Los expertos ven en la guerra un intento de Putin de "pasar a la historia" y hacer de Ucrania un "Estado teledirigido"

Imagen de una casa después de que las tropas rusas lanzaran una gran operación militar en Ucrania.
Una casa después de que las tropas rusas lanzaran una gran operación militar en Ucrania.
EFE/EPA/SERGEY KOZLOV

Treinta años después del conflicto en Yugoslavia, una nueva guerra asola Europa. Meses después del inicio de las tensiones entre rusos y ucranianos, el sonido de los proyectiles lloviendo en las calles de Kiev ha extinguido por completo la posibilidad de una solución diplomática. En la madrugada de este jueves, y tras un breve discurso de Vladimir Putin arengando a sus tropas, Las Fuerza Armadas rusas cruzaron la frontera con Ucrania.

Las implicaciones de este guerra, que van desde la crisis humanitaria y de refugiados, hasta las repercusiones económicas y geopolíticas, ya se empiezan a notar. Las carreteras de buena parte de Ucrania se han llenado de civiles tratando de huir, y países como Polonia han abierto sus fronteras a la espera de una crisis migratoria que podría no hacerse esperar. Además, las caídas de la bolsas europeas, la subida del gas a nivel mundial y el notable aumento del petróleo son el primer aviso de lo que podría llegar en los próximos días. 

Así fue el discurso de Putin en el que dejó una amenaza a quienes intenten detenerlo.

Rusia empieza la guerra: ¿por qué ahora?

La pregunta ahora es por qué ha ocurrido en este momento y qué gana Rusia con ello, dada la negativa de su población a invadir el país vecino. Tras varias semanas de anuncios fallidos por parte de la administración estadounidense de invasiones que no se producían, el escenario parecía encaminarse a una desescalada de tensiones; en el que Putin habría podido desmontar el dramático relato de la Casa Blanca. 

¿Cuál consideras que es el principal valor europeo que hay que defender?

No obstante, el reconocimiento ruso este martes de las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk dejaban entrever una estrategia diferente, donde la intervención parcial en esos territorios no era descartable; como ocurrió en 2014 con la península de Crimea, que finalmente fue anexionada por Rusia.

Estos escenarios no han sido suficientes para el Gobierno de Putin, que ha decidido realizar una operación militar a gran escala en todo el territorio ucraniano. Según reconoce a 20minutos Ernesto Pascual, Doctor en Relaciones Internacionales de la Universidad Oberta de Catalunya, esto se explica por "la propia personalidad de Putin, de su discurso retórico de la Gran Rusia, su intención de pasar a la historia y devolver al país al centro de la geopolítica mundial, algo que no pasa desde la caída del muro de Berlín".

"Putin quiere un Estado parecido al bielorruso, independiente pero teledirigido desde Moscú"

Sin embargo, esta decisión no solo ha sido recibida con sorpresa por parte de la comunidad internacional, sino que dentro del país la perplejidad se ha hecho notar. Más de 1.200 ciudadanos rusos han sido detenidos este jueves en el marco de las manifestaciones celebradas en varios puntos de Rusia en rechazo de la invasión.

"Siempre se había dicho que era muy difícil la invasión porque el pueblo ruso consideraba a Ucrania como parte de ellos y un bombardeo sería mal entendido por los ciudadanos", afirma Pascual. La situación interna por el momento parece estar controlada, aunque el propio presidente ucraniano ha pedido a los ciudadanos rusos que salgan a las calles a denunciar la invasión.

Para Antonio Alonso, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad San Pablo CEU, "Putin está poniendo sobre la mesa sus cartas, ya que no iba a permitir que Ucrania cayera bajo el influjo de Bruselas o Estados Unidos, sino que quiere un Estado parecido al bielorruso, independiente pero teledirigido desde Moscú".

"Esto nos ha pilado a todos un poco por sorpresa, porque la guerra es el ultimo recurso que queremos ver y aceptar", reconoce Alonso.

¿Qué ocurrirá ahora?

Por el momento, la respuesta de los países occidentales se ha limitado a condenar el ataque y ampliar las sanciones económicas a empresas, bancos y políticos rusos. "Tenemos que ser conscientes de que las sanciones son bidireccionales, tendrán repercusiones en Rusia pero también en el resto del mundo. Además, las sanciones económicas no tienen una repercusión inmediata, a no ser que sea una expulsión del SWIFT", recuerda Ernesto Pascual. Esta opción, puesta sobre la mesa por Reino Unido, el presidente ucraniano y Estados Unidos, excluiría a Rusia del sistema que facilita las transacciones bancarias en todo el mundo, lo que podría asestarle un duro golpe.

Por otro lado, la alternativa de enviar tropas y confrontar a Rusia en el plano militar no parece ser una opción para los aliados de Kiev. Este enfrentamiento significaría una escalada inmensa del conflicto que "nos pondría al borde de una situación de guerra mundial, y los países europeos lo van a evitar de todas la maneras", asegura Pascual.

Para el Doctor en Relaciones Internacionales, "la guerra en si es complicado de saber, pero el desequilibrio geopolítico va para largo y se van a necesitar negociaciones multilaterales en las que no solo esté el eje occidental, sino también China o Turquía. Pretenden una reconfiguración del orden mundial".

Putin busca una región que se sirva de 'colchón' entre su país y la Unión Europea o los países de la Alianza, por lo que la única posibilidad de volver a la mesa de negociación será bajo compromisos explícitos, como prohibir a Ucrania entrar en la OTAN y un reordenamiento completo del espacio de seguridad europeo y ruso. 

"Si se prolonga el conflicto mucho mas tiempo habrá oleadas de refugiados"
El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha anunciado que impondrá la ley marcial en el país ante la decisión del presidente de Rusia, Vladimir Putin, de atacar territorio ucraniano. ¿En qué consiste la Ley Marcial y cómo funciona?.

¿Cómo afectará a los paíse europeos?

Que esta guerra repercutirá negativamente en al resto de Europa no es un secreto. La posibilidad de que Rusia corte o reduzca el suministro de gas se notaría en todo el continente, ya que en torno al 35% del las importaciones de este recurso natural para la producción de energía de Europa provienen del Estado ruso.

Pese a que en España el gas ruso no es tan esencial como en otros países europeos, la relación en el ámbito económico con los Estados de la Unión Europea terminarían por afectar a todos los países del continente. Así mismo, tras varios meses de incertidumbre por la crisis energética derivada de la pandemia, la guerra ha llegado para convertirse en un factor adicional que castigará aún mas los mercados europeos.

"Si esto continúa los precios se pondrán por las nubes. El incremento del coste de la energía se traslada a toda la cesta de la compra, además de cancelación de vuelos y la complicación de los transportes terrestres", expone Antonio Alonso.

Además, la llegada de refugiados será otro factor que asolará el Viejo Continente. "Si se prolonga el conflicto mucho mas tiempo habrá oleadas de refugiados que llegarán a Europa huyendo de la guerra", reconoce el experto. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento