Una Guerra Mundial, el sacrificio de 70 mascotas, un rescate épico... todo lo que rodeó el naufragio del Endurance

El Endurance se hundió en 2015.
El Endurance se hundió en 2015.
Carlos Gámez

Una expedición de investigación a bordo del buque S. A. Agulhas II partió desde Sudáfrica en febrero pasado ha confirmado esta semana haber hallado en buen estado los restos del Enduranceel barco del legendario explorador polar angloirlandés Ernest Shackleton que se hundió en 1915

"Cien años después de la muerte de Shackleton, el Endurance fue hallado a una profundidad de 3.008 metros en el mar de Wedell (en el océano Antártico)", indicó la expedición, bautizada como Endurance22, en un comunicado. A continuación, profundizamos en el naufragio de uno de los barcos de exploración más legendarios de la historia. 

Los restos del Endurance se han hallado en buen estado.

¿Cuál era el objetivo del Endurance?

El Endurance partió en agosto de 1914 de Reino Unido con destino Buenos Aires con el objetivo de llegar desde el mar de Weddell hasta el mar de Ross (ambos en el océano Antártico), pasando por el Polo Sur. Ernest Shackleton, el líder de la expedición, pretendía reivindicar el papel británico en las expediciones a la Antártida tras el fallido intento del malogrado capitán Robert Falcon Scott en 1912, que alcanzó el Polo Sur solo un mes después que la Expedición Amundsen -primera en llegar al Polo Sur-, pero no pudo regresar. 

¿Qué le sucedió?

El Endurance se adentró en la zona de hielos alrededor del continente blanco en diciembre de 1914. La embarcación navegó 1.600 kilómetros hasta quedar completamente bloqueado el 19 de enero de 1915 a 137 kilómetros de su destino, la bahía de Vahsel, en el mar de Weddell.

¿Cuánto tiempo tardó en hundirse?

Durante unos nueve meses, Shackleton y su tripulación permanecieron en el barco atrapado por el hielo, soportando temperaturas de frío extremo y viendo cómo la embarcación se desvanecía poco a poco hacia las profundidades marinas producto de que el casco iba cediendo ante el empuje de los bloques de hielo. Hasta que llegó un momento en el que el hundimiento era cuestión de días y decidieron emprender un viajé épico.

¿Qué pasó con la tripulación?

Milagrosamente se salvaron los 28 tripulantes. En botes salvavidas, avanzaron lentamente a través del hielo y llegaron a la isla Elefante, donde sobrevivieron alimentándose de focas y pingüinos durante meses. 

El Endurance se hundió en 1915 en la Antártida.
El Endurance se hundió en 1915 en la Antártida.
Carlos Gámez

¿Por qué Shackleton es una leyenda?

Shackleton sabía que nadie iría a buscarlos a la isla Elefante, por lo que decidió dejar a 22 de sus hombres allí y partir con el resto de sus marineros en un bote salvavidas rumbo a las islas Georgias del Sur en una épica gesta en busca de ayuda. Diecisiete días y 1.300 kilómetros después, llegaron a un centro ballenero y, cuatro meses después, regresaron a la isla para rescatar con vida a los 22 compañeros que se habían quedado atrás.

¿Qué fue lo más duro para la expedición?

Aunque parezca sorprende, los tripulantes del Endurance destacaron tras ser rescatados que uno de los momentos más difíciles fue cuando tuvieron que sacrificar a las mascotas que iban a bordo, 69 perros -empleados para tirar de los trineos- y un gato -llamado Mrs. Chippy porque creían que era gata- ante la imposibilidad de salir con ellos. No en vano, esos animales y su cuidado les habían ayudado a evitar el desgaste mental. Les servían de entretenimiento e incluso realizaban carreras de trineos con ellos.

"Cada miembro de la tripulación debía encargarse de cuidar al menos de uno de los perros, y muchos trabaron con ellos estrechos lazos de amistad", relató Shackleton en sus diarios. El encargado de su sacrificio fue un veterano explorador y hombre de confianza de Shackleton, Frank Wild, que declaró: "Fue el peor encargo que me han hecho en la vida. He conocido a hombres a los que preferiría disparar antes que al peor de los perros". 

Varios de los perros de la expedición observan al Endurance atrapado por el hielo.
Varios de los perros de la expedición observan al Endurance atrapado por el hielo.
FRANK HURLEY

¿Pudo evitarse el naufragio?

La realidad es que el Endurance estuvo a punto de no salir. El inicio de la expedición coincidió con el estallido de la Primera Guerra Mundial y Shackleton ofreció la embarcación a la Marina Real para entrar en el combate. Finalmente, el Gobierno británico desestimó el ofrecimiento. 

¿Dónde exactamente fueron hallados los restos del barco?

Los restos del mítico barco fueron hallados, según el texto, "dentro del área de búsqueda definida por el equipo expedicionario antes de su partida de Ciudad del Cabo" (suroeste de Sudáfrica), en una zona a unas cuatro millas al sur de la posición que el entonces capitán del navío, Frank Worsley, registró antes de que la tripulación tuviera que abandonarlo, al quedar atrapado en el hielo.

¿En qué estado se encuentra el pecio?

"Estamos abrumados por nuestra buena suerte de haber localizado y tomado imágenes del Endurance. Este es, de lejos, el pecio de madera de mayor calidad que jamás haya visto. Está erguido, bien orgulloso en el lecho del mar, intacto y en un estado de preservación brillante", destacó, por su parte, Mensun Bound, director de Exploración de Endurance22. Según este experto, en el naufragio incluso puede leerse aún la inscripción "Endurance" grabada bajo el pasamano de la borda.

¿Se ha recuperado ya algún objeto de valor?

Aún no se ha tocado nada. "El pecio se encuentra protegido por disposiciones del Tratado Antártico que actualmente impiden acceder directamente y extraer objetos o materiales", señala Andrés Barbosa, investigador del CSIC en el Museo Nacional de Ciencias Naturales. Barbosa, añade, no obstante, que "seguro que se llevarán a cabo, dentro del ámbito del Tratado, las actuaciones necesarias para elaborar un plan que permita en el futuro tener acceso de forma controlada y asegurando al máximo la preservación de los restos". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento