¿Por qué el feminismo se ha dividido este 8-M? Las claves de un conflicto que dejará dos marchas distintas en la calle

Manifestaciones del 8M, en Madrid.
Manifestaciones del 8M, en Madrid.
Henar de Pedro
Manifestaciones del 8M, en Madrid.
HENAR DE PEDRO

Después de un año sin grandes movilizaciones, prohibidas por causa de la pandemia de covid-19, este 8M las feministas españolas salen de nuevo a las calles a manifestarse para clamar por una sociedad igualitaria en derechos y oportunidades y libre de violencia contra las mujeres. 

Sin embargo, y por primera vez en la historia reciente, el movimiento feminista español ha convocado dos marchas, con itinerarios diferentes, en una veintena de capitales. Será la constatación de una fractura en el seno del movimiento fruto de una escisión fraguada en los últimos años debido, principalmente, a debates en torno a la abolición de la prostitución y a la autodeterminación de género que promueve la ley trans.

Esta división que se hace patente con la duplicidad de las marchas ha causado estupefacción, confusión e incluso enfado en muchas mujeres que en los últimos años se han sumado a las protestas unitarias por una sociedad feminista. Pero, ¿quiénes son las convocantes de cada una de las dos marchas? ¿Qué les diferencia sustancialmente? 

Prostitución y Ley Trans

Al menos en Madrid, la aparición de dos bloques dentro de la lucha feminista es visible desde hace alrededor de cinco años. Pero, sobre todo, a partir de 2018, cuando se produjo la explosión de participantes en las marchas, con la primera huelga feminista en España y cientos de miles de mujeres tomando las calles y gritando que la igualdad de oportunidades seguía lejos de haberse conseguido. Desde entonces, tanto en las manifestaciones del 8M como en las del 7N o 25N, contra la violencia machista, se ha podido ver esos dos bloques bien diferenciados, a veces en pugna incluso física por la pancarta principal.

¿Pero cómo y cuándo empieza todo? La Comisión 8M es la organizadora de la marcha del Día de la Mujer en Madrid desde hace cuarenta años. Para prepararla se organiza de manera asamblearia con comisiones temáticas y por barrios. Con fuerza juvenil y renovada, hace cinco años decidió cambiar el tradicional itinerario de la manifestación. Si antes se recorría el eje que va desde Jacinto Benavente hasta la glorieta de Atocha, la Comisión 8M quiso que la lucha feminista tomara las arterias principales de la ciudad, por lo que ahora el feminismo transita por el Paseo del Prado.

Sin embargo, en las asambleas de la organización, primero, y en sus propios foros después, se ha ido gestando la escisión de las llamadas "feministas clásicas", por no encontrar sus postulados respecto a la abolición de la prostitución en los manifiestos de la Comisión 8M y ante la identificación de la organización con los criterios del ministerio de Igualdad de Podemos. Por su defensa de un feminismo plural, interseccional, antirracista y anti lgtbifobia. 

Feminismo ilustrado vs Feminismo festivo

Según informa EFE, este año la Comisión 8M ha comunicado a la Delegación del Gobierno en Madrid que espera a alrededor de 30.000 participantes desde las 19.00 horas en un recorrido limitado por la aparición de la otra marcha, y porque se espera menos poder de convocatoria tras la pandemia, entre Atocha y Colón. Por su parte, las convocantes de la marcha alternativa, que se autodenominan Movimiento Feminista, partirán de la confluencia de Gran Vía con la calle Alcalá hasta Plaza de España, y han trasladado a la Delegación la cifra potecial de participantes de 3.000 mujeres.

Manifestaciones del 8M, en Madrid.
Manifestaciones del 8M, en Madrid.
Henar de Pedro

Sobre los lemas de las pancartas, la Comisión 8M sale a la calle con el de "Derechos para todas, todos los días". Por su parte, la marcha alternativa llevará la pancarta de "El feminismo es abolicionista". Lo cierto, sin embargo, es que en ambas marchas habrá feministas abolicionistas, porque el movimiento lleva años debatiendo sobre cómo terminar con la explotación de las mujeres sin alcanzar unanimidad respecto a qué modelo, el de derechos o punitivo, es el más eficaz.

La otra diferencia principal entre bloques es que las escindidas consideran errático incluir las políticas LGTBI en la lucha feminista. Consideran, por ejemplo, que la futura ley trans con la autodeterminación de género causa el borrado de las mujeres y sus históricas reivindicaciones.

Este lunes, tanto el PSOE como Podemos dijeron que estarían en la marcha principal, la que organiza la Comisión 8M. Mientras tanto, en la manifestación alternativa también hay muchas mujeres cercanas al PSOE. Estas últimas defienden en redes sociales estos días su feminismo ilustrado y un 8M de denuncia, en contraposición a lo que ven como un feminismo más festivo que reivindicativo en la marcha que organiza la Comisión 8M. La comisión, por su parte, lamenta la marcha alternativa y considera que no debe de haber un feminismo exclusivista, sino corrientes unidas en lo fundamental.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento