Ofensiva de Israel sobre Gaza
Imagen de archivo de un bombardeo sobre Gaza. Ronen Zvulun / Reuters

La ONG internacional con sede en Nueva York Human Rights Watch ha presentado un informe de 63 páginas con una investigación exhaustiva sobre la ofensiva en Gaza de hace medio año. La conclusión del documento es que los soldados israelíes mataron a once civiles palestinos que portaban banderas blancas.

No hallaron pruebas de que estuvieran atrapados en un tiroteo o fueran usados como "escudos humanos"Según la organización, todos, entre ellos cuatro niños y cinco mujeres, fueron abatidos "cuando eran claramente visibles y aparentemente no suponían un riesgo para la seguridad". Y no hallaron pruebas de que estuvieran atrapados en un tiroteo o fueran usados como "escudos humanos".

El informe, titulado Muerte con bandera blanca: La muerte de civiles palestinos durante la operación Plomo Fundido, se basa en la investigación en el terreno de siete incidentes, a partir de pruebas balísticas, historiales médicos y entrevistas con al menos tres testigos por incidente.

"Una bandera no garantiza inmunidad"

"Las pruebas indican claramente que, como mínimo, los soldados israelíes no tomaron todas las precauciones a su alcance para distinguir entre civiles y combatientes antes de abrir fuego, como requieren las leyes de guerra. En el peor de los casos, dispararon deliberadamente (...)", apunta la ONG.

HRW pide "investigaciones minuciosas e independientes" para averiguar qué ocurrióEn el segundo caso, se trataría de crímenes de guerra. La ONG asegura que los mandos militares israelíes "rehusaron repetidamente" sus peticiones de mantener un encuentro para hablar sobre los casos y dejaron sin respuesta las preguntas que les transmitió por escrito.

HRW pide "investigaciones minuciosas e independientes" para averiguar qué ocurrió. El Ejército israelí respondió a las acusaciones con una nota de prensa en la que subraya que "el mero despliegue de una bandera blanca no garantiza automáticamente la inmunidad" e insiste en que milicianos de Hamás "utilizaron a gente que portaba banderas blancas como cobijo para sus acciones beligerantes y para protegerse de la respuesta".