Un mes de la guerra en Ucrania: así se ha desarrollado el conflicto tras la invasión de Rusia

Un mes de la guerra de Ucrania: UE y OTAN cierran filas contra Putin
Un mes de la guerra de Ucrania: UE y OTAN cierran filas contra Putin
Europa Press
Ha pasado un mes desde que las tropas rusas atravesaron las fronteras de Ucrania y bombardearon enclaves como Kiev o Járkov. ¿Qué es lo que ha ocurrido desde entonces? Emilio Ordiz, nuestro experto en política internacional, nos cuenta todas las claves.
Externos

Este jueves se cumple un mes desde que estallase el conflicto bélico en Ucrania tras la invasión por parte de las tropas rusas orquestadas por Vladimir Putin. 29 días de ataques, bombardeos y asedios a las principales ciudades del país, como Kiev, Járkov o Mariúpol, que continúan resistiendo ante la ofensiva militar rusa.

El pasado 24 de febrero, las tropas terrestres del ejército ruso entraban en Ucrania por la región de Jersón, limítrofe con la península de Crimea, anexionada ilegalmente por Rusia en 2014, tal y como informaba la Guardia Fronteriza de Ucrania. Poco después, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, confirmaba una "invasión a gran escala" por parte Rusia. 

Un ataque a gran escala

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, fue el encargado de anunciar en la madrugada del jueves 24 de febrero que comenzaba "una operación militar especial" en Ucrania tras la solicitud de las autoproclamadas Repúblicas de Donetsk y Lugansk.

"Las repúblicas populares de Donbás se dirigieron a Rusia con una solicitud de ayuda. En este sentido, decidí llevar a cabo una operación militar especial. Su objetivo es proteger a las personas que han sido objeto de abusos y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años", argumentaba el líder ruso en un mensaje dirigido a la nación. 

Tras confirmar la invasión, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, imponía la ley marcial en todo el país y solicitaba la ayuda de los países occidentales y de la OTAN. En poco menos de un día, la ofensiva rusa avanzó hasta la capital del país, Kiev, y tomaba la central nuclear de Chernóbil.

Bombardeos, sanciones y éxodo

En pocas horas, los ataques se intensificaron, mientras los países de la Unión Europea y Estados Unidos respondían aplicando sanciones contra Rusia con el objetivo de paralizar toda su actividad económica. Así, las sanciones se enfocaron al sector financiero de Rusia, a la energía y al transporte, así como al control de las exportaciones, entre otras medidas. 

Desde el primer día de la invasión, el presidente ucraniano informó de que Rusia no solo estaba atacando infraestructuras militares, sino también a zonas residenciales en las que se encuentra la población civil. Las primeras imágenes revelaban un éxodo masivo desde la capital para huir de los bombardeos rusos.

En Kiev, la población comenzó a abandonar la ciudad. 

Sobrevuela la amenaza nuclear

A los pocos días de comenzar la invasión, Vladimir Putin anunciaba que ponía en un "régimen especial de servicio" a las fuerzas de disuasión estratégica del país, es decir, las que controlan el arsenal nuclear, en respuesta a "los agresivos comentarios formulados por los líderes de la OTAN".

Ahora, tras un mes de invasión, el secretario de prensa del Gobierno ruso, Dmitry Peskov, ha reconocido este martes que continúan los planes fijados por Rusia en Ucrania y que su país no descarta el uso de armamento nuclear si se encuentra ante una "amenaza existencial", como sería la entrada de la OTAN en el conflicto.

Sube la tensión entre Rusia y Occidente. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha anunciado que pone en alerta a las fuerzas de disuasión nuclear en respuesta a "los agresivos comentarios formulados por los líderes de la OTAN".
Estos son los 'poderes atómicos' con los que Putin amenaza al mundo.

Las negociaciones por la vía diplomática

Bielorrusia fue el escenario de la primera reunión diplomática entre las delegaciones enviadas por Ucrania y Rusia para negociar un alto el fuego. Concretamente, en la región bielorrusa de Gómel, en la frontera con Ucrania, se reunieron ambas partes mientras el asedio en las principales ciudades del país, como Kiev y Járkov, continuaba sin descanso. Unas conversaciones que se saldaron sin ninguna solución y que continuaron a lo largo de estas semanas.

Pocos días después, el 2 de marzo, Rusia y Ucrania se volvían a reunir en una segunda ronda de negociaciones en mitad de intensos ataques sobre Kiev. Tras varios intentos fallidos, el conflicto continúa. 

Este mismo martes, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, señalaba que la delegación ucraniana seguía "empujando a Rusia hacia la paz", tras rechazar el ultimátum del Gobierno dirigido por Putin de la rendición de la ciudad de Mariúpol y la entrega de armas. 

Mapa del asedio de Rusia sobre Ucrania.
Mapa del asedio de Rusia sobre Ucrania, a 6 de marzo de 2022.
Liveuamap

Las sanciones para aislar a Rusia

Desde que comenzase la invasión el pasado 24 de febrero, tanto los países de la Unión Europea como Reino Unido y Estados Unidos han ido aplicando paquetes con severas sanciones para aislar la economía de Rusia y poner fin a la guerra. "El Consejo Europeo hoy acuerda medidas restrictivas adicionales que impondrán consecuencias graves y masivas a Rusia por su acción", señalaban aquel 24 de febrero los líderes europeos tras reunirse de urgencia en Bruselas.

"Putin declaró su guerra. Putin es el agresor. Putin ha elegido esta guerra y ahora él y su país tienen que soportar las consecuencias", advertía por su parte el presidente estadounidense, Joe Biden, mientras anunciaba más sanciones contra Rusia.

