Cómo se puede ahorrar dinero en la declaración de la Renta 2021-2022

Una calculadora y billetes.
Una calculadora y billetes.
GESTHA - ARCHIVO

El próximo 6 de abril de 2022 arranca la campaña de la Renta y Patrimonio correspondiente a 2021 y, a partir de este día, se podrá tramitar el borrador de la declaración de forma telemática. En este sentido, muchos contribuyentes se preguntan qué métodos utilizar para ahorrar dinero y pagar menos impuestos en la próxima declaración.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece 10 trucos fiscales que permitirán ahorrar dinero en la declaración relacionados con inversiones, como planes de pensiones; vivienda; ganancias patrimoniales, o salario, entre otros.

1. Revisa las deducciones autonómicas

Guardería de los hijos, abono transporte, gastos en educación, ayuda doméstica, instalación de herramientas sostenibles en el hogar o el alquiler son solo algunos de los conceptos por los que te puedes desgravar en la declaración de la Renta. Algunas deducciones son estatales, pero otras se aplican por comunidades, por lo que es muy importante conocer a cuáles tienes derecho.

"Muchas deducciones autonómicas se conceden si el contribuyente no excede ciertos límites de ingresos. Si los superas, puedes reducir tus ingresos, teniendo gastos deducibles o solicitando retribuciones exentas para poder aplicar la deducción", detalla la OCU. 

Deducciones autonómicas.
Deducciones autonómicas.
OCU

2. Informa de los cambios familiares

Resulta fundamental haber informado a la compañía o al empleador de cualquier cambio que se haya producido en las circunstancias familiares, como el nacimiento de un hijo, un divorcio o una discapacidad, ya que algunos supuestos se pueden desgravar en la declaración. Asimismo, "la cantidad de retención a cuenta del IRPF depende, entre otras cosas, de las circunstancias familiares y así conseguirás que sea lo más ajustada posible", indican.

3. Prueba el salario en especie

Una manera de ahorrar en la declaración anual del IRPF y que puedes aplicar para el próximo ejercicio económico (si en 2021 no lo has hecho) es obtener parte de la retribución salarial en especie. "Algunas retribuciones como los seguros sanitarios para el trabajador, su cónyuge y sus hijos; los vales de comida, los cheques de transporte y guardería están exentas de pagar IRPF".

4. Comprueba tus gastos del trabajo

Revisa si pagas cuotas sindicales o una cuota en el colegio profesional. También si has tenido algún pleito laboral o si has pagado honorarios a abogados y procuradores. "Estos gastos se deducen de los ingresos del trabajo, con lo que pagas menos por ellos".

5. Revisa si has hecho donaciones

Las donaciones a ONG, fundaciones o entidades sin ánimo de lucro también se pueden deducir en la declaración de la Renta. Así, "puedes deducir un 80% sobre los primeros 150 euros, y un 35% sobre lo que exceda de esa cantidad", explica la OCU. Este porcentaje, además, sube al 40% si es el tercer año consecutivo que donas a la misma organización y si cada donación ha sido igual o superior a la anterior.

6. Desgrávate por la hipoteca

Una de las deducciones más habituales en la Renta es por la compra de la vivienda habitual. "Si compraste tu casa antes de 2013, se deduce el 15% de lo pagado para comprar la vivienda, sobre un máximo de 9.040 euros (o de 18.080 si lo pagas con tu cónyuge y declaráis por separado)", detallan.

7. Espera a cumplir 65 años para vender tu casa

La OCU recomienda que "si estás cerca de cumplir esa edad y te estás planteando vender o donar tu vivienda habitual, te interesa esperar hasta que los cumplas, pues la ganancia que obtendrás de la transmisión estará libre de impuestos". En el caso de que la vivienda esté a nombre de dos cónyuges, ambos tienen que tener más de 65 años, porque si no solo estaría exenta la ganancia correspondiente a uno de ellos. 

8. La deducción del alquiler si eres arrendador

En el caso de ser propietario de una vivienda en alquiler, puedes optar por deducirte de la Renta sujeta al IRPF algunos gastos, como el IBI, la agencia, los seguros o los costes de la comunidad. "También son deducibles los gastos de reparación y conservación y los intereses de préstamos para la compra o mejora del inmueble, pero sin que puedan generar un rendimiento negativo", añaden.

9. Ahorra con el plan de pensiones

Las aportaciones de hasta 2.000 euros a un plan de pensiones se pueden deducir en la declaración anual del IRPF. Sin embargo, puede que no sea beneficioso para todos los contribuyentes. "No es aconsejable para aquellos que obtienen rentas exclusivamente de alquileres de inmuebles, de productos bancarios o de ganancias derivadas de transmisiones patrimoniales", aconsejan en la OCU. 

Sí se trata de una alternativa interesante para aquellos que "obtienen rentas que provienen del trabajo, de actividades profesionales/empresariales y de alquileres de inmuebles", añaden.

10. Compensa las pérdidas y las ganancias

Si a lo largo de 2021 has obtenido alguna ganancia con la venta o donación de bienes, pero también acumulas pérdidas, "una forma de ahorrar en tu próxima declaración es materializar esas pérdidas para poder compensarlas con las ganancias, y viceversa". 

No obstante, aclara la OCU, hay que tener en cuenta varios aspectos. Por un lado, "no dones bienes que generen pérdidas o rendimientos de capital negativo en el IRPF, porque la normativa no permite su compensación". 

Por otro lado, en el caso de vender acciones o participaciones con el objetivo de compensar pérdidas, "debes esperar dos meses para volver a adquirirlos (o comprar otro fondo de cartera similar)". Esta declaración, además, será la última en la que se pueda compensar el saldo de pérdidas pendientes de 2017.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento