Sánchez y Podemos escenifican la paz tras una reunión de Díaz con Belarra y Montero

El presidente Pedro Sánchez junto a la ministra de Igualdad, Irene Montero.
El presidente Pedro Sánchez junto a la ministra de Igualdad, Irene Montero.
EFE
Pedro Sánchez e Irene Montero, juntos en un acto por el 8-M.
Europa Press

Podemos intenta reconducir su relación con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, después de varios días de tensión que tuvieron como colofón las declaraciones de la secretaria general morada, Ione Belarra, tachando al PSOE de "partido de la guerra" el domingo. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, conversó ese mismo domingo por la noche con Belarra y con Sánchez para tratar de rebajar el choque de los morados con el presidente, y este lunes por la tarde Díaz se reunió con el núcleo duro de Unidas Podemos -incluyendo a todos los ministros y secretarios de Estado- con el mismo objetivo: zanjar una crisis que llevaba camino de enquistarse.

Sea o no a causa de las gestiones de la vicepresidenta, lo cierto es que este lunes Podemos rebajó en muchos decibelios el tono que había mantenido en los últimos días contra Sánchez. El presidente, por su parte, acudió por sorpresa al acto institucional celebrado en el Ministerio de Igualdad para celebrar la víspera del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, un evento en el que se dejó fotografiar en actitud afectuosa con la ministra de Igualdad, Irene Montero, que quiso agradecer expresamente su presencia "en días muy difíciles" a causa de la guerra.

Con ese gesto, el Gobierno trata de ofrecer una muestra de distensión después de unos días en los reproches de Podemos a Sánchez han sido constantes a raíz de su decisión de enviar armas al ejército de Ucrania para defenderse de la invasión rusa, una postura respaldada por la vicepresidenta Díaz pero criticada por Belarra y Montero. La titular de Igualdad, este lunes, agradeció al presidente que represente "la voluntad del gobierno de que las políticas feministas sean una cuestión de Estado", y durante su discurso no hizo ninguna referencia a la guerra.

Las palabras de Montero suponen un evidente cambio de tono con respecto al domingo, cuando la dirigente aseguró que Podemos es el único partido que apoya "la paz en el momento en el que es difícil hacerlo", una crítica extensiva también a Díaz por haber respaldado el envío de armas. Belarra, por su parte, acusó a Sánchez y a la UE de no estar "haciendo todo lo posible por la diplomacia" y sostuvo que "no hay derecho a que los intereses económicos tras las guerras no dejen trabajar a la diplomacia".

Sanchez defiende el "feminismo" para tener mejores democracias. (EP)

Podemos recula y dice ahora que el PSOE no apuesta por la guerra

La nueva estrategia de distensión se dejó notar ya desde la mañana de este lunes, cuando la portavoz de Podemos, Isa Serra, rectificó las palabras de Belarra del domingo y aseguró que el PSOE no es un "partido de la guerra". "Pedro Sánchez cuenta con nuestro apoyo", señaló igualmente Serra, que descartó tajantemente la opción de romper la coalición. "Son diferencias importantes, pero evidentemente la apuesta que tenemos por el gobierno de coalición es enormemente importante y beneficiosa para nuestro país", zanjó la portavoz, que aseguró que "todos" dentro del Ejecutivo quieren "conseguir la paz para evitar más muertes y sufrimiento".

Fuentes de Podemos aseguran que el partido morado no tiene intención de cambiar su posición contraria al envío de armas. Pero lo cierto es que, este lunes, la formación defendió sus críticas a la posición de Sánchez y su apuesta únicamente por las vías diplomáticas de una manera mucho menos agresiva que en los últimos días, una actitud que había molestado al PSOE y que tampoco había gustado a Díaz, que se ha mantenido en un discreto segundo plano desde que el presidente anunció su decisión.

De hecho, Serra también quiso rebajar el tono con respecto a las discrepancias que mantiene Podemos con la propia Díaz, que sin embargo no estuvo presente en el acto previo al 8-M organizado por Igualdad. "Es fundamental insistir en que estamos de acuerdo con que hay que pararle los pies a Putin y en la apuesta por las vías diplomáticas", se limitó a señalar la portavoz, que admitió que existen "diferencias" pero sostuvo que ambos, Podemos y Díaz, van a "aportar lo mejor para que la guerra se resuelva pronto". Y dejó claro, además, que la vicepresidenta sigue siendo la opción del partido para liderar su lista en las próximas generales. "Yolanda es nuestra candidata y por eso apostamos", zanjó Serra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento