Un cliente de un supermercado Plus en la ciudad alemana de Hanover encontró tallos de una hierba venenosa en bolsas de ensalada, ha informado la cadena. El comprador, que tiene conocimientos especializados en plantas, encontró rastros de senecio vulgaris o hierba cana, que puede causar daño al hígado si se consume en grandes cantidades.

Es difícil para la gente común diferenciarlo de la rúcula

"Es difícil para la gente común diferenciarlo de la rúcula. Inmediatamente retiramos todas las bolsas afectadas de las estanterías", informó un portavoz de Plus.

Muestras del producto fueron enviadas a la Universidad de Bonn para pruebas, donde se detectaron más de 2.500 microgramos de veneno en 150 gramos de ensalada, según un medio alemán.

Margit Conrad, ministra para la Protección del Consumidor en el estado de Renania-Palatinado, en el oeste del país, advirtió a los compradores que deben estar alerta. "No todo lo que parece fruta y verdura es comestible. Nadie debería comer plantas o partes de plantas que tienen un sabor poco común".