La falta de suministro por el transporte modifica menús en restaurantes: "Hay platos que estoy teniendo que suprimir"

Covadonga de la Rica, en su local, junto a un plato de alcachofas, especialidad de la casa que ahora no está sirviendo.
Covadonga de la Rica, en su local, junto a un plato de alcachofas, especialidad de la casa que ahora no está sirviendo.
TABERNA MAITIA

"La pandemia fue peor, pero nunca había vivido algo así". Así resume la restauradora Covandonga de la Rica la complicada situación que están atravesando los bares y restaurante de España como consecuencia de los paros de los transportistas, en marcha desde hace más de diez días tras ser convocados por la Plataforma Nacional Defensa Sector del Transporte, que aglutina al 85% de los camioneros del sector, aunque no es la organización que reconoce el Gobierno como interlocutor válido en las negociaciones. 

De la Rica, de 58 años, lleva una treintena en el mundo de la hostelería y actualmente es la propietaria de la Taberna Maitia, en el madrileño barrio de Chamartín. En su local ofrece a sus clientes "productos de varias regiones españolas y algún plato típico de las gastronomía francesa", pero las protestas de los transportistas han provocado que tenga que reducir su oferta. 

"Hay platos que estoy teniendo que suprimir en estos momentos, como son las alcachofas, una de nuestras especialidades. No puedo ofrecer a mis clientes productos que no sean frescos", afirma.

La restauradora madrileña explica que lo que más está escaseando son las frutas, la verdura y el pescado. "Los proveedores nos van ofreciendo lo que van teniendo pero a veces se trata de mercancía que lleva algunos días acumulada. Ahora nos tenemos limitar a lo que hay en Mercamadrid", precisa. 

De la Rica confirma además que "los precios se han elevado" ante la menor llegada de mercancía, aunque asegura que no ha repercutido este aumento a sus clientes en la factura: "Lo que estoy haciendo es ofrecer fuera de carta platos que me pueden dar más juego, como las albóndigas o las ensaladas". 

Más "escasez" que desabastecimiento 

Situaciones como la de Covadonga se repiten en los últimos días a lo largo y ancho de la geografía española, como confirman a 20minutos varias asociaciones hostelería pertenecientes a Hostelería de España, patronal que agrupa a más de 270.000 negocios del sector. 

Las organizaciones consultadas coinciden en que los paros de los transportistas están afectando a la oferta habitual, reconocen situaciones puntuales de desabastecimiento en determinados productos, sobre todo en algunos tipos de frutas, verduras y pescado, pero en líneas general hablan de "escasez" y dicen que no está afectando a todos los negocios por igual. 

La afectación en cada caso depende mucho del tipo de establecimiento y del producto que se ofrezca"

"Cada bar y restaurante es distinto y hay muchas tipologías. La afectación en cada caso depende mucho del tipo de establecimiento y del producto que se ofrezca", señala un portavoz de la Asociación Madrileña de Empresas de Restauración. 

Desde la Asociación de Hosteleros de Sevilla indican que en la provincia andaluza hay determinados platos, sobre todo los que llevan productos frescos, como pescado o frutas, que "en algunos casos han tenido que quitarse de carta o sustituirlos por otros elementos". 

"Nos encontramos en un punto en el que la situación comienza a ser insostenible", advierten desde la capital hispalense. "No entendemos la parsimonia con la que están llevando las negociaciones. Un paro de este calibre no solo afecta al transporte, sino que asfixia al resto de sectores como el nuestro", añaden.

Si esto sigue así podría producirse el cierre temporal de muchos establecimientos"

En A Coruña, desde la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería aseguran que la situación en la zona, por ahora, "no es grave" y que no hay desabastecimiento pero que sí faltan puntualmente tónica, agua y determinadas frutas y verduras, además de algunos pescados. "Si en un restaurante no hay un pescado de la carta se pone otro y no pasa nada", señala su presidente, Héctor Cañete. "Ha habido el triple de desabastecimiento de pescado en las épocas en las que el mar se pone malo y no se puede salir a faenar", sentencia. 

De lo que sí advierten los hosteleros es de que si esta situación se prolonga en el tiempo hay negocios que podría verse obligados a cerrar. "Por ahora podemos hablar de que solo ha habido escasez puntuales de algunos productos, pero si esto sigue así podría producirse el cierre temporal de muchos establecimientos", vaticinan desde la Asociación de Hosteleros de Málaga. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento