La lista negra de Vladimir Putin para ahuyentar a la OTAN: Finlandia, Suecia... y ahora Bosnia

El presidente ruso, Vladimir Putin.
El presidente ruso, Vladimir Putin.
EFE / EPA / MIKHAIL KLIMENTYEV / SPUTNIK / KREMLIN

Vladimir Putin tiene una serie de países en su radar para evitar lo que el considera una expansión ilegítima de la OTAN hacia el Este. No quiere que países que forman parte de su "esfera de influencia" se sumen a la Alianza. En ese marco, el Kremlin ya amenazó hace semanas a Finlandia y Suecia con "acciones militares" si se acercaban a la OTAN, y ahora esos avisos llegan a Bosnia. El embajador de Rusia en Bosnia y Herzegovina, Igor Kalabujov, ha amenazado este jueves con seguir el "ejemplo ucraniano" y "responder" si Sarajevo se une finalmente a la OTAN, algo que Moscú considera "una amenaza".

"Siguiendo el ejemplo de Ucrania hemos mostrado lo que esperamos. Si hay alguna amenaza, vamos a reaccionar", ha dicho en declaraciones a la cadena bosnia FTV. No obstante, ha matizado que Moscú no cuenta con un plan respecto al país y ha insistido en que reaccionará "en base al análisis de la situación geopolítica".

En este sentido, ha sostenido así que Occidente es quien está amenazando a Bosnia y Herzegovina al señalar que "Rusia ya está preparando un plan al respecto". "No tenemos ningún plan. Responderemos cuando sea necesario dada la situación", ha indicado el embajador, que ha matizado que, no obstante, no existe consenso sobre la adhesión del país a la alianza atlántica.

Así se ha referido al rechazo mostrado por parte del sector político serbobosnio, encabezado por Milorad Dodik y que se opone a que Bosnia y Herzegovina forme parte de la OTAN. Kalabujov ha aprovechado la ocasión para rechazar las acusaciones de que Rusia trata de "desestabilizar" el país y ha calificado estas acusaciones de "mentiras". Además, ha insistido en que la "operación" en un Ucrania es una suerte de "misión de paz" para "acabar con el nazismo". "No estamos en guerra con Ucrania. Para nosotros es una operación militar", ha apuntado.

Por su parte, el presidente de la presidencia tripartita de Bosnia y Herzegovina, Zeljko Komsic, ha condenado sus palabras, las cuales considera como "una amenaza" para el país. "El mensaje del embajador es inaceptable para Bosnia y Herzegovina", ha aclarado antes de incidir en que la decisión de unirse a la OTAN solo puede tomarse desde las instituciones y no debe ser bajo ninguna circunstancia una "razón por la que atacar" el país.

Bosnia y Herzegovina es actualmente uno de los únicos países con un Plan de Acción de membresía. Junto a Georgia, ha sido nombrado "país aspirante" para unirse a la OTAN. Además, es un Estado que ocupa una posición de candidato potencial para entrar en la UE, aunque esto a Rusia le 'preocupa' mucho menos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento