El apagón de Chernóbil, explicado por los expertos: ¿puede provocar una fuga de radiación? ¿hay peligro inminente?

La central nuclear de Chernóbil, en Ucrania, en una captura de un vídeo distribuido por el Ministerio de Defensa de Rusia el 7 de marzo de 2022.
La central nuclear de Chernóbil, en Ucrania, en una captura de un vídeo distribuido por el Ministerio de Defensa de Rusia el 7 de marzo de 2022.
MINISTERIO DE DEFENSA DE RUSIA / EFE

Rusia capturó la Zona de exclusión de Chernóbil el primer día de la invasión a Ucrania. Este evento, junto a la toma de la central de Zaporiyia en el sureste de Ucrania -en el que el ataque ruso provocó un incendio- , han hecho que se aviven viejos recuerdos como la catástrofe de Chernóbil en 1986. Sin embargo, la situación es muy diferente y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha explicado que la pérdida de energía en Chernóbil no supone un “impacto crítico en la seguridad”.

Ha sido la empresa energética ucraniana Ukrenergo la que comunicaba este miércoles que la central nuclear de Chernóbil había sido "totalmente desconectada" de la red eléctrica y apuntaba como motivo de esta desconexión a las operaciones del ejército ruso. El ministro de Exteriores ucraniano, Dimitro Kuleba, ha pedido a la comunidad internacional que reclame a Rusia un alto al fuego para poder hacer las reparaciones que restauren el suministro eléctrico. Además, ha alertado de que los generadores de reserva tienen combustible para suministrar a la central durante 48 horas.

Este margen de apenas dos días ha hecho que se especule sobre qué ocurrirá si pasa ese tiempo y los sistemas que refrigeran la instalación donde se encuentra el combustible nuclear se apagan. Según Kuleba, supondría una "inminente filtración de radiación", pero, según el OIEA y otros expertos, no supondría un riesgo inminente.

¿Por qué es necesario el suministro de electricidad en Chernóbil?

Chernóbil no es una central eléctrica en funcionamiento desde 1986, pero necesita recibir energía para seguir refrigerando el combustible nuclear de los reactores 1, 2 y 3 que se encuentra almacenado bajo agua. Después de que el reactor número cuatro explotara, el resto de reactores siguieron funcionando durante algunos años, pero el último se apagó finalmente en el año 2000.

Alfredo García, supervisor de la central nuclear de Ascó (Tarragona) y divulgador científico –conocido en redes como Operador Nuclear-, ha explicado en Twitter que el combustible, dado el largo tiempo de inactividad, tiene "un bajo calor residual" y de hecho ya se estaría preparando su almacenamiento en contenedores que no necesitan suministro eléctrico.

"Las pruebas de estrés realizadas por Fukushima demostraron en 2012 que ante la pérdida de refrigeración, la piscina no sobrepasaría los 70ºC. El combustible está diseñado para funcionar a más de 300ºC, así que no se vería afectada su integridad", señala en otro tuit.

Desde el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) citan al OIEA - dado que está recibiendo la información de primera mano desde Ucrania -, e indican a 20minutos que "la capacidad de refrigeración de los residuos radiactivos que hay en la central está garantizada", por ello, "es improbable la posibilidad de fuga". Con la información actual, se considera que la cantidad de agua que hay en la piscina donde están almacenados los residuos radiactivos "es suficiente".

Rafael Grossi, director general del OIEA, ha denunciado que la situación actual, con Chernóbil bajo el control ruso, "viola un pilar clave de seguridad para garantizar el suministro de energía ininterrumpido". Aun así, este agencia no ve que la situación vaya a a tener "un impacto crítico en la seguridad". Entiende que el volumen de agua es suficiente para "la eliminación efectiva del calor" de un combustible gastado.

¿Cuál es la situación en Chernóbil desde la captura rusa?

Rusia afirma que ha tomado el control de Chernóbil y Zaporinyia para "no permitir que las formaciones nacionalistas y otras organizaciones terroristas ucranianas, y también los mercenarios extranjeros, aprovechen la situación para realizar provocaciones nucleares", según la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova. 

Por su parte, el viceministro de Defensa de Rusia, Nikolai Pankóv, señalaba directamente a los "nacionalistas ucranianos" como responsables de la desconexión. "Debo señalar con gran pesar que los nacionalistas ucranianos cometieron otra provocación, una provocación extremadamente peligrosa. Atacaron la subestación y las líneas eléctricas que alimentan la planta de energía nuclear de Chernóbil. Los expertos rusos tomaron medidas inmediatas para cambiar a fuentes de energía del generador diésel de respaldo". 

También aseguraba en la tarde del miércoles que, "en este momento, la parte bielorrusa ha resuelto el problema de restaurar el suministro de energía de forma permanente desde el sistema energético bielorruso".

Se calcula que en torno a 2.400 personas trabajan en Chernóbil y 210 de ellas, entre técnicos y guardias, siguen allí trabajando desde que Rusia tomó el control y no han podido rotar todavía. Este martes, antes de la desconexión, el propio Rafael Grossi mostró su preocupación por la situación de estrés y fatiga del personal lo que, según él, podría conllevar "riesgos potenciales" para la seguridad nuclear. "Hago un llamamiento a las fuerzas que tienen el control efectivo del sitio para que faciliten urgentemente la rotación segura del personal". 

En Slavutych, una ciudad construida después del accidente de 1986 a 40 kilómetros de la central y a 200 de la capital, residen los trabajadores de Chernóbil y a ella regresan al finalizar sus turnos. Sin embargo, los 210 trabajadores han tenido que crear dormitorios en la propia central durmiendo en camas, mesas plegables o en el propio suelo. Los trabajadores -que comen una vez al día, al no saber cuánto tiempo estarán finalmente allí- se habrían organizado a su vez en varios turnos para poder tener tiempo de descanso.

Un familiar de los trabajadores ha indicado a la BBC que los rusos estarían dispuestos a dejarlos cambiar de turno, pero que no podrían garantizar su seguridad en el viaje a casa, ni a los trabajadores que viajasen para ocupar sus puestos. Además, el tren que une Slavutych y Chernóbil tiene un breve tramo que atraviesa Bielorrusia, uno de los aliados más importantes de Rusia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento