decodificadores "que, con toda probabilidad, no servirán para ver los contenidos de pago".

La OCU ha criticado también "la improvisación con la que se está llevando a cabo la implantación de la TDT de pago". Además, ha asegurado desconocer quiénes son los grandes beneficiados pero sí que "son los consumidores los que se están gastando el dinero" en múltiples televisores y decodificadores "cuya utilidad final es incierta".

En este sentido, ha solicitado al Ministerio que "clarifique de una vez por todas" todo lo relacionado con la TDT de pago, para que los consumidores puedan saber las características de esta nueva tecnología y el gasto total que tendrán que asumir para acceder a la nueva programación.