El primer paquete de sanciones de la UE fue dirigido al sector financiero, a la energía, el transporte, los bienes de doble uso, así como al control de las exportaciones o a la política de visados. También han aprobado sanciones que afectan a los cargos políticos afines a Putin y a oligarcas rusos. 

Asimismo, la UE congelaba las transacciones del Banco Central de Rusia y, una de las medidas más drásticas, excluía a varias entidades del sistema SWIFT. Sin olvidar el cierre del espacio aéreo de todo el continente a los aviones rusos. Por su parte, el Gobierno estadounidense ha congelado también los activos del Banco Central de Rusia, así como severas sanciones contra industrias de alta tecnología, límites para las exportaciones, bloqueo a élites rusas, bloqueos a instituciones financieras, y restricciones de duda y capital, entre otras medidas.

Faltan medicinas, falta dinero y los más jóvenes se van del país. ¿Cuál es el impacto de las sanciones a Rusia que ya se sienten a pie de calle?.

Un éxodo sin precedentes

Dos semanas después de la invasión, las organizaciones internacionales contabilizaron cerca de dos millones de personas refugiadas que habían huido de la guerra a países limítrofes con Ucrania, como Polonia, Rumanía o Moldavia. Un éxodo masivo que se ha convertido en la peor crisis de refugiados que vive Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Ya han pasado 29 días desde que comenzase el conflicto y el total de personas que han visto obligadas a desplazarse supera los 10 millones, esto es, el 25% de toda la población, según los datos ofrecidos por Naciones Unidas

"Estas cifras incluyen a unos 6,5 millones de hombres, mujeres y niños desplazados internamente, según los datos que maneja la Organización Internacional para las Migraciones, y a casi 3,5 millones de personas que han cruzado las fronteras internacionales de Ucrania como refugiados", indica el comunicado de la ONU. 

Millones de personas desplazadas por la guerra.

Los ataques a zonas civiles, como el hospital de Mariúpol

Una de las imágenes que deja el conflicto es la del bombardeo al hospital materno infantil de la ciudad asediada por las tropas rusas de Mariúpol. La imagen de mujeres embarazadas que tratan de escapar de los ataques entre escombros. Un ataque aéreo ruso destrozaba el hospital de maternidad de esta ciudad que acababa con, al menos, tres muertos y 17 heridos.

Considerado por las autoridades ucranianas como crimen de guerra, el presidente ucraniano calificaba el ataque de "atrocidad" y volvía a solicitar a los países miembros de la OTAN que declarasen la zona de exclusión aérea para proteger al país. Una decisión a la que se negaba la OTAN porque supondría el inicio de un conflicto mundial con Rusia.

Un ataque ruso, con varios bombardeos, ha destrozado el hospital de maternidad de la ciudad de Mariúpol, al sur del país. "Hoy, los rusos lanzaron una bomba de aire en el área del hospital y el hospital de maternidad, donde se encontraban las madres con niños", ha informado el Ministerio del Interior ucraniano.

El control de las centrales nucleares por parte de Rusia

En el contexto de la ofensiva militar rusa contra Ucrania, el ejército liderado por Putin se hacía con el control de las instalaciones de Chernóbil, a pocas horas de comenzar la invasión, situada en el norte de Ucrania y escenario del mayor desastre atómico del mundo en 1986. Poco después, el 28 de febrero, tomaban la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, después de perpetrar un ataque con artillería que provocó un incendio en sus instalaciones.

En este sentido, las autoridades ucranianas llegaron a declarar la existencia de una amenaza para la primera unidad de la central nuclear, como consecuencia del incendio que se desató tras disparar las fuerzas rusas contra la planta, que fue alcanzada por los proyectiles.

Este mismo miércoles, Ucrania acusaba a Rusia de haber destruido un laboratorio para la gestión de desechos radiactivos en la central nuclear de Chernóbil, según ha denunciado la Agencia Estatal de Ucrania para la Gestión de las Zonas de Exclusión.

Un sarcófago de 30.000 toneladas financiado por el BEI protege la central de Chernóbil.
Un sarcófago de 30.000 toneladas protege la central de Chernóbil.
Europa Press

La ciudad de Mariúpol vive una crisis humanitaria sin precedentes

"A día de hoy, hay unas 100.000 personas en la ciudad. En condiciones infrahumanas. En un bloqueo completo. Sin comida, sin agua, sin medicinas. Bajo constante bombardeo". Este ha sido uno de los últimos mensajes del presidente de Ucrania para denunciar ante el mundo la devastación de ciudades como Mariúpol tras la invasión. Una ciudad en la que resulta prácticamente imposible establecer corredores humanitarios estables para sus residentes al ser "frustrados por los ocupantes rusos mediante bombardeos o terror deliberado".

Mariúpol es una ciudad al borde de la destrucción, de la que ya solo quedan restos y solo un 20% de las infraestructuras se mantienen. Mientras, las autoridades ucranianas también han denunciado que la ciudad de Jersón, ocupada por los rusos desde el comienzo de la invasión, también se acerca "a una catástrofe humanitaria". 

Ucrania resiste pese a la devastación

Ha pasado un mes desde que las tropas rusas atravesaron las fronteras de Ucrania y bombardearon enclaves como Kiev o Járkov. ¿Qué es lo que ha ocurrido desde entonces? Emilio Ordiz, nuestro experto en política internacional, nos cuenta todas las claves.

Ha pasado un mes desde que las tropas rusas atravesaron las fronteras de Ucrania y bombardearon enclaves como Kiev o Járkov. ¿Qué es lo que ha ocurrido desde entonces? Emilio Ordiz, nuestro experto en política internacional, nos cuenta todas las claves.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento