Uno de los supervivientes del 'Villa de Pitanxo' acusa al patrón de haber causado el naufragio del pesquero

Llegada de los tres supervientes del 'Villa de Pitanxo' a la costa
Llegada de los tres supervientes del 'Villa de Pitanxo' a la costa.
Europa Press

Samuel Kwesi Koufie, uno de los tres supervivientes al naufragio del pesquero gallego 'Villa de Pitanxo', que se hundió el pasado 15 de febrero a 450 kilómetros al este de Terranova (Canadá), declaró que el patrón del mismo desoyó las advertencias que los marineros le transmitieron "para que soltase la red, lo que podría haber permitido corregir la escora y, en última instancia, evitado el naufragio".

Según fuentes judiciales citadas por La Voz de Galicia, Samuel Kwesi habría explicado ante la Guardia Civil y ante la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim), que el problema surgió durante la maniobra de recogida del aparejo, debido a las malas condiciones meteorológicas. El barco, debido a un golpe de mar, se habría comenzado a escorar a babor.

Sería ahí cuando la tripulación habría solicitado al patrón que diese la orden de soltar la red para recuperar estabilidad, pero no lo hizo. Por ello, el agua comenzó a llenar los compartimentos, el motor se paró y el pesquero acabaría hundiéndose.

El patrón, según la versión de Samuel, tampoco habría dado la orden de abandonar el barco ni de colocarse los trajes de supervivencia. En este sentido, solo él y su sobrino fueron los únicos tripulantes que lo tenían puesto, ya que a los demás no les dio tiempo.

También se ha sabido que la balsa donde fueron rescatados los tres supervivientes y cuatro cadáveres estaba agujereada. Samuel, según contó a los medios, se habría mantenido de pie durante cinco horas, hasta que fueron encontrados por el Playa Menduíña Dos, para evitar que el agua no superase las rodillas, ya que se encontraba vestido con un pantalón vaquero.

El patrón del barco sostiene otra versión

Sin embargo, esta versión variaría bastante de la ofrecida por el capitán y por su sobrino, Eduardo Rial. Juan Padín sostiene que él se encontraba en el puente de mando cuando se desencadenó el suceso, explicando que durante la maniobra de recogida de redes, el motor del buque se paró y el agua comenzó a entrar en el barco. 

Es por esta diferencia en las declaraciones que la Audiencia Nacional ha abierto una investigación "sobre las posibles responsabilidades penales en el hundimiento" que supuso la muerte de 21 de los 24 marineros, nueve de los cuales fueron rescatados sin vida y el resto continúan desaparecidos.

Si la investigación prospera, se podría enfrentar a un "delito de homicidio por imprudencia por cada uno de los 21 marineros fallecidos o contra los derechos de los trabajadores".

Comunicado de Samuel a la prensa

En un comunicado a la prensa, Samuel no ha querido entrar a "confirmar ni desmentir" dichas informaciones, pero ha indicado que "por el bien de que su testimonio llegue a buen término en sede judicial" no ha hablado con los familiares de las víctimas, "pese a ser él el primero" que quiere hacerlo.

"No quiero que gire sobre mi persona esta tragedia tan grande por respeto a mis compañeros y para que sean las autoridades las que definan las responsabilidades", ha subrayado el marinero de origen ghanés. Por ello, ha pedido "comprensión" a las personas que están esperando a saber su versión.

Ante esto, los familiares de los 21 fallecidos han agradecido a Samuel "su valentía" y que no haya sucumbido "a la mentira". "Ahora queda un proceso judicial por delante", han añadido.

"Personas como él contribuyen a que este mundo sea más justo. Su valentía, a pesar de todas las presiones, es ejemplar", han reivindicado en un mensaje enviado a los medios de comunicación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento