Abramovich, Kiriyenko, Mazepin, Tokarev o Lebedev: ¿quiénes son los oligarcas rusos sancionados por Occidente?

Roman Abramovich, en foto de archivo.
Roman Abramovich, en foto de archivo.
Instagram

El desgaste y la erosión que quiere provocar Occidente sobre el régimen de Vladimir Putin ante la invasión rusa de Ucrania incluye a quienes, en parte, sostienen su estructura de poder. Son los oligarcas. Millonarios que, de una forma u otra, se han beneficiado de la autocrática Rusia para mantener, alimentar y reforzar sus negocios a lo largo y ancho del mundo. Pero esa libertad se ha acabado con las sanciones impuestas por Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido, Australia o Canadá, entre otros. ¿Quiénes son los oligarcas que están en el punto de mira de las medidas restrictivas?

El más mediático es quizás Roman Abramovich. El propietario del Chelsea ha sido sancionado y el Gobierno británico considera que el magnate ruso había "recibido un trato preferente y concesiones" del Kremlin y que, a través de sus vínculos comerciales, había estado "implicado en la desestabilización de Ucrania y en el debilitamiento y la amenaza de la integridad territorial, la soberanía y la independencia" del país. Así, le ha congelado todos sus activos y propiedades, incluido el club, que tenía pensado vender a muy corto plazo dada la presión a la que sabía que iba a ser sometido.

Según apuntó el Ministerio de Exteriores británico, Abramovich se implicó en las maniobras de Putin, al menos indirectamente, a través de la empresa siderúrgica y minera Evraz, en la que tenía una importante participación y sobre la que ejercía un control efectivo. El Gobierno de Boris Johnson considera probado que esta compañía había suministrado acero a los militares rusos para la producción de tanques.

"No puede haber ningún lugar donde esconderse para estos individuos, y no podemos seguir como siempre, como hemos hecho durante los últimos veinte años", sentenció la ministra de Exteriores del Reino Unido, Liz Truss. En esa línea se han posicionado también el resto de socios occidentales, entre ellos la Unión Europea. Un total de 680 personas y 53 entidades "son objeto de medidas de inmovilización de bienes y prohibición de viajar por actos que menoscaban la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania", reflejan desde Bruselas. Incluye tanto a los que ya estaban sancionados desde la anexión de Crimea en 2014 como a los que se han añadido en las últimas semanas tras la invasión perpetrada por el Kremlin.

Los 27 han decidido incluir en la lista de sancionados tanto al propio Putin como a su ministro de Exteriores, Sergei Lavrov. Pero más allá de ellos hay una serie de nombres de importantes empresarios y millonarios de diferentes sectores. Además del propio Abramovich otra de las figuras es Vladímir Sergeevich Kiriyenko, el magnate ruso de Internet. Según explica la UE, VK Company Limited, de la que Kiriyenko es el consejero delegado, "es una compañía rusa de internet que cuenta con una enorme presencia en el sector de internet". Los proyectos de VK son los que, colectivamente, tuvieron mayor audiencia en Rusia y lograron el mayor tiempo de pantalla. "Los sitios web de VK alcanzan a más del 90% de los usuarios rusos de internet cada mes, y la empresa se encuentra entre las cinco mayores empresas de servicios de internet si se tiene en cuenta el número total de páginas visitadas", añaden.

El Reino Unido sitúa también entre los señalados a Alexandr Lebedev, que es quizás uno de los nombres más relevantes para Putin porque su actividad no solo se ha reducido a lo empresarial y a la acumulación de riqueza. A principios de los noventa fue oficial de la Primera Dirección General de la KGB y después de una de las agencias sucesoras del KGB, el Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia (SVR). A principios de 2008, la revista Forbes lo incluyó en la lista de los 39 rusos más ricos, con un valor estimado de 3.100 millones de dólares, pero en octubre de 2008 su valor era de 300 millones, aunque después volvió a subir. Lebedev es además uno de los propietarios del periódico Novaya Gazeta.

Entre los sancionados por la UE se encuentra Nikita Mazepin. Quien fuera piloto de F-1 es además hijo de Dmitry Arkadievich Mazepin, director general de JSC UCC Uralchem. Dado que Uralchem patrocina al equipo Haas de fórmula 1, Dmitry Mazepin es el principal patrocinador de las actividades de su hijo en dicho equipo. "Es una persona física asociada con un empresario destacado (su padre) implicado en sectores económicos que proporcionan una fuente sustancial de ingresos al Gobierno de la Federación de Rusia", añaden desde el bloque de 27.

El listado, en todo caso, es eterno. En cada uno de esos documentos aparecen figuras como Nikolai Tokarev, que es el presidente de Transneft, una gran empresa de petróleo y gas. Mientras, Oleg Deripaska es uno de los hombres de confianza de Roman Abramovich y poseía acciones importantes en empresas mineras que cotizan en el Reino Unido. Fue una de las voces que hace días pidió a Putin parar la invasión, quizás consciente de lo que podía perder si acababa sancionado por los aliados occidentales.

Los sancionados abarcan casi todos los sectores. En este sentido, está Vadim Nikolaevich Moshkovich, un empresario con intereses empresariales en la agricultura y el desarrollo inmobiliario. "En 2004, Vadim Moshkovich fundó Rusagro Group, que es un importante productor de carne de cerdo, grasas y azúcar. Esto hace, en palabras de Bruselas que participe "en sectores económicos que proporcionan una fuente sustancial de ingresos" al Gobierno ruso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento