EE UU enviará más gas licuado a la UE para contribuir a reducir la dependencia europea del gas ruso

Joe Biden junto al presidente del Consejo de la UE, Charles Michel, este jueves en Bruselas.
Joe Biden junto al presidente del Consejo de la UE, Charles Michel, este jueves en Bruselas.
EFE

Estados Unidos intentará contribuir a que la UE reduzca su dependencia del gas ruso enviando más gas natural licuado a suelo europeo. Así lo ha anunciado este jueves el presidente estadounidense, Joe Biden, durante su intervención ante el el G-7 en Bruselas, en una maratoniana jornada que ha empezado con una Cumbre de la OTAN y continúa con el Consejo Europeo.

El acuerdo ya había sido adelantado por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, acerca de la firma de un contrato por el que Estados Unidos enviará gas licuado a Europa, que podría empezar a tener efecto en "cuestión ode meses", según apuntaron este miércoles fuentes de la Administración Biden. A diferencia del gas natural, que se trasporta por gaseoductos como los que unen a Rusia y la UE, el gas licuado pasa esta materia a estado líquido para que así pueda ser trasportado por barco. Una vez en destino, recupera su estado gaseoso en las regasificadoras que hay en los puertos que reciben este tipo de cargamentos.

Von der Leyen consideró este acuerdo como "un importante paso adelante" y un "nuevo capítulo en nuestra asociación energética". Según explicó, se trata de gas natural licuado "adicional" al que Estados Unidos ya suministra a la UE, que tendrá el propósito de ir "sustituyendo el gas natural ruso que tenemos por ahora".

Reservas y sanciones

El ofrecimiento de Biden de aumentar el envío de gas natural licuado a la UE se produce en un momento en el que los Estados miembros tienen sobre la mesa una propuesta de la Comisión Europea para reducir la dependencia del gas ruso. En España es pequeña, alrededor de un 7%, pero es casi total en los países Bálticos y del 65% en Alemania. En este caso, Bruselas quiere obligar a los países europeos que cara al próximo invierno sus almacenes de gas estén al 80% al menos.

Por otra parte, uno de los aspectos de la discusión de este jueves en el Consejo Europeo sobre Ucrania tiene que ver con la posibilidad de imponer más sanciones a Rusia, entre las que se encuentra la que se considera más drástica, que los países de la UE dejen de comprar gas a Rusia.

Esto ahogaría aún más a Moscú económicamente, pero también supondría un perjuicio evidente para los países que más importan gas ruso, como apuntan quienes son más partidarios a esperar antes de tomar esta decisión. Aumentando el gas de Estados Unidos tendría el efecto de disminuir la dependencia del de Rusia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento