Los taxistas supeditan a la reunión con Valdés la retirada del servicio nocturno

  • Los taxistas demandan más seguridad y controles selectivos.
  • La semana pasada un taxista fue robado y agredido en Camas.
  • En agosto de 2004 el taxista Amador Guerrro fue asesinado.

Las dos asociaciones mayoritarias del sector del taxi en Sevilla --Solidaridad Hispalense del Taxi y Unión Sevillana del Taxi-- han concertado una cita para las 10,30 horas del próximo lunes 17 de julio con el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, encuentro a cuyo resultado el gremio supedita la posibilidad de retirar el servicio nocturno de autotaxis como señal de protesta por los últimos atracos sufrido por taxistas.

El secretario de Solidaridad Hispalense del Taxi, Miguel Ángel Vázquez,  subrayó que el sector ha suspendido esta medida, "muy dolorosa para la ciudadanía", para esperar a ver lo que pasa en el encuentro, cuya convocatoria calificó de "logro" y "un paso muy grande".

Los taxistas plantearán a Valdés un incremento de las medidas de seguridad, con especial hincapié en la reactivación de la Mesa de Seguridad del Taxi, en el seno de la Policía Nacional, y la instauración de controles selectivos en los cuales los efectivos policiales "identifican a la persona que el taxista lleva como cliente, si ésta les parece conflictiva".

Estos controles, que se pusieron en marcha tras el asesinato en agosto de 2004 del taxista Amador Guerrero, consiguieron, según expuso el secretario de Solidaridad Hispalense del Taxi, reducir el índice de atracos "en un 99,9 por ciento", así como eliminar prácticamente la conflictividad en barrios problemáticos mediante la instauración de controles en puntos clave.

"El compromiso era mantener la mesa mientras el peligro de atracos se mantenía constante", recordó Vázquez, que añadió que "viendo el talante y que lo que es justo siempre se ha concedido, creemos que la Subdelegación pondrá en marcha el tema de inmediato". Los taxistas, asimismo, y dependiendo de los resultados de esta reunión, solicitarán otra reunión con la Delegación de Convivencia y Seguridad del Ayuntamiento de Sevilla.

El último atraco, en Camas

El último incidente se produjo la pasada semana, cuando la víctima recogió a un cliente en la calle Torneo en torno a las 2,30 horas. Éste le solicitó que le llevara a La Pañoleta, una barriada de la localidad de Camas, procediendo a su llegada a "marearlo" llevándolo por varias calles. En las cercanías del Polígono El Manchón, y ya cuando el cliente estaba casi fuera del vehículo, agarró por el cuello al taxista y le dijo que le diera todo lo que llevaba.

La víctima puso en marcha el vehículo con la esperanza de zafarse del atracador, que le propinó un fuerte golpe en la cabeza y finalmente huyó a unos bloques cercanos con la recaudación del taxi. La agresión propició que el taxista se trasladara hasta el hospital, donde  se le trató de un traumatismo en la cara, con un hematoma en la zona orbitaria izquierda y el ojo izquierdo con eritema y lagrimeo. También sufrió rasguños en el tórax.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento