El gigantesco convoy ruso, parado por sexto día por fallos en los neumáticos frente a un terreno embarrado

Convoy ruso en las afueras de Kiev
Convoy ruso en las afueras de Kiev
Carlos Gámez
Convoy ruso en las afueras de Kiev.
CARLOS GÁMEZ

El gigantesco convoy ruso que el martes pasado se dirigía hacia Kiev lleva ya seis días parado, a 20 o 30 kilómetros de la capital (las informaciones varían según la fuente), según señalan ciertos expertos, debido a problemas en los neumáticos y la dificultad del terreno.

Parte de la explicación del estancamiento de los vehículos, acorde con el Pentágono, son la falta de combustible y suministros y la resistencia ucraniana a las afueras de Kiev. En las redes sociales podemos observar distintos vídeos de soldados ucranianos que se han apoderado de los tanques del enemigo e incluso de vehículos rusos parados en medio de la carretera sin gasolina.

Hay quien apunta, además, a un “problema común” en el ejército ruso: la utilización de componentes chinos de mala calidad. Trent Telenko, un especialista jubilado del Departamento de Defensa de los Estados Unidos y bloguero de historia militar publicó un hilo de Twitter explicando por qué los neumáticos que usa rusia podrían ser su mayor problema al noroeste de Kiev, todo en base a una fotografía de un vehículo militar Pantsir-S1 parado a las afueras de Kiev.

Telenko era el encargado de llevar a cabo ejercicios con los vehículos del ejército de los Estados Unidos para comprobar su calidad, su capacidad de avance según el terreno y sus necesidades de mantenimiento. Según sus conocimientos, los camiones militares tienen que desplazarse al menos una vez cada mes para mantenerse en correcto funcionamiento, y este es el problema del convoy ruso. “Cuando dejas los neumáticos de un camión militar parados durante meses, las paredes laterales se pudren o se vuelven quebradizas, de modo que se rasgarán catastróficamente”.

“Enormes implicaciones operativas”
El convoy ruso se frena a las afueras de Kiev.
El convoy ruso se frena a las afueras de Kiev.
Carlos Gámez

Telenko habla de las “enormes implicaciones operativas” de este fallo de mantenimiento, que impide a los rusos sacar sus vehículos de las carreteras y arriesgarse a ir campo a través en plena época de barro”.

Karl T.Mouth, profesor de la Universidad de Chicago, respondió a Telenko afirmando que el problema debía estar, efectivamente, en los neumáticos, pero que no se trataba solo del mantenimiento deficiente y la época de barros. Parte del problema está, según Mouth, en los propios neumáticos. 

“No son radiales de camiones pesados de la era soviética” escribió Mouth, “ son neumáticos militares chinos, y creo que específicamente el Yellow Sea YS20. Este es un neumático que encontré por primera vez en Somalia y Sudán; es una mala copia china del excelente diseño de neumáticos militares Michelin XZL”. 

Mouth ha eliminado el tuit en el que defendía su tesis a raíz de opiniones que lo contradecían con fundamento, sin embargo, es seguro que los neumáticos les están jugando una mala pasada a los rusos al oeste de Kiev, que llevan ya seis días parados frente a la capital. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